Regla en Wall Street: evitar a las mujeres a toda costa

Varios ejecutivos varones sénior del sector financiero reconocieron estar preocupados por posibles falsas denuncias sobre agresiones sexuales

Foto: Una protesta del movimiento #MeToo durante una marcha contra el acoso en Tokio. (Reuters)
Una protesta del movimiento #MeToo durante una marcha contra el acoso en Tokio. (Reuters)

No más comidas con compañeras de trabajo. A la hora de realizar viajes laborales, nada de sentarse junto a ellas en el avión, y las reservas para pernoctar en hoteles deben ser en pisos distintos del edificio. Evitar reuniones donde se esté solo frente a una compañera. Y a la hora de contratar a una mujer, que cada uno evalúe los riesgos implícitos.

Ni el titular de hoy ni las frases anteriores son creación propia. Ni mucho menos. Lo publicaba Bloomberg la semana pasada, poniendo sobre la mesa uno de los efectos colaterales negativos del movimiento #MeToo que, al parecer, se está dando en Wall Street. Por lo visto, y en línea con lo comentado hace un tiempo por el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, con respecto a que no realizaba comida o cena alguna con otra mujer que no fuera con la que se casó, la idea está calando y tomando tintes kafkianos entre aquella comunidad, predominantemente masculina.

Parece que, tras poco más de un año desde que se revitalizara en Hollywood el movimiento #MeToo (iniciado posiblemente por la feminista Tarana Burke hace una década), y como demuestran estudios como el de la Fawcett Society, se están empezando ya a ver ciertos avances sociales en lo que a la denuncia del acoso y agresión sexual se refiere. Según aquel, el 58% de los jóvenes varones denunciaría todo tipo de agresiones sexuales, y un 53% de todos los casos estudiados confiesa que su grado de rechazo de esos tipos de comportamientos ha subido significativamente. Sin embargo, y entre una serie de puntos negativos encontrados, se pone de manifiesto que algunos hombres evitan toda relación con mujeres. En este sentido, varios ejecutivos varones sénior del sector financiero reconocieron estar preocupados por posibles falsas denuncias sobre agresiones sexuales. Y son muchos los casos en que hombres declinan llevar a cabo reuniones con mujeres a solas, sin contar con supervisión. Y esto puede poner en peligro la carrera de muchas mujeres en el ámbito bursátil referido por Bloomberg.

En un entorno donde el 85% de los ejecutivos financieros y el 74% de los directores sénior son hombres, el movimiento #MeToo podría estar provocando que estos no quieran interactuar (ni llevar a cabo 'mentoring', por ejemplo) con sus compañeras mujeres, poniendo en peligro sus carreras en ciertas circunstancias. Este mismo comportamiento se da en otros sectores, donde otros estudios muestran cómo la mitad de los varones manifiesta que es mucho más complicado ahora relacionarse con mujeres en el trabajo.

Según este mismo estudio del PEW, se ve cómo los hombres consultados admiten estar más preocupados ahora por ser despedidos ante denuncias de acoso sexual en el trabajo, y las mujeres, por no ser creídas. Además, esos varones piensan que el despido puede darse sin llegar a demostrarse totalmente dichas acusaciones.

Así mismo, los datos publicados en octubre de 2018 por la EEOC norteamericana muestran un incremento del 12% anual en el número de quejas por acoso sexual ante esa entidad, alzas no vistas en una década. El número de litigios alzados por abogados de la EEOC aumentó un 50% respecto al año anterior y las visitas a la página web de la mencionada entidad se doblaron en el periodo anual comentado.

Así las cosas y mientras algunos alertan de que, en caso de continuar con ese tipo de comportamientos, se pueda pasar a un delito de discriminación por razones de sexo, parece obvio que el objetivo del #MeToo no era, ni mucho menos, provocar esas situaciones vistas en Wall Street. El respeto y la profesionalidad deberían dominar las relaciones profesionales entre colegas, y más en un entorno como el bursátil donde, por cierto, las mujeres, pese a invertir mucho menos que los hombres, han demostrado obtener mejores resultados a largo plazo.

De Vuelta
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios