Semana negra en Wall Street

La situación es implacable para los alcistas y cada vez más anormal en muchos aspectos; por lo que apostar por los soportes sigue siendo enfrentarse a un león con un tirachinas

Foto: Un corredor de bolsa trabaja en la Bolsa de Wall Street, en Nueva York
Un corredor de bolsa trabaja en la Bolsa de Wall Street, en Nueva York

Desplome inmisericorde en Nueva York, donde ayer la fuerte apertura inicial de ayer viernes se convertía en la enésima jornada de corrección y rango descomunal. Pese a la prometedora vela desplegada el miércoles, ni confirmada ni anulada pese a lo de ayer, el mercado norteamericano se ha mostrado incapaz de cotizar algunas cuestiones que debieran haber aliviado a los alcistas.

Tribuna 1
Tribuna 1

Con un Standard & Poor´s 500 que alcanzaba exactamente los mínimos de octubre de 2018 a mediados de semana, corrigiendo así el 38,2% del mercado alcista que viene desde marzo de 2009, y encontrando por tanto la que es su base estructural, los mínimos de las últimas sesiones no están siendo generales. La tecnología y algunos sectores empiezan a negar a los bajistas. Los bonos han dejado de presionar como lo hacían aunque ayer volvieron a la carga. Y el VIX, que alcanzaba niveles como no se habían visto desde 2008, conseguía cerrar la semana lejos de los 80 puntos y mostrando una clara divergencia: el último 10 por ciento de caída del Dow Jones Industrial muestra descenso de volatilidad.

Y lo que sí es muy evidente es que el mercado europeo ha alcanzado soportes descomunales rebotando luego con fuerza al alza. El mercado de futuros se quedaba a un 10% de su mínimo pese a cotizar las fuertes pérdidas que mostraban los índices de Nueva York tras el cierre semanal de las bolsas de contado con Wall Street en tierra de nadie.

Tribuna 2
Tribuna 2

En términos de sentimiento inversor, Investors Intelligence publicó el miércoles un dato cercano a cero, nivel que presumiblemente se alcanzará la próxima semana debido a que los datos llegan con retraso y la caída histórica del pasado lunes no está por tanto reflejada. El ratio put/call en media de 10 sesiones ha marcado el nivel más elevado que se haya visto en cualquiera de las correcciones relevantes dentro del mercado alcista que arranca en 2009. Un mercado alcista que no está roto mientras se mantengan importantes mínimos crecientes como los que presenta el S&P500.

Sentimiento
Sentimiento

La situación es implacable para los alcistas, que se desangran, y cada vez más anormal en muchos aspectos; por lo que apostar por los soportes sigue siendo enfrentarse a un león con un tirachinas. Pero es lo que tengo. Es evidente, con el S&P500 en el mínimo previo, que la sucesión de mínimos y máximos ascendentes que define cualquier tendencia no ha sido rota en el más importante índice del mundo. Los bajistas no lo han ganado todo, y el gran líder, la tecnología, sigue muy lejos de dar tal paso pese a que supuestamente era la bomba que todo lo haría estallar según algunos que ahora sacan pecho, tras años de imprudencia, como si todo lo argumentado no tuviera que ver con el resultado, como si no se tratase del enésimo milagro que les mantiene en vida gracias a un terrible virus y a nada más como demuestra el mejor comportamiento relativo del Nasdaq.

Bolságora
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios