¡'Penny stocks' o cómo hacerse rico rápidamente!

No asuma riesgos innecesarios y evite este tipo de acciones. El éxito viene de la disciplina y de contar con una estrategia de inversión bien argumentada

Foto: La Bolsa de Madrid. (EFE)
La Bolsa de Madrid. (EFE)

El deseo de obtener un gran beneficio con muy poca inversión es lo que siempre hace que las 'penny stocks' estén de moda. En principio, precios por debajo de los 5 USD suponen que muchos fondos de inversión en Estados Unidos no puedan comprarlas por reglamento y, de ahí que se establezca ese límite para considerarlas como tales. Caídas como las de Citibank hace unos años, muy por debajo de 5 USD, llevo a que la compañía realizase un 'reverse stock split' para colocar el precio por encima de esa zona. Otros inversores consideran que el precio debe ser inferior a 1 o 2 USD para colocarlas dentro de esa categoría. Esas acciones no suelen cotizar en los mayores mercados como la Bolsa de Nueva York, tienen poca liquidez y mucha volatilidad. La idea de que se puede ganar mucho en poco tiempo es, sin embargo, la nota común que llama a los inversores. Recuerde la película 'El lobo de Wall Street' y verá en seguida de lo que hablamos. Y lo cierto es que mucho de lo que se cuenta allí se sigue realizando, de forma legal, en ese mercado. La atracción por el dinero fácil es uno de los mejores señuelos para atraer a los incautos.

En nuestro mercado serían los chicharros los valores que captan la atención de los buscadores del dinero fácil. Si bien es verdad que todos cotizan en el mercado continuo es su bajo precio inferior al euro el máximo atractivo. Son empresas de baja capitalización, por lo general asentadas (no hablamos de nuevas empresas o 'start-ups') y que sufren problemas económicos de diversa magnitud. Algunos analistas las asimilan con los componentes del Ibex Small Caps pero, bajo mi punto de vista, muchas de esas no cumplen lo que sería un chicharro en estado puro.

Este tipo de acciones destacan por subidas espectaculares, en momentos puntuales, que las lleva a multiplicar su precio por varias veces en poco tiempo. Recordará el caso de Codere como uno de los más sonados de los últimos tiempos. La acción pasó de 0,40 a 2,70 en pocas sesiones.

Esas acciones suelen tener un bajo volumen de negociación, pueden estar cayendo durante mucho tiempo o permanecer “dormidas” meses, años o décadas. Pero es la posibilidad de grandes alzas en poco tiempo lo que sigue atrayendo a inversores noveles y no tan nuevos. El último caso a contemplar es el de Sniace. Un valor que, estando suspendido de cotización durante años, al volver al parqué experimentó un alza brutal seguida de una vuelta al origen. Pasó de 0,11 del primer día a 0,28 euros el segundo. Nada mal para quien lo hubiera aprovechado, pero un drama para el que las mantiene cuatro meses después cotizando a 0,14 euros.

Ercros es otro de esos valores clásicos de la bolsa española,que tras permanecer muy estable mucho tiempo en zona de mínimos (0,40 euros) ha pasado a casi 2 euros en poco más de un mes.

Pero claro, los que aún venían “atrapados” de años atrás, tienen un largo camino de sufrimiento antes de recuperar lo invertido. Hace diez años cotizaba a 10 euros.

Otros nombres como Amper, Ezentis, Gam, Deoleo, Urbas…son clásicos de esa lista de valores. Obviamente, con esos valores el “mantener a largo plazo” no ha sido una buena decisión de inversión. Muchos de esos títulos acaban desapareciendo, y es frecuente encontrarse con inversores que están pagando gastos de custodia por títulos que ni siquiera pueden vender.

El tener esa baja capitalización hace que, por ejemplo, sistemas de análisis como el técnico o el fundamental no sirvan para mucho. La especulación y la “manipulación” son los verdaderos motores del movimiento y el comprar activos de este tipo no es aconsejable. Fíjese lo que está sucediendo con Abengoa. Convertido en un chicharro desde hace tiempo, son los rumores y la pura especulación lo que está moviendo el título. Y eso que, cada vez más, la acción no puede superar máximos anteriores al estar tanto papel involucrado en el proceso especulativo. Nada se le ha perdido al inversor en este valor. Ni siquiera ya, la propia manipulación de las manos fuertes puede con la cantidad de papel pillado. Las alzas se corrigen rápidamente pues alguien más listo aprovecha para salir cuando muchos piensan que la empresa, al fin, se libra de todos sus males.

Desgraciadamente, el hacerse rico rápidamente no es muy habitual en esto de la bolsa. Lo contrario, curiosamente, sí que lo es y son muchos los casos de inversores atrapados en este tipo de acciones. Compraron buscando un rápido beneficio y permanecen invertidos en la esperanza de una recuperación próxima. No asuma riesgos innecesarios y evite este tipo de acciones. El éxito viene de la disciplina y de contar con una estrategia de inversión bien argumentada. Deje que sean otros lo que se hagan millonarios especulando y asista solo a sus historias. No tienen desperdicio.

De Vuelta
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios