Accel, el inversor más influyente de Internet que “descubrió” Facebook
  1. Mercados
  2. Secretos del Private Equity
Ignacio Sarría

Secretos del Private Equity

Por

Accel, el inversor más influyente de Internet que “descubrió” Facebook

Con una valoración de compañía de más de 100.000 millones de dólares, Facebook comenzó a cotizar en bolsa la semana pasada. Todo ello después de un

Con una valoración de compañía de más de 100.000 millones de dólares, Facebook comenzó a cotizar en bolsa la semana pasada. Todo ello después de un accidentado estreno (los sistemas del Nasdaq se colapsaron ante una demanda de más de 200 millones de títulos, obligando a retrasar media hora el estreno bursátil) en la que ha sido la Salida a Bolsa más esperada que se recuerda desde hace muchos años.

Se trata de una operación que ha pulverizado muchos récords: nunca una compañía tan joven había conseguido captar más de 16.000 millones de capital en su estreno bursátil, superando ampliamente la Salida a Bolsa de Google hace ocho años (marcando una época después de los efectos colaterales del estallido de la crisis de las compañías de Internet). 

Uno de los mayores beneficiados del efecto Facebook han sido los fondos de Venture Capital que tuvieron el acierto de participar en las primeras rondas de financiación de modelos de negocio basados en crear redes sociales en Internet, que permitirían a los usuarios compartir información.

En mayo de 2005, Accel Partners aprobó  una  inversión de 12 millones de dólares en una compañía conocida entonces cono TheFacebook, después de varias sesiones de trabajo con un equipo de veinteañeros liderados por Mark Zuckerberg y recientemente instalados en Silicon Valley para crear la mayor red social del mundo. Jim Breyer, ejecutivo del fondo de Private Equity Accel Partners, que lideró la inversión en Facebook, estaba tan convencido del potencial de las redes sociales que incluso invirtió 1 millón de dólares de su patrimonio en la nueva empresa.

Después de ocho años, el que fuera entonces primer inversor en Facebook ha multiplicado por mil el capital invertido, nunca nadie había ganado tanto dinero en una inversión de Private Equity, pulverizando el récord de la inversión de los fondos Sequoia y Kleiner Perkins en Google.  

Invertir con éxito en compañías recién creadas, como Facebook hace ocho años y en un contexto de mucha incertidumbre, no es sencillo. Los fondos de Venture Capital más experimentados y localizados en su mayoría en California invierten en muchas compañías noveles asumiendo un elevado porcentaje de fracasos en sus inversiones.

El propio Accel Partners, considerado actualmente el inversor en empresas de tecnología e Internet más influyente del mundo, con más de 8.000 millones de dólares bajo gestión y con oficinas en Estados Unidos, China, India y el Reino Unido, hace una década atravesó momentos complicados.

Accel Partners fue creado en los años ochenta por un grupo de ejecutivos en Palo Alto especializados en tecnonologia. Las primeras inversiones en start-ups como Portal Software y Veritas en los años ochenta y noventa fueron muy exitosas, y les permitieron ganar la confianza de los principales inversores institucionales.

Los finales de los noventa y en pleno boom de los start-ups de Internet no fueron buenos años para Accel Partners, a diferencia de sus competidores que realizaron sustanciales plusvalías en Google, Amazon o Yahoo. Los decepcionantes retornos de Accel animaron a algunos de sus principales ejecutivos a que se fueran a fondos competidores, lo que provocó que reconocidos inversores como los endowments de Harvard y Princeton decidieran no invertir en nuevos fondos de Accel Partners.           

Inversores