Iberia: ¡vuela alto!
  1. Mercados
  2. En Primera Línea
Rodrigo Rodríguez

En Primera Línea

Por

Iberia: ¡vuela alto!

El pasado 31 de julio, la compañía daba el difícil paso de anunciar una ampliación de capital vía derechos de suscripción, lo que supone prácticamente el 100% de su capitalización

placeholder Foto: Vista del primer avión de Iberia que tomó tierra en el aeropuerto de Ciudad Real. (EFE)
Vista del primer avión de Iberia que tomó tierra en el aeropuerto de Ciudad Real. (EFE)

Dicen que a veces ser el primero en tomar decisiones difíciles tiene sus ventajas, pero hasta ahora todo han sido dificultades en el camino de mejorar su capital para nuestra aerolínea patria, Iberia/British Airways o International Consolidated Airlines Group (IAG), que es su nuevo nombre empresarial.

El pasado 31 de julio, la compañía daba el difícil paso de anunciar una ampliación de capital vía derechos de suscripción. Una ampliación por 2.75 Bn, prácticamente el 100% de su capitalización bursátil en esos momentos.

Los términos eran simples: por cada acción de IAG, los titulares recibirán un derecho. Dos derechos les permitirán suscribir tres acciones nuevas a un precio de 0,92 euros. El recuento de acciones (excluidas las acciones en tesorería) era de dos millardos. Por lo tanto, habría 2.000 millones de derechos en cuestión. Esto equivaldría a 3.000 millones de acciones nuevas. Tras el ejercicio de todos los derechos, el recuento total de acciones sería de 5.000 millones.

Foto: Iberia y British Airways cierran la fusión eterna

El precio de suscripción de 0,92 euros representaba un 34% de descuento sobre TERP (precio teórico sin derechos), y la nueva capitalización bursátil se irá por encima de los 5.000 millones de euros.

Era un movimiento valiente, al ser la primera de las grandes aerolíneas en aceptar que, sin una nueva inyección de capital, no podría sobrevivir. El mercado se lo premió… con una caída del 22% desde el anuncio. La especulación a corto plazo sobre el valor llegó a tal nivel de estupidez que, el último día, los derechos se podían comprar con un descuento sobre el precio de la acción de un 7%.

Estaba claro que el mercado temía que la ampliación no tuviera éxito y que a pesar de que se permitía la sobresuscripción a términos muy interesantes, quedase un porcentaje de acciones que tuviese que ser vendido a mercado. (La sobresuscripción permitía acceder a la acción con un 10,7% de descuento, pues los derechos se compraban a cero).

Un movimiento valiente, al ser la primera de las grandes en aceptar que, sin una nueva inyección de capital, no podría sobrevivir

El jueves, la CNMV anunció, al cierre de mercado, que el 97,5% de los derechos había sido suscritosy que para el 2,5% restante había ordenes que lo cubrían 29 veces, de manera que la operación estuvo suscrita más de dos veces. Un éxito en los días que corren.

Pero ¿por qué son importantes estos detalles y por qué, por una vez, entro en un análisis algo más técnico? Pues porque Iberia, a día de hoy, como valor bursátil lo ha hecho peor que ninguna otra aerolínea europea, a pesar de que tanto Air France como Lufthansa han anunciado que necesitarán hacer una ampliación de capital, porque el mercado debería premiar el haber sido el primero en tomar el toro por los cuernos, pero está un 80% abajo desde marzo, porque en términos generales IAG ha demostrado ser una compañía más saneada y mejor manejada que sus inmediatas competidoras, con una cuota de mercado muy interesante y, principalmente, porque rompí mi norma de oro de nunca recomendar a familiares y a amigos nada y le sugerí a uno de mis mejores amigos, en medio de la ampliación, que comprase Iberia para la cartera (a largo plazo) de sus hijos.

placeholder

Cierto que avisé de que no sería un recorrido fácil, pero está siendo más complicado de lo que esperaba.

Ahora bien, a aquellos que están frustrados porque se han perdido la recuperación bursátil, que creen que un día tendremos una vacuna para el covid, y que entienden que todos, desesperados, volaremos sin parar a conocer todos aquellos destinos que siempre quisimos conocer, que saben que hay luz al final del túnel, a todos ellos, les digo: “Yo invertiría una pequeña parte de mis ahorros en Iberia, pues no veo muchas otras compañías que puedan doblar o triplicar en los próximos 12 o 18 meses”, pues ha hecho los deberes, y además no se olviden de que el petróleo ha marcado mínimos históricos y ese es el mayor coste de las aerolíneas. Igual esas vacaciones soñadas les terminan saliendo gratis.

¡Feliz vuelo!

Dicen que a veces ser el primero en tomar decisiones difíciles tiene sus ventajas, pero hasta ahora todo han sido dificultades en el camino de mejorar su capital para nuestra aerolínea patria, Iberia/British Airways o International Consolidated Airlines Group (IAG), que es su nuevo nombre empresarial.

IAG Ampliación de capital Acciones Aerolíneas CNMV Petróleo Air France Lufthansa