El Brexit ya está en el precio

Es muy probable que la reunión del Consejo de la UE de los días 10 y 11 de diciembre sea la fecha límite para saber si Gran Bretaña hace un "trato" comercial con Bruselas

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Esta mañana tengo que ser honesto y reconocer que no sabía de qué escribir, qué recomendarles en lo que tuviese realmente convicción. De repente me di cuenta de lo obvio. En el Reino Unido solo se ha hablado de dos cosas en los últimos años: del Brexit y del covid-19. Así que, como sobre la pandemia ya escribí o Juan Pedro lo hizo por mí, hoy nos toca Brexit.

El Reino Unido está barato, eso es un hecho. El FTSE 100 opera a 12x PE (2022), un 35% de descuento frente al S&P 500. En las próximas semanas, la mayoría de los economistas esperan que se firme con la Unión Europea (UE) un acuerdo comercial "de mínimos" (arancel cero y cero cuota), con una ratificación formal a finales de diciembre. Es por tanto más que probable que la eliminación del riesgo Brexit sea un importante catalizador positivo para los valores domésticos en el Reino Unido.

La eliminación de la incertidumbre política a largo plazo, junto con una gran desconexión de la valoración, puede que actúe como impulso para alentar las fusiones y ofertas públicas de adquisición (opas). El descuento de valoración del país, la financiación barata y la gran liquidez existente hace que tanto 'private equity' como compradores estratégicos estén al acecho (GFS, William Hill, Hastings o RSA son ejemplos recientes).

Distintos bancos de inversión barajan diferentes quinielas. Prudential, ITV, BT, o British land aparecen en muchas de ellas. Aunque es difícil acertar con el nombre correcto, lo que está claro es que no es difícil acertar con el tema: empiecen a mirar los valores ingleses, pues la posibilidad de que lo hagan mejor que ningún otro es elevada.

Es muy probable que la reunión del Consejo de la UE de los días 10 y 11 de diciembre sea la fecha límite para saber si Gran Bretaña hace un "trato" comercial con Bruselas o no. A todos los efectos prácticos, marcará simbólicamente el final del período de incertidumbre del Brexit antes de que el "período de transición" termine en 35 días. Y marcará el comienzo de un período que a muchos en el gobierno actual les gustaría ser caracterizado por su propia visión con la palabra "Global Britain".

Empiecen a mirar los valores ingleses, pues la posibilidad de que lo hagan mejor que ningún otro es elevada

Desde una perspectiva de mercados e inversión, también marca una línea en la arena y presenta una oportunidad más sencilla en el futuro. Hay distintos aspectos a considerar:

La libra ha tenido una clara tendencia bajista desde el 2007, y plana desde el voto del Brexit del 2016. Esa tendencia puede estar a punto de cambiar.

Debido a este pobre comportamiento de la libra y la incertidumbre creada por el Brexit, está claro que casi todos los inversores profesionales tienen un muy bajo porcentaje de sus activos en el Reino Unido.

Además, desde una perspectiva de mercado de renta variable, dos realidades son dignas de destacar. Por un lado, la composición sectorial tanto del FTSE100 como del FTSE250 son muy convenientes para la exposición cíclica / recuperación / valor en curso (finanzas y materias primas 38% del FTSE100, y 45% de FTSE250). Por otro, el descuento al que se encuentra el FTSE frente a otros índices mundiales anteriormente señalado.

Así mismo, en las últimas dos semanas se han producido dos acontecimientos importantes que muy probablemente alentarán a los inversores a incrementar sus posiciones en el Reino Unido. Por un lado, la "Revisión de Gastos" por parte del Canciller, este miércoles, apunta a una línea flexible que impulsa tanto la expansión fiscal requerida y necesaria, como la gestión financiera responsable y prudente. Pero, sobre todo, lo más relevante e ilustrativo de la ambición futura es el 'Plan Verde' de Boris Johnson: la prohibición de todas las ventas de vehículos de gasolina y diésel para 2030, mantener la posición de líder mundial en capacidad eólica marina, un programa de electrificación radical, etc. Todo esto no son solo objetivos de política, sino una llamada alta y clara a los fondos ESG.

Y vean las entradas de dinero en estos fondos, en los últimos meses. (GS source)

El final de la incertidumbre, la nueva visión hacia una economía verde, la recuperación económica posterior al covid, junto con un muy bajo posicionamiento en la economía británica por parte de los fondos, presentan una oportunidad cuanto menos especial. No olviden en la revisión anual de su pensión poner parte de sus ahorros apoyando al índice británico.

Para despedirme, por eso de que se que les gustan más los comentarios sobre nuestro propio territorio, les comentaré que creo que Sabadell y BBVA se terminarán fusionando, y que la ruptura es una manera más de negociar. Sabadell sabe que no tiene futuro solo y BBVA necesita que no le coma el pastel la competencia. Antes o después tendremos boda.

En Primera Línea