Ahora sí, bancos

Si hace un año les hubiera dicho que podrían comprar Santander por debajo de 2,5 euros, ¿qué hubieran dicho? Piensen que, como dice Ana Botín, el año 2021 pinta mucho mejor

Foto: Sede central del BBVA. (EFE)
Sede central del BBVA. (EFE)

A finales de marzo de este año, el Banco Central Europeo prohibía a los bancos el pago de dividendos. Esta decisión, tan radical y sin precedente, se justificaba como medida de precaución ante las pérdidas que podrían sufrir como consecuencia de la pandemia mundial. Aquello era un misil directo a la línea de flotación de la mayoría de las entidades financieras, pues sus CEO sabían que supondría la salida inmediata de muchos inversores de su accionariado y la consecuente caída de su valoración bursátil.

Dicha medida haría muchísimo más cara la financiación en los mercados financieros, puesto que la vía de financiación más barata es la emisión de acciones, bien en primario o por derechos, y las acciones carecen de atractivo para muchos inversores después de esta medida. Los bancos europeos establecieron una moratoria para un total de 850.000 millones de euros en préstamos, y empezaron a provisionar contra la posibilidad de que dichos préstamos se convirtieran en préstamos fallidos. A finales de agosto, dicha moratoria expiró, y ante sorpresa de muchos, los principales CEO de los bancos europeos han declarado que desde entonces el comportamiento de dichos préstamos ha sido mucho mejor de lo esperado.

Con los tipos de interés cayendo, la cancelación de dividendos, la necesidad de provisiones, los problemas en Turquía, México y a nivel mundial, el sector bancario, en especial el español, se convertía en el sector apestado, llegando a caer más de un 50% desde los niveles de marzo.

La gran incógnita seguía y sigue abierta: ¿qué va a pasar con los dividendos? ¿Qué va a decidir el Banco Central Europeo el 10 de diciembre?

Sin embargo, mucho ha cambiado en estas últimas dos semanas: por un lado, a nivel global, la vacuna ha abierto las puertas a la normalización de la economía, por otro, en lo que afecta al sector nacional, Turquía ha empezado a poner su economía en orden, y BBVA por fin vendió su negocio americano, que siempre había sido un lastre, y decidió centrarse en una posible fusión con el Sabadell, ¿resultado? BBVA subía un 44% en dos semanas y Santander más del 36%. Pero esta subida, además, iba respaldada por unos fuertes resultados presentados por todos los bancos, desde BNP a Santander, muy superiores a lo esperado y que iban acompañados de unas provisiones que los inversores consideran suficientes.

Sin embargo, la gran incógnita seguía y sigue abierta: ¿qué va a pasar con los dividendos? ¿Qué va a decidir el Banco Central Europeo el 10 de diciembre? Mientras que los bancos intentan presionar para que se liberalice dicho pago, desde la Autoridad Bancaria Europea (EBA), José Manuel Campa pide tiempo y precaución a los bancos, sin darse cuenta de que los bancos, esta vez, están en una situación muchísimo más saneada que en 2008.

Mientras que los bancos intentan presionar para que se liberalice dicho pago, desde la Autoridad Bancaria Europea, piden tiempo y precaución

Frente a la percepción de que los bancos han recibido ayudas, cabe destacar un fragmento de la entrevista del viernes de Ana Patricia Botín en Bloomberg. En dicha entrevista, corrigió a la entrevistadora, explicando que "los bancos no han recibido ningún tipo de ayudas de los gobiernos, sino que los clientes de los bancos son los que las han recibido, puesto se trataba de una pandemia sanitaria". De esa misma entrevista, Bloomberg solo sacó un titular: “No tengo certeza de que el BCE retire la prohibición de dividendos”. Dicho titular causó una inmediata venta del futuro de dividendos bancarios DBEZ1, el cual trataba a principios de semana a 2,25 y cayó hasta 1,60 para recuperar 1,80 al cierre.

La reacción inicial en su momento me pareció equivocada, puesto que yo escuché la entrevista en vivo y eso no es exactamente lo que dijo Ana Patricia. Ella explicó que incluso si duplica las provisiones para el covid, el Santander seguirá siendo rentable, que el Banco Santander tiene aprovisionados 18.000 millones para potenciales perdidas por covid, pero que, aunque quisiera pagar dividendos, no hay certeza de que se levante la prohibición del BCE. Además, añadió: “En comparación con hace dos semanas, el mundo se ve mejor. Para mayo o junio del próximo año, se debería esperar volver a la normalidad. Mi opinión es que la economía sorprenderá al alza en 2021. Los bancos tienen un balance fuerte y necesitan ser invertibles nuevamente, por lo tanto, deben poder pagar dividendos, pero obviamente no es seguro que se levante la prohibición”.

El Banco Central Europeo tiene pánico de aprobar el pago de dividendos y que luego quiebre algún banco por los impagos

¿A que es bastante diferente? Una vez más, 2020 demuestra que los inversores, ante la duda, primero aprietan el botón del pánico para comprar o vender y luego analizan en detalle los hechos.

El Banco Central Europeo, como todo organismo relativamente político, tiene pánico de aprobar el pago de dividendos y que luego quiebre algún banco por los impagos, por lo que es su día decidió hacer tabla rasa, todos por igual.

Sin embargo, sabe que esta medida es prácticamente ilegal y que los bancos podrían rebelarse ante una extensión de la misma. Por todo ello, creo, y así apuntaba Campa, en otra entrevista hoy, que se intentará distinguir entre bancos saneados y aquellos más débiles, y que el test de estrés que realizará la EBA será clave para la aprobación del pago de dividendos. Aquellos bancos que lo pasen estarán autorizados a pagar dividendos a partir de julio.

Todos los grandes lo pasarán, y el futuro de dividendos bancarios cubre hasta diciembre, con lo que cuándo se pague no es importante, sino el hecho de que se pague antes de diciembre de 2021. Cercanos al final de un año complicado, muchos inversores profesionales no quieren este riesgo binario, dependiente de una decisión que se tomará el 10 de diciembre y que puede no regirse por motivos económicos.

Por ello, creo que los dividendos bancarios representan una oportunidad única, están un 65% abajo en el año, mientras que el sector cae un 28% y el índice de referencia europeo solo un 8%. Este miedo a una decisión negativa, aunque sea a corto plazo, es la oportunidad.

Pero si no pueden tratar dichos instrumentos, les recomiendo que les echen un ojo a los bancos, pues por mucho que hayan subido en estas dos semanas, ¿qué creen que harán en el anuncio?

Si hace un año les hubiera dicho que podrían comprar Santander por debajo de 2,5 euros y BBVA a 3,5 euros, ¿qué me hubieran dicho? Pues piensen que como dice Ana Patricia… el año 2021 pinta mucho mejor.

En Primera Línea