Y de repente, nubes negras bursátiles
  1. Mercados
  2. Bolságora
Carlos Doblado

Bolságora

Por

Y de repente, nubes negras bursátiles

Vueltas diarias y semanales que se dejan en subida libre, salvo en el caso del Dax, único de nuestros grandes índices que en todo momento ha mantenido las dudas

placeholder Foto: Palacio de la Bolsa de Madrid. (EFE)
Palacio de la Bolsa de Madrid. (EFE)

Fuertes correcciones en la jornada del viernes, con vueltas en un día poderosas, patrones envolventes, en índices como el Cac francés y el SMI suizo. Pero si ampliamos el foco nos daremos cuenta de que hablamos también de vueltas semanales. También de tipo envolvente.

Vueltas diarias y semanales que se dejan en subida libre, salvo en el caso del Dax, único de nuestros grandes índices que en todo momento ha mantenido las dudas en relación a la ruptura de resistencias ascendentes que los índices han presentado en el corto plazo, y quizá el Cac francés al haberse estirado hasta una zona de resistencias ascendente. Pero una flor, no hace jardín. Hay que reconocer que un techo en estas condiciones es un techo bastante imprevisible… Si olvidamos todos los elementos de sentimiento inversor extremo que presenta el mercado de renta variable norteamericano desde el pasado septiembre/octubre.

placeholder

Ibex 35 y Dax 30 se dejaron un primer soporte, aunque ligeramente. No hablamos de soportes que puedan hablarnos sobre tendencias más allá del muy corto plazo. Dax y sector bancario habrían dado señales de venta en un MACD semanal por primera vez desde septiembre. Entonces, el Dax vivió un fuerte latigazo de una semana.

El mercado norteamericano presenta también unos primeros elementos preocupantes para los alcistas: un patrón envolvente en el S&P 500 y el S&P 100 tras una ligera y poco creíble ruptura de máximos, precios recayendo con la vista puesta en una zona de mínimo previo que un gran índice como el NYSE ya estaría enfilando. O los claros mínimos y máximos descendentes en el Dow Jones de Transportes.

Y sin embargo, hay elementos para la esperanza compradora: la volatilidad, aunque ha roto resistencias de corto plazo en el caso del VIX, no ha subido de forma realmente inquietante. Al menos por ahora es algo que se percibe muy claramente considerando lo que sucediera con esta en el anterior tramo bajista del NYSE. Los bonos norteamericanos habrían roto resistencias en el caso del 30 años, que se mueve más allá del techo de su canal alcista de corto plazo, y habrían reaccionado positivamente tras un test de primer soporte en el caso del 10 años. La tecnología, por su parte, no habría apoyado el retroceso general, señalando a los 13.850 puntos del Nasdaq 100 como soporte clave para que el deterioro de corto plazo se haya hecho general.

placeholder
Venta Dax Renta variable