China: Foxconn y la recolocación de fábricas. ¿Llega la segunda revolución productiva? (Parte I)

El gigante chino, la mayor fábrica del planeta tierra, parece reinventarse. Tras los aumentos de costes en los últimos años, que ha provocado que mucha producción

Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    El gigante chino, la mayor fábrica del planeta tierra, parece reinventarse. Tras los aumentos de costes en los últimos años, que ha provocado que mucha producción china se esté desplazando a otros países asiáticos con menores costes como Bangladesh, Vietnam o Filipinas, una nueva tendencia productiva que podría haberse iniciado en China en 2009 y 2010.

    Un ejemplo claro es la enorme contribución del ayuntamiento de la ciudad de Zhengzhou, en la región central de Henan, para conseguir encontrar a 100.000 trabajadores para Foxconn, el fabricante asiático de todos los iPhones e iPads vendidos por Apple en el mundo. Zhengzhou, ciudad de 8 millones de habitantes, ya cuenta con una fábrica de Foxconn con 100.000 empleados.

    La fábrica más famosa de Foxconn está situada en Shenzhen, al lado de Guanzhou (Cantón) y a muy poco kilómetros de Hong Kong, la salida natural de los productos chinos al mundo. Esta fábrica, que más bien es como una ciudad entera, tiene 470.000 empleados que producen todos los componentes de Apple, pero que también trabaja para Dell y para Sony. La combinación de una baja remuneración junto con la fuerte presión productiva de la empresa a sus trabajadores, provocó al menos 18 muertes por suicidio, la mayoría lanzándose al vacío de pisos superiores. Los trabajadores chinos de Foxconn, filial del grupo taiwanés Hon Hai Precision Industry, viven al lado de la propia fábrica.

    En el primer reportaje concedido por la empresa taiwanesa en la revista BusinessWeek, para mejorar su imagen internacional, su presidente Terry Gou, taiwanés de nacionalidad pero de origen chino, cuyo padre luchó en la guerra civil china y tuvo que irse a Taiwan, dejó entrar a los periodistas en la fábrica de Foxconn y aceptó una entrevista. Después del quinto suicidio, tal y como reconoce el presidente del grupo chino, se empezaron  tomar medidas, algunas de ellas bastante estúpidas como instalar redes en todos los edificios y fábricas de Foxconn para evitar que más empleados se lanzaran por la ventana. Otras medidas fueron más efectivas y finalmente mejoraron algo las condiciones laborales de sus empleados. Se aumentaron los sueldos en la fábrica de Shenzhen un 30% hasta 1.200 renminbies, el equivalente a unos $176 al mes a mediados de 2010 y una promesa de más aumentos hacia finales del año.

    Esta subida salarial de la fábrica de Foxconn en Shenzhen provocó el aumento de sueldos en toda china, al ser esta fábrica, la más conocida e importante del gigante asiático. Esta oleada de subidas salariales en toda China se le conoce como el “efecto Foxconn”.

    Foxconn tenía el año 2010, 920.000 empleados en China y más de 1 millón contando algunas fábricas en México, Rusia o Europa del este y creo que en Irlanda. Actualmente ya paga 1,2 millones de nóminas.

    Foxconn decidió entonces crear más fabricas en el interior de China, que aunque no tan bien situadas como la de Shenzhen, evitaban la enorme emigración china del zonas del interior a las zonas costeras, donde están la mayoría de fábricas que exportan al resto del mundo.

    Foxconn es el mayor exportador chino, y su presidente y fundador, el taiwanés Terry Gou (se pronuncia “Gwo”) es el hombre más rico de Taiwán ($5.900 millones según Forbes), básicamente por la propiedad del 12% de las acciones en su empresa que cotiza en la bolsa de Taipei.

    Según Chang Tien-wen, autor del libro en 2005 “The Tiger and The Fox: Terry Gou's Global Competitive Strategy”, Steve Jobs no hubiera tenido tanto éxito de no ser por Terry Gou y su implementación de fabricación a gran escala de productos con costes mínimos. No sé si Chang exagera, lo que sí es seguro que los enormes beneficios de Apple no existirían de no haber conseguido fabricar los mejores productos tecnológicos del mundo, de forma tan flexible y con unos costes tan bajos.

    Foxconn abrió fábrica este mes de agosto en Zhengzhou con ya unos 100.000 trabajadores, el alcalde de la ciudad china ha prometido ayudar a Foxconn a conseguir otros 100.000 trabajadores para aumentar la plantilla del fabricante de Apple en China. Zhengzhou está situado en la llamada Zona Central y situada entre Shanghai y Pekín.

    Según el visionario teniente teniente de alcalde de Zhengzhou, Xue Yunwei, “En los últimos 30 años, China ha creado un milagro económico atrayendo inversiones millonarias en las ciudades y regiones de la costa marítima.” Xue dijo que “la historia para las próximas décadas serian las historias en la China interior”.

    El Abrazo del Koala
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    37 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios