¿Qué les está pasando a los mejores 'hedge funds'?

Básicamente, un 'hedge fund' se diferencia en que puede apalancarse con el dinero de sus inversores (un fondo de inversión no) y, además, puede utilizar instrumentos o activos no cotizados a medida

Foto: George Soros. (Reuters)
George Soros. (Reuters)

Probablemente, los gestores de inversiones del mundo gestionan 'hedge funds', un tipo de fondo de inversión que se sitúa en paraísos fiscales, no para defraudar al fisco sino para evitar las fuertes regulaciones existentes en todos los países occidentales que limitan la operativa. Un fondo de inversión, sicav o fondo de pensiones típico en cualquier país europeo o norteamericano que tiene muchas restricciones, de hecho cada vez mayores. Básicamente, un 'hedge fund' se diferencia en que puede apalancarse con el dinero de sus inversores (un fondo de inversión no) y, además, puede utilizar instrumentos o activos no cotizados (los llamados O.T.C.) a medida, y que por tanto tienen menos liquidez. Esta falta de control regulatorio les permite ser más flexibles aunque no te asegura que aciertes más en tus inversiones.

El mejor gestor de la historia en la industria de los 'hedge funds', y probablemente de los mercados financieros, es George Soros. Y no es una opinión subjetiva, que también lo sería, ya que ser capaz de enfrentarte a un Banco Central como el inglés y derrotarlo es único. Objetivamente, George Soros ha hecho ganar 42.000 millones a sus inversores (el incluido) desde 1973 hasta 2014. Solo se le acerca Ray Dalio en segundo lugar y luego un grupo de cuatro, John Paulson, a pesar de muchos años de mal rendimiento tras su gran ganancia en 2008, Seth Klarman de Baupost, David Tepper de Appaloosa Fund y Steve Mandel con Lone Pine, con la mitad de ganancias que Soros. Alana Howard, el británico y primer gestor europeo, bajó del octavo al decimosegundo puesto por sus perdidas en 2014, el primero en su historia. Bill Ackman entró por primera vez en 2014 en el 'ranking' de los 'top 20', gracias a su excelente rentabilidad en 2014, del +33%. Quién sabe si le ha perjudicado entrar en este 'ranking', ya que una excesiva concentración en una sola posición en 2015 (Valeant Pharmaceutical) ha hundido su rendimiento, y ha pasado de rendir un +15% antes de verano a un -15% actual.

De hecho, la industria de los 'hedge funds', que en los años noventa obtenía claramente mejor rentabilidad con menor riesgo que los índices o que los fondos tradicionales, ha perdido gran parte de sus ventajas competitivas. En mi opinión, sigue habiendo los mejores gestores del mundo, pero se han añadido al sector muchos nuevos gestores que han aplanado mucho la curva de rendimientos. La tasa de mortalidad ha aumentado muchísimo en los últimos años. De hecho, son proyectos parecidos al lanzamiento de una 'start-up', si no tienen éxito en los primeros tres años, suelen cerrar y devolver el dinero a sus inversiones con las ganancias o pérdidas acumuladas.

En mi opinión, la gran ventaja de ser pocos 'hedge funds' en los años ochenta y noventa les permitía aprovechar ineficiencias, realizar arbitrajes con instrumentos O.T.C. que el resto de la industria de fondos no podía utilizar. Por ejemplo, en arbitrajes de convertibles o de fusiones y adquisiciones, eran pocos los que las realizaban.

El enorme aumento de patrimonio en la industria les ha convertido en productos financieros mucho mas correlacionados con los índices

Además, el enorme aumento de patrimonio en la industria los ha convertido en productos financieros mucho mas correlacionados con los índices y especialmente con la bolsa, con lo que cada vez se diferencian menos de los fondos tradicionales.

Otra elemento clave en el sector proviene de que los gestores estrella tienen sus fondos cerrados a nuevos inversores, especialmente aquellos en que sus estrategias de inversión no pueden asumir cifras ilimitadas de inversión.

Lo más sorprendente es que en estos últimos años los resultados de los 'hedge funds' más famosos están siendo flojos en ciertos casos o, incluso, malos en otros gestores estrella. Casi nadie se ha salvado.

De hecho, según HFR, en el tercer cuarto de 2015 han sufrido un descenso de sus activos en 95.000 millones de dólares, hasta los 2,87 trillones anglosajones. Es el mayor descenso en el sector desde el colapso de Lehman Brothers en 2008. Probablemente en el cuarto trimestre volveremos a ver reembolsos netos, y más teniendo en cuenta que cuando solicitas reembolsos debes esperarte entre un mes y seis meses a que se realice.

Según la consultora Point72 Asset Management, el alfa o rentabilidad ajustada a riesgo en relación al 'índice benchmark' ha descendido a la mitad en relación al obtenido por los 'hedge funds' en las dos últimas décadas.

Vamos a ver algunos casos de malos resultados entre los mejores. Yo distinguiría entre dos categorías:

1. Gestores con 'hedge funds' entre los mejores de la historia que llevan varios años con unos rendimientos flojos. Por ejemplo, Ray Dalio de Bridgewater, el mayor del mundo por volumen con unos 81.000 millones de dólares a finales de 2014. Pueden buscar en internet entrevistas en los últimos cinco años y verán cómo su visión de los mercados ha sido muy errática, no gustándole nada las políticas de los bancos centrales. De ahí que su rendimiento ha sido muy bajo. En 2014 ha ganado apenas un +3%, y este año hasta septiembre perdía un -6%. Otro peor es John Paulson, el tercer mejor en el 'ranking' histórico. Tras predecir la crisis 'subprime' y obtener en 2008 más del 200% gracias a sus posiciones a la baja, mediante instrumentos O.T.C. sobre bonos 'subprime', lleva desde entonces muchos años con pérdidas. Perdió más del 10% en 2014 y en 2015 mantiene en cartera Valeant Pharmaceutical, lo que esta perjudicando su rentabilidad.

2. Gestores con rentabilidad muy alta en los últimos años pero que en verano de 2015 han sufrido enormes pérdidas. A la cabeza, sin duda, están Bill Ackman y David Einhorn, con un rendimiento muy bajo. Bill Ackman mantenía cerca del 30% de toda su cartera en una sola acción, la farmacéutica Valeant Pharma. Su 'hedge fund', Pershing Square, se benefició por que la cotización de la farmacéutica de moda se multiplicó por cuatro en los últimos cinco años. Hasta este verano. Tras alcanzar los 260 dólares por acción, se ha desplomado hasta los 81. La empresa ha recibido denuncias por mala contabilidad, y especialmente por comprar farmacéuticas para luego subir los precios de los fármacos a niveles altísimos. Valeant pierde un 40% en el año y más del 70% desde sus máximos. David Einhorn, para mí el que será uno de los mejores, si es que ya no lo es, tras diversos años muy buenos, ha sufrido en prácticamente todas sus posiciones compradas en 2015. A pesar de acertar con sus posiciones bajistas en empresas de 'fracking', sus pérdidas elevadas en Sunedison, en Consol Energy o en Micron Technology son de más del 50% este año. Su 'hedge fund' perdía recientemente un 17% en 2015, cifra muy poco habitual en Einhorn.

Otros gestores se han visto perjudicados por el desplome de Valeant Pharma. Según Thomson Reuters Data, la casa de inversiones Ruane, Cunniff & Goldfarb mantiene nada menos que el 9,9% de las acciones de la farmacéutica, suponiendo algo más del 30% de su cartera.

Jana Partners, con Valeant entre sus 20 mayores posiciones, acertó en vender con pérdidas cuando Hillary Clinton escribió un tuit denunciando las prácticas de algunas de las compañías farmacéuticas norteamericanas. Con esta pérdida, sus pérdidas en 2015 eran del 4,1%.

Larry Robins, un gestor con mucha concentración en el sector de la sanidad y con altos rendimientos estos últimos años, perdía un 20% en 2015.

Por último, Kyle Bass, de Hayman Capital, que se hizo famoso como John Paulson en 2008 por predecir la crisis 'subprime', lleva desde entonces una rentabilidad anualizada del 1,56%. Tras perder un 1,4% en 2014, ha sufrido una salida del 25% de sus inversores.

Brevan Howard, el británico en el 'top 20' mundial, acaba de anunciar que despide a 50 trabajadores. El 'hedge fund' británico liderado por Alan Howard perdió dinero por primera vez en 2014. Este año está sufriendo unas ligeras pérdidas y ha sufrido reembolsos de sus inversores.

Dan Loeb, de Third Point LLC, otro de los gestores estrella, llevaba un -4,5% a septiembre, bastante similar al rendimiento de la bolsa norteamericana hasta ese momento.

Si tenemos en cuenta su histórico, no recuerdo ver tan malos resultados desde lo que ocurrió en 1998, cuando la quiebra de Rusia provocó pérdidas en cadena en la mayoría de fondos y 'hedge funds'.

No solo en el sector de 'hedge funds', algunos de los gestores mas prestigiosos del sector de fondos de inversión están sufriendo estos años. Se ha sabido hace muy poco que George Soros ha retirado 500 millones de dólares del fondo de Bill Gross en Janus Funds. La noticia es muy relevante, ya que Soros le confió su patrimonio hace menos de dos años tras irse Bill Gross de Pimco. No creo que sea casual que coincida, no solo con el mal comportamiento del fondo en 2015 sino con la denuncia de Bill Gross a su antigua casa, lo que quizás no ha gustado a Soros.

¿Cuáles son los motivos?

Es imposible razonarlo con un solo argumento, pero en mi opinión, en la mayoría de casos las actuaciones artificiales de los bancos centrales están alterando los principios básicos y el precio lógico de los activos. Esto se traduce en que, aplicando los principios que históricamente han funcionado, podrían no hacerlo estos años. Me refiero a valoraciones de las empresas en bolsa o, por ejemplo, a la reacción de los mercados ante acontecimientos determinados. Cuando los bancos centrales inyectan dinero continuamente y sitúan los tipos de interés en el 0% de forma coordinada, llegamos a un escenario que nunca se había producido en la historia financiera del último siglo.

Por tanto, todas las técnicas, estrategias y análisis de muchos gestores podrían haber dejado de funcionar con la excelencia con que lo hacían antiguamente.

¿Y qué pasa en relación a los que han acertado este año hasta verano pero luego han fallado, como Bill Ackman? Seguramente se trata de un tema de 'ego'. Concentrar casi el 30% en una sola empresa que ha multiplicado por cinco su cotización y que se basa en continuas adquisiciones de competidores con deuda no creo que sea positivo para sus inversores. Es cierto que, de haber acertado otra vez, en 2015 hubiera subido hasta el olimpo de los dioses, pero seguramente tentó demasiado a su suerte. Y lo demuestra que tras caer fuerte en un primer momento aumentó aún más su posición en Valeant Pharma, incrementando pues las pérdidas por sus continuas caídas en bolsa. Ayer incluso declaró que por desgracia ya no podía comprar mas acciones. Seguramente porque su posición es tan enorme que ya no puede aumentarla más.

Por ultimo, es bueno saber cuáles son las acciones con mayor concentración en las carteras de los 'hedge funds' para evitar ventas en caso de que continúen los reembolsos.

El Abrazo del Koala
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios