Cómo se realizan los fraudes contables en las empresas chinas

Caterpillar una de las 30 empresas del índice Dow Jones, el índice mas selecto de las bolsas mundiales, con un valor en bolsa de 63.000 millones

Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    Caterpillar una de las 30 empresas del índice Dow Jones, el índice mas selecto de las bolsas mundiales, con un valor en bolsa de 63.000 millones de dólares, comunicó por sorpresa el pasado día 19 de enero que realizaba una dotación por pérdidas de 580 millones de dólares por una adquisición de una empresa china.

    Lo más sorprendente es que la compra de ERA Mining Machinery Ltd y su filial Siwei, empresa especializada en maquinaria para compañías mineras y cotizada en la bolsa de Hong Kong, se realizó en verano de 2002, y Caterpillar pagó 653,4 millones. Por tanto, la compañía norteamericana reconoce que  su adquisición apenas vale un 10% de lo pagado 6 meses atrás. Esta empresa china de Zhengzhou contaba con 4.000 empleados y antes de su venta a Caterpillar, a principios de 2012, el ex-embajador norteamericano en China, Jon Hutsman, entro en el consejo de administración.

    El comunicado oficial de Caterpillar no tiene desperdicio:

    “Caterpillar Inc ha descubierto una mala conducta deliberada y coordinada de varios años en la contabilidad". Según la compañía, “varios directivos de alto nivel de la empresa china están implicados, desde varios años antes de la compra por parte de Caterpillar”

    Caterpillar encontró discrepancias en noviembre entre el inventario en libros  y de su inventario físico real. La compañía también dijo que había reemplazado a varios gerentes de alto nivel chinos, y agregó que su conducta era "ofensiva y completamente inaceptable”.

    Citigroup y la firma de abogados Freshfields Bruckhaus Deringer LLP fueron los asesores financieros y legales de Caterpillar en la operación. Blackstone y DLA Piper actuaron como asesores financieros y legales de la compañía china ERA.

    Si en una operación con estas características realizada por una gran multinacional como Caterpillar, han sido completamente engañados, podemos imaginarnos el grado de complejidad para detectar fraudes en compañías o inversores mas pequeños.

    Paul Gillis, un profesor de la Peking University's Guanghua School of Management, y con experiencia internacional en la auditoria Price Waterhouse (PwC), en una reciente entrevista muy interesante, detalla algunos de los tipos de fraudes y engaños más comunes que realizan las empresa chinas.

    Paul Gillis declara que en el caso de Caterpillar, la empresa china, además de no coincidir el inventario en maquinaria con la contabilidad, asignó los costos de forma incorrecta, incrementando los beneficios contables exageradamente

    Según Paul Gillis, lo mas grave en este caso es la contabilización de ventas anticipadas que en realidad luego acaban no produciéndose, lo que según Gillis es un fraude muy corriente en empresas chinas. En las normas contables occidentales, para contabilizar una venta anticipada debe existir un documento firmado, que el cliente no tenga el derecho de cancelarlo, pero en China los negocios se realizan por relaciones mas personales, los contratos son menos importantes que un apretón de manos.

    Ante la pregunta de si Caterpillar no comprobó los inventarios de la empresa china, Gillis responde que la compañía USA contrató a dos de las mayores auditoras del mundo, Ernst & Young y Deloitte Touche Tohmatsu, lo que no suele ser habitual, pero cada due diligence es a medida con lo que no sabemos si fue error de las dos auditoras o bien fue la compañía que no les exigió un análisis profundo

    Otro aviso era que la compañía china provenía de una fusión inversa, que es donde se han producido los grandes fraudes en empresas chinas en la bolsa USA, pero esta vez es el primero en la bolsa de Hong Kong. En estados Unidos ya se han prohibido, pero no en Asia, con lo que una empresa opaba a una cotizada sin apenas volumen ni capitalización, y fusionaba con su empresa que automáticamente ya cotizaba en la bolsa USA con muchos menos controles que en la realización de una salida a bolsa clásica (OPV o IPO en inglés).

    Ante la pregunta de si habrá cargos criminales contra alguien de la compañía china, Gillis responde que no ha visto en China ninguna acusación penal contra un fraude contable. El gobierno chino no parece tener en cuenta los fraudes contables como delitos en China.

    Ante la pregunta de los fraudes mas repetidos, Gillis responde que son el reconocimiento de ingresos o ventas que en realidad nunca se acaban produciendo. Es el caso más habitual y también ha ocurrido en el caso Caterpillar-ERA. Esta es la trama seguida para que nadie lo detecto:

    Cuando se registra una venta, debes contabilizarlo también en alguna parte del activo. Si lo contabilizases en cuentas pendientes de cobro, el auditor puede hacer preguntas incomodas, por lo que se contabiliza como caja, es decir como cash en el banco y consiguen que el banco mienta a los auditores. Por ejemplo, una empresa china el año pasado se inventó-creó una pagina Web para simular sus cuentas bancarias pero descubrieron al hacer clic en botones de la Web, que no respondía.

    Otro ejemplo son los depósitos con fabricantes. Cuando das una orden de fabricación a un proveedor, este te pide un deposito por adelantado para garantizar el pedido. Este practica en China es un coladero incontrolable. Según Gillis, en 2012, algunos auditores han dimitido al serles imposible verificar estos importes.

    Un tercer caso habitual es el uso de estructuras con Entidades conocidas como de Interés Variable (VIE), que han sido muy propensas al fraude contable (de una manera similar como las fusiones inversas).

    Paul Gillis relata como en algunos de los fraudes, la compañía china crea sociedades externas a quien suministra cash, que luego firman contratos o pedidos que suponen ventas artificiales alta para la primera, quitando del perímetro de análisis la parte clave del fraude.

    En otro interesante artículo, Paul Gillis nos describe las tres motivaciones o causas que llevan a cometer fraude en China, llamado el triangulo del fraude: presión, oportunidad y racionalización.

    Recientemente la empresa tecnológica China Public Procurement anunció un megacontrato de 48.000 millones de dólares con una filial de la empresa publica China Railwail Construction Materials Group. La enorme envergadura del contrato y las dudas generadas en un periodico chino obligaron a la bolsa de Hong Kong a solicitar información sobre la operación al consejo de administración de la compañía china, que encomendó el trabajo a PwC y resultó que dicha filial no existia como empresa.

    Caballeros, bienvenidos al maravilloso mundo de las inversiones en China.

    Este post es una continuación de los escritos en 2011: “Como invertir en China y no arruinarse en el intento”, parte I y parte II.

    Ya comenté hace años que China estaba matando su “gallina de los huevos de oro”. En mi opinión en unos años las inversiones internacionales en China irán cayendo año tras año. Cuando tratas de engañar a tus clientes acabas perdiéndolos.
    El Abrazo del Koala
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    117 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios