Es noticia
Se abre la caja negra del private equity
  1. Mercados
  2. Secretos del Private Equity
Ignacio Sarría

Secretos del Private Equity

Por

Se abre la caja negra del private equity

Después de más de nueve meses de trabajo y de un intenso debate público que ha sido protagonista de muchas portadas en los mas influyentes medios

Después de más de nueve meses de trabajo y de un intenso debate público que ha sido protagonista de muchas portadas en los mas influyentes medios de comunicación de la City y Wall Street, la semana pasada se hicieron públicas las esperadas conclusiones del informe elaborado por la Comisión de expertos liderada por el reconocido Sir David Walter sobre las obligaciones de información del sector de private equity en el Reino Unido.

Como suele ocurrir en estos casos, nadie se ha quedado satisfecho, y por un lado los medios han criticado la ocasión perdida para abrir de una vez la bien guardada 'caja negra' de los fondos de capital riesgo, y por otro lado, algunos gestores no están de acuerdo en las nuevas exigencias, que podrían tener un efecto perverso sobre la exitosa evolución de este peculiar activo financiero en lo últimos años.

Las principales novedades se refieren a la exigencia de los fondos de capital riesgo de publicar cuentas anuales de cualquier inversión realizada que supere los 300 millones de libras de capitalización, incluyendo la prima de control si es una compañía cotizada; y de aquellas que excedan los 500 millones de libras de valor compañía si las acciones de la compañía adquirida no cotizan. Las inversiones afectadas tienen que tener al menos 1.000 empleados fijos en el Reino Unido, y más de la mitad de sus ingresos procedentes de este país.

Asimismo, las sociedades gestoras de private equity en el Reino Unido que tengan en sus carteras inversiones que cumplan los requisitos indicados anteriormente, tendrán que proveer información accesible en sus paginas webs sobre la evolución de sus fondos, su política de inversión y la tipología de sus inversores. Es en este punto es donde los medios de comunicación han sido más críticos, ya que esperaban poder tener acceso a las jugosas remuneraciones de algunos de los más exitosos gestores de private equity.

Como se recoge en el citado informe, los fondos de private equity no suelen contar con una base de más de 150 inversores (que representan a los mayores inversores institucionales del mundo), a diferencia de las decenas de miles de inversores presentes en las compañías cotizadas, y que sí requieren mayor nivel de información. A pesar de ello, hay que emular a la “mujer del César” y aportar máxima transparencia sobre las inversiones realizadas por los fondos de private equity, que mitigará las críticas fundadas en su opacidad.

No se me ocurren muchas historias de tanto éxito y que tengan tanto que contar como el private equity a lo largo de los últimos años. Las recién anunciadas conclusiones del informe, conocido como 'Walker Report', van a marcar una nueva etapa que aportará mayor transparencia a un sector como el private equity, que no ha sabido explicar bien la formula de su ineludible éxito como activo financiero imprescindible en las carteras de cada vez más inversores.

Pero que nadie se lleve a engaño, el éxito del private equity, que le ha permitido batir de forma consistente a lo largo de los últimos 25 años a los mercados de renta variable y otros activos alternativos con una rentabilidad anual media cercana al 15%, está en su peculiar forma de gestión. Una estrategia basada en una gestión muy “activa” de las compañías en cartera, realizada por un equipo directivo experimentado y debidamente incentivado, para obtener rentabilidades superiores al 20% anual en un plazo de inversión medio de 4 años, ha sido y seguirá siendo la hoja de ruta del éxito del capital privado. Tan sencillo y tan complicado. Así es la 'caja negra” del private equity que, afortunadamente, empieza a ver la luz.

Ignacio Sarría es socio-director general de Arcano Capital

Reino Unido Capital riesgo