Es noticia
Menú
Las 10 Sorpresas de 2008
  1. Mercados
  2. Hedge Funds Inside
José Manuel Gómez-Borrero

Hedge Funds Inside

Por

Las 10 Sorpresas de 2008

La semana pasada estuvo en Madrid el ínclito Byron Wein, antiguo estratega de Morgan Stanley y desde 2005 parte del equipo de la gestora de hedge

La semana pasada estuvo en Madrid el ínclito Byron Wein, antiguo estratega de Morgan Stanley y desde 2005 parte del equipo de la gestora de hedge funds Pequot Capital. De la misma quinta que otros venerables gurús de los mercados como Warren Buffett, Byron se hizo famoso hace ya muchos años por la publicación todos los diciembres de una lista con 10 potenciales sorpresas para el año siguiente. No se trata de una lista de brindis al sol sino de la identificación de acontecimientos posibles a los que el mercado daba muy poca probabilidad de ocurrencia y que él creía eran más factibles. Muchas de sus profecías se han ido cumpliendo a lo largo de los años, y muchas otras no, pero siempre han resultado curiosas.

La verdad es que las previsiones para 2008 me decepcionaron personalmente por poco rompedoras. Sus apuestas eran que, entre otras cosas, ocurriría lo siguiente:

1) La Reserva Federal no podrá evitar la recesión en EEUU

2) Los resultados empresariales caerán y las bolsas corregirán

3) El dólar se recuperará ligeramente para volver a caer por debajo de 1.50 contra el euro

4) Habrá estanflación en EEUU: La inflación superará el 5% y los bonos del Tesoro a 10 años rendirán más de 5%

5) Tras una breve corrección, el petróleo superará los $115 por barril

6) Las materias primas agrícolas y el oro marcarán nuevos máximos

7) La economía china sigue creciendo pero su mercado de acciones cae. El Gobierno chino revalúa el yuan o reminbi

8) El nuevo Presidente ruso Medvedev tomará más peso político en el Mundo

9) Las infraestructuras y el agua serán un tema importante en las elecciones americanas

10) Barack Obama se convierte en el 44 Presidente de los EEUU

Algunas de estas profecías ya se han cumplido, y siendo justos, aunque desde la óptica de hoy no parecen especialmente contra-consenso, hay que reconocerle que en Diciembre pasado Hillary era la favorita absoluta del partido Demócrata, que la bolsa china seguía apostando por el “decoupling”, que se esperaba que la burbuja del precio del petróleo estaba a punto de pincharse y que muchos inversores creían que la rápida intervención de la FED permitiría un aterrizaje suave…

El caso es que el otro día en Madrid Byron tuvo la amabilidad de ponernos al día respecto a su visión del mundo. En lo referente a los países desarrollados, sigue creyendo que Obama arrasará (e incluso que eso será muy bueno, cosa que yo me permito dudar), que el dólar seguirá cayendo y que tenemos que acostumbrarnos a la estanflación para una buena temporada: No espera que en ningún año de la próxima década haya una economía desarrollada que crezca por encima de 3% y que un petróleo más cerca de $200 por barril que de $100 evitará una moderación de la inflación.

Como resultado, espera ver un colapso de los mercados de bonos que tendrán que ofrecer una rentabilidad muy superior. El único consuelo que nos da es que dentro de su estructural tendencia bajista, es posible un fuerte rebote de las bolsas en el corto plazo basado en el exceso de pesimismo y en valoraciones razonables.

En cambio, en lo que respecta a mercados emergentes, su visión es extraordinariamente más optimista: Sus economías continuarán creciendo con fuerza a pesar de la desaceleración de Occidente produciéndose un extraordinario cambio de los equilibrios de poder económico y político hacia Asia, que verán como sus monedas se revalúan sensiblemente. En concreto, China aparece como la clara ganadora en el largo plazo, con un renminbi que seguirá subiendo y una bolsa que subirá con fuerza un año después de los Juegos Olímpicos.

El caso es que le preguntaron a Byron cómo ganar dinero si uno se cree su escenario y nos contestó que estando corto de bonos occidentales y de dólar, largo de activos en monedas de mercados emergentes y largo de materias primas. Puede ser, pero personalmente me cuesta creer que la debacle occidental sea compatible con el nuevo paradigma asiático…

Además, me defrauda que rompa su tradicional sesgo contra-consensual, por lo que me arriesgo yo a hacer mi propia lista de sorpresas para el próximo año:

1) Ganará McCain y no habrá invasión de Irán

2) Occidente volverá a apostar por la energía nuclear por muy furiosos que se pongan los ecologistas

3) El petróleo corregirá sensiblemente sus excesos (y muchas otras materias primas también)

4) La inflación se moderará

5) Los bonos se estabilizarán

6) Las divisas de economías emergentes se apreciarán pero el dólar dejará de caer

7) Los bancos terminarán de recapitalizarse y conseguirán convencernos de la sostenibilidad de ROEs del 15%

8) Las bolsas habrán marcado un suelo entre Agosto y Octubre

9) Le haremos la ola a Bernanke y un corte de manga a Trichet

10) España arrasará en las Olimpiadas de Pekín!!!

La semana pasada estuvo en Madrid el ínclito Byron Wein, antiguo estratega de Morgan Stanley y desde 2005 parte del equipo de la gestora de hedge funds Pequot Capital. De la misma quinta que otros venerables gurús de los mercados como Warren Buffett, Byron se hizo famoso hace ya muchos años por la publicación todos los diciembres de una lista con 10 potenciales sorpresas para el año siguiente. No se trata de una lista de brindis al sol sino de la identificación de acontecimientos posibles a los que el mercado daba muy poca probabilidad de ocurrencia y que él creía eran más factibles. Muchas de sus profecías se han ido cumpliendo a lo largo de los años, y muchas otras no, pero siempre han resultado curiosas.

Hedge funds