El gráfico que nos explica por qué el euro se deprecia
  1. Mercados
  2. El Abrazo del Koala
Marc Garrigasait

El Abrazo del Koala

Por

El gráfico que nos explica por qué el euro se deprecia

El mercado cotiza que dentro de 3 años los tipos de interés básicos de la Fed y del BOE se situaran en un +2,5%, por apenas un +0,5% en el Viejo Continente

placeholder Foto:

En los últimos años, los cinco principales bancos centrales del planeta han estado aplicando las políticas monetarias más agresivas de su historia.En los últimos 25 años, los ciclos económicos en Estados Unidos, Inglaterra, Europa, Japón y China no han coincidido con las dinámicas y actuaciones monetarias.

A partir de la crisis que explota en 2008, y especialmente desde 2009, estas cinco entidades están realizando el mayor experimento de la historia económica del último siglo. La competición por imprimir billetes en Occidente y de otorgar nuevos préstamos bancarios –y no bancarios (shadow banking) en China– continúa sin descanso.

En este entorno, las cotizaciones de las principales divisas han tenido realmente poca volatilidad, si tenemos en cuenta la sufrida en los mercados de renta fija y variable.

En los últimos años, el Banco Central Europeo (BCE) ha sido el único conservador. Tras la masiva inyección de los LTROs en verano de 2012, y a medida que los bancos retornaban pausadamente parte del trillón de euros, Draghi los retiraba del mercado. Desde aquel verano, la Reserva Federal (Fed) ha inyectado 1,5 trillones de dólares y el BCE ha retirado cerca de 1 trillón de euros, lo que explica la apreciación del euro y la caída del dólar hasta mayo de 2014.

Escribí este posten abril de 2013 con el euro/dólar en los 1,30. Un año más tarde, en mayo de 2014, el cruceprácticamente alcanzo los 1,40 tras doce meses de apreciación en la divisa europea.

La evolución de los balances de la Fed y del BCE es el nuevo indicador clave para seguir el mercado de divisas. Como la Fed no paraba de inyectar dólares al mercado y el BCE retiraba euros, era de esperar que el dólar se depreciase y el euro se fortaleciese. ¡Cómo no iba a depreciarse el dólar si lleva cinco años con tipos de interés reales negativos!

Pero la situación ha cambiado a partir de mayo 2014 con el anuncio del BCE. El organismo pretende hacer nuevas inyecciones a los bancos y apostar por tipos de interés negativos para desincentivar el mantener el dinero parado.

Este anuncio no ha cambiado aún nada los balances del organismo, ya que empezará a aplicarse después de verano, pero el mercado ya ha comenzado a descontar este cambio de actitud. La Fed está empezando a decelerar sus inyecciones y a insinuar que en algún momento aplicará una subida de tipos de interés. También el Banco de Inglaterra, que está a un paso por delante en el ciclo que los Estados Unidos, habla repetidamente de subidas de tipos de interés.

Vamos a empezar una nueva fase global con políticas monetarias que pueden llegar a ser divergentes, lo que repercutirá en una mayor volatilidad en el mercado de divisas. Esto explica el fuerte movimiento de la cotización del euro/dólar, que ha pasado de casi los 1,40 en marzo y mayo de este año, a los 1,31 actuales.

La caída en picado de lainflación en el Viejo Continentey la reciente debilidad económica europea apuntan a que la tendencia a la baja del euro continuará más tiempo. Cuantos más datos económicos se publican, más débil es el crecimiento europeo y más países están entrando en recesión, como Italia o casi como Finlandia o Alemania; o frenando su recuperación, como Francia. Sólo en Irlanda y en parte España demuestran un crecimiento minúsculo tras sus grandes caídas.

La clave del euro/dólar son los dos siguientes gráficos, especialmente el de los tipos de interés que el mercado descuenta este martes dentro de 1, 2, 3, 4 y 5 años. El mercado descuenta que dentro de 3 años los tipos de interés básicos de la Fed y del BOE se situarán en un +2,5%, por apenas un +0,5% en Europa. Este cambio de perspectivas es el que está presionando la subida del dólar y la depreciación del euro. Esta tendencia, dejando de lado el ruido a corto que puede generar Draghi este jueves, probablemente continuará en los próximos trimestres.

Asimismo, adjunto el gráfico del indicador del que habló Draghi como “muy relevante para el BCE” en el reciente encuentro en Jackson Hole este agosto. Las expectativas de inflación a cinco años dentro de otros cinco (es decir a diez años) han caído por debajo del 2%, cifra muy inferior a la de los Estados Unidos y Inglaterra. En Italia, por ejemplo, la inflación ya es del -0,2%, la menor desde 1959, y en España tenemos inflación negativa del -0,5%, con lo que cada vez la situación económica en Europa se parece cada vez más a la de Japón.