Invertir en 'cash' ya parece no ser tan estúpido

Lo que parecía ser una estupidez, aquello de mantener liquidez en cartera, gana cada vez más sentido en las fechas actuales

Foto: Efectivo de libras esterlinas. (Reuters)
Efectivo de libras esterlinas. (Reuters)

Decía Ray Dalio, el fundador del mayor 'hedge fund' del mundo (con más de 150.000 millones de USD bajo gestión) en enero de 2018, que tener 'cash' en cartera era de estúpidos. Aseguraba entonces que, pese a encontrarnos en la última fase del ciclo económico, los mercados iban a experimentar un nuevo tramo alcista gracias a los estímulos fiscales y al exceso de liquidez que aún inundaba los mercados. Por ese motivo, aquel que no se expusiera a riesgo iba a obtener malos resultados y se perdería ese extra de rentabilidad casi gratuito.

Apenas cinco meses después, y en una carta a sus inversores, el fondo anunciaba que era ahora pesimista con respecto a la evolución de la mayoría de activos financieros, y que el drenaje de liquidez que la Fed estaba llevando a cabo les invitaba a tomar posiciones bajistas de cara a 2019. La visión de unos mercados liderando la marcha de la economía, supone un peligro inminente para sus inversores, decía. Curiosamente, otros gurús como George Soros han incrementado a máximos de los últimos años sus posiciones bajistas en el S&P 500.

Lo cierto es que el diferencial de rentabilidad entre los índices norteamericanos y todos los demás nunca antes había alcanzado tal magnitud y, por ejemplo, factores como la salida de flujos globales (tanto en acciones como en bonos) que estamos viviendo en Europa, con destino parcial a Estados Unidos, no hacen sino alimentar ese excesivo optimismo en una clara muestra de la típica complacencia clásica de fin de ciclo.

Y lo que parecía ser una estupidez, aquello de mantener liquidez en cartera que mencionaba al principio, gana cada vez más sentido en las fechas actuales, recuperando incluso su posición como activo invertible en toda asignación de recursos seria. A día de hoy, los 'treasury' a 30 días pagan un 2,05%, si vamos a tres meses, la rentabilidad es del 2,17%, y en plazos mayores de 12 y 24 meses, se está pagando un 2,58% y un 2,81% respectivamente. Si lo comparamos contra el dividendo del S&P 500, resulta que esa rentabilidad está ahora muy por debajo, en la zona del 1,7%.

Si, como dice Dalio, la Fed endurece más de lo esperado por el mercado la política monetaria, se generarán problemas de liquidez de negativas implicaciones en esa parte final del ciclo económico. Todo ello sin mencionar el impacto en emergentes y en las divisas. Ahora mismo, descontada el alza de tipos en septiembre, la probabilidad de tener a finales de año un nuevo ajuste que sitúe los tipos en el 2,25-2,5% es del 82%.

El aplanamiento famoso de la curva estaría, según estos datos, listo para diciembre. Y pese a lo que nos quieren contar de que esta vez será diferente, lo cierto es que históricamente ese indicador ha servido para constatar la entrada en recesión de la economía no muchos meses después. El bono a 10 años ha vuelto a los máximos vistos en mayo en niveles del 3,09%, y el diferencial contra el dos años está ahora en 21 puntos básicos.

Así las cosas, y siendo muy consciente del 'momentum' muy positivo todavía de las bolsas norteamericanas, en máximos históricos en todos sus índices principales, no hay que dejar de observar cómo el 'cash' y su consideración como activo, donde poder asignar recursos en la confección de una cartera en dólares, empiezan a tomar cierta relevancia. El debate abierto sobre qué nivel de tipos supondría entrar en zona de peligro (en la cual se venderían acciones para comprar bonos) no está claramente definido, pero ciertamente nos vamos aproximando a él. Al final, se trata de tener presentes todos los factores generadores de riesgos para, aplicando la mayor disciplina posible, actuar en consecuencia. Mantener 'cash' desde estos momentos no es ya ninguna estupidez.

De Vuelta

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios