Baja la morosidad, y ahora sin trucos

¿Cuál es la noticia financiera más importante de la semana? ¿Los vaivenes de Abengoa? Pues sí, probablemente. No obstante, me voy a permitir sugerir otra propuesta,

Foto: Sede del Banco de España en la plaza de Cibeles, en Madrid. (EFE)
Sede del Banco de España en la plaza de Cibeles, en Madrid. (EFE)

¿Cuál es la noticia financiera más importante de la semana? ¿Los vaivenes de Abengoa? Pues sí, probablemente. No obstante, me voy a permitir sugerir otra propuesta, una noticia que puede suponer un gran punto de inflexión para nuestro país de confirmarse… y es que, ¡por fin baja la morosidad! Va, venga, ¿dónde está el truco? ¿Se trata otra vez de Sareb? ¿Otra triquiñuela estadística? ¿Dónde está la bolita? Pues no, no hay truco. Los activos dudosos han descendido en nuestro país en términos absolutos interanuales por primera vez desde hace casi una década.

Dejemos que sean los datos quienes hablen. El martes, el Banco de España actualizó las cifras de créditos dudosos (nombre técnico de ese temido fenómeno que en la calle se conoce como mora) de bancos, cajas y cooperativas de crédito, alcanzándose en septiembre un montante de 180,5 mil millones de euros, lo que supone una disminución interanual en términos absolutos del -3,8%. Algo inaudito en nuestro país desde tiempos inmemoriales, y es que es la primera vez que pasa desde febrero del año 2005.  ¡Casi 10 años han pasado!

El Banco de España ha actualizado las cifras de créditos dudosos, alcanzándose en septiembre un montante de 180,5 mil millones de euros. Supone una disminución interanual en términos absolutos del -3,8%. Algo inaudito en España.Hay quien lo achaca a Sareb, quien lo achaca a no imputar los EFC… pero en realidad estas dos causas ya no tienen relevancia en la disminución como sí la tuvieron en el pasado; de hecho, sería mucho más acertado achacarlo a la gravedad: todo lo que sube baja. Por ello estamos ante un dato que, sin ser optimista, marca un cambio de tendencia y supone el primer paso firme en el camino de la vuelta del crédito. ¿Existe incertidumbre? Por supuesto, si la Eurozona cae en deflación o se convierte en un nuevo Japón, como algunos interpretan por el comportamiento del mercado de bonos y otros indicadores, dicha tendencia podría romperse. En cualquier caso, mejor ir por el buen camino y que existan incertidumbres que seguir siendo un desastre.

Las variaciones en los activos dudosos son muy importantes. Por ejemplo, a finales del año 2007, cuando en teoría España tenía uno de los sistemas financieros más sólidos del mundo y "jugaba en las mejores ligas", se produjo un aumento interanual del 50% en esta partida (véase la gráfica). Nadie le dio repercusión, pues el ratio de morosidad parecía irrisorio con tan solo un 0,92% fruto de crecimientos del crédito próximos al 20%. Todos sabemos lo que ocurrió posteriormente. Mucho ojo cuando veamos aumentos significativos en términos absolutos en el montante total de los activos dudosos, ¡señal de peligro! Y al revés, que se produzca el efecto contrario, esto es, una caída interanual como ahora, pues es un dato claramente positivo.

La mejor prueba de que estamos ante una tendencia real es que, si miramos las cuentas presentadas en el tercer trimestre por las entidades financieras cotizadas de nuestro país, veremos que van claramente en esta dirección. Para muestra véase este artículo publicado en GurusBlog donde se recogen las partidas más importantes de Bankinter, Bankia, CaixaBank, Popular, Sabadell y BBVA. Salvo Popular, que claramente es la oveja negra de la comparativa, o existen crecimientos mínimos o existen caídas significativas en la partida de dudosos. Lo mismo ocurre con la ratio de morosidad, salvo en Popular y parcialmente Sabadell.

Destacable es también que existen dos entidades en la comparativa que ya están aumentando el crédito: Bankinter y BBVA. Precisamente dos de las entidades más saneadas, algo que da a entender que el crédito fluye cuando la morosidad no es un problema. También destacable es que las entidades saneadas son quienes mejor están aprovechando la situación actual para aumentar su cuota de mercado. Suele hablarse de los más grandes y de la concentración del mercado, pero quienes están protagonizando noticias como “El Euribor +1% ya está aquí” son nombres como Kutxabank o Bankinter. Una ‘guerra’ de la que no se habla pero que está muy presente, démosle tiempo.

¿Existe incertidumbre? Por supuesto, si la Eurozona cae en deflación o se convierte en un nuevo Japón, como algunos interpretan, dicha tendencia podría romperse. En cualquier caso, mejor ir por el buen camino.Hay quien seguirá pensando que hay gato encerrado, que con un sistema financiero como el que tenemos difícilmente pueden bajar los activos dudosos. Ni aunque la ratio de morosidad sumando adjudicados y Sareb se sitúe cerca del 20% real. Para quien eso piense, un argumento: los test de estrés del BCE. Sí, ya sé que no han sido tan duros como se esperaba y que, en mi opinión, el aprobado no es garantía de nada. Pero sí sirven para sacar otro tipo de conclusiones. Véase la siguiente gráfica del último informe de estabilidad del Banco de España.

Los test de estrés no servirán para determinar fehacientemente la salud de una entidad, pero sí sirven para comparar el sistema financiero español con otros países. Así, existen varios datos que nos favorecen, como por ejemplo que nuestro sistema financiero es de los más capitalizados de la Eurozona si observamos los activos totales y no los activos ponderados por riesgo. No saquemos pecho, más bien podríamos decir eso de que en el país de los ciegos... Pero, teniendo en cuenta el ‘efecto de la gravedad’, los esfuerzos realizados para mejorar la solvencia o la ligera mejora económica, pues un dato como una disminución interanual de los activos dudosos resulta hasta lógica.

Nuevamente vuelvo a decir, no saquemos pecho, queda mucho por delante y la incertidumbre sigue siendo alta. Pero al mismo tiempo creo de justicia reconocer que incluso en un país como el nuestro hay datos positivos. Sé que el escepticismo es máximo, de hecho la repercusión de la noticia es baja y la poca acogida que ha tenido ha sido dudando de su realidad. Quizá porque las cifras de morosidad ya se ‘han reducido’ otras veces en el pasado, pero de forma ficticia o sin marcar tendencia. Pues mira, yo creo que el dato es cierto, que la morosidad baja. Y ahora de verdad. No es para montar una fiesta, pero nunca viene mal una alegría, ¿o no?

Perlas de Kike
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios