¿Por qué es mucho más fácil perderlo todo en Berkshire que en cualquier fondo?

Muchos inversores de Berkshire creen que aunque algunos negocios quiebren, seguirán siendo dueños de aquellos otros que vayan bien

Foto: Warren Buffett, CEO de Berkshire Hathaway. (Reuters)
Warren Buffett, CEO de Berkshire Hathaway. (Reuters)

Berkshire Hathaway, el 'holding' de Warren Buffett, es propietario o participa en muchas empresas de muchos sectores. Sus inversiones están muy diversificadas, pero también asume riesgos a nivel de la matriz.

Muchos inversores de Berkshire creen que aunque algunos negocios quiebren, seguirán siendo dueños de aquellos otros que vayan bien. Esto es cierto si quiebran algunas filiales, pero no si la bancarrota es de la matriz. En caso de quiebra de la sociedad 'holding', quienes tienen derecho sobre las filiales son los acreedores. En tal situación, los accionistas de Berkshire perderían toda su inversión aunque muchas filiales o participadas fuesen rentables.

El 'rating' de Berkshire es elevado (AA por S&P, Aa2 por Moody's y A+ por Fitch), pero es inferior al de algunas de sus filiales y al de otras compañías que terminaron quebrando. El riesgo de bancarrota es muy bajo, pero no despreciable.

Habitualmente, se consideran los 'holdings' como fondos de inversión diversificados. Sin embargo, el riesgo asumido no tiene punto de comparación. No podemos analizar los activos olvidando el pasivo, es decir, la estructura financiera que sostiene al grupo. No es necesario que haya préstamos o garantías cruzadas entre participadas. Si la matriz quebrase (por deudas, avales a filiales o pérdidas en su actividad), los accionistas perderían el 100% de su inversión.

No podemos analizar los activos olvidando el pasivo, es decir, la estructura financiera que sostiene al grupo

La gestión de Warren Buffet al frente de esta sociedad durante cinco décadas ha sido excepcional, no cabe ninguna duda. Además, actualmente es un momento excelente para endeudarse a muy largo plazo, como hace, debido los bajos tipos de interés. Por ello, lo más probable es que obtenga unos retornos muy elevados. Sin embargo, también hay que ser consciente de que el riesgo asumido por los accionistas de Berkshire es significativamente superior al del índice de la bolsa americana, debido al apalancamiento financiero del 'holding' y operativo de muchas participadas (aseguradoras).

Los fondos de inversión españoles, para bien o para mal, no pueden endeudarse, y los compromisos que pueden asumir vía derivados son limitados. En fondos no endeudados, aunque muchos de los valores de una cartera quebrasen, el patrimonio del fondo continuaría siendo positivo, porque seguiría siendo dueño de otras participadas.

La situación de Berkshire se repite en gran parte de los 'holdings', cotizados o no. El efecto multiplicador de la deuda sobre el beneficio es espectacular en el largo plazo, pero también tiene consecuencias trágicas cuando las inversiones no van bien.

Muchas familias que creen ser dueñas de negocios diversificados independientes se sorprenden cuando la quiebra de algunas empresas del grupo les arrebata la propiedad de otros negocios rentables que ellos mismos dirigen con éxito. Al quebrar la matriz, las acciones de las filiales pasan a manos de los bancos.

Rumbo Inversor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios