¿Qué sabe Warren Buffett para pagar tanto por el ketchup?
  1. Mercados
  2. Secretos del Private Equity
Ignacio Sarría

Secretos del Private Equity

Por

¿Qué sabe Warren Buffett para pagar tanto por el ketchup?

Hace unos días se hizo público que Warren Buffett y 3G Capital, un gestor de private equity brasileño, han presentado una suculenta oferta pública para hacerse

Hace unos días se hizo público que Warren Buffett y 3G Capital, un gestor de private equity brasileño, han presentado una suculenta oferta pública para hacerse con el control de Heinz, la compañía americana de alimentación que vende cada año 650 millones de botellas del ketchup más famoso (la empresa está presente en 140 países) por 28.000 millones de dólares.

Warren Buffett, a través de su vehículo de inversión Berkshire Hathaway, va a invertir 12.000 millones de dólares, incluyendo acciones preferentes junto a 3G Capital, que desembolsará 4.000 millones de dólares adicionales. La oferta supone 23 veces el beneficio neto y casi 14 veces el cash flow operativo, lo que supone un precio muy alto para una compañía que ha crecido a lo largo de la última década entre un 3%-4% cada ejercicio.

Los números no parecen muy atractivos para los nuevos inversores, pero hay que tener en cuenta que 3G Capital (gestora controlada -entre otros- por Jorge Paulo Lemann, considerado el brasileño con mayor patrimonio según la revista Forbes), ha obtenido resultados muy atractivos en una operación similar con la toma de control de Burger King hace un par de años.

En 2010, 3G Capital invirtió más de 3.000 millones de dólares para excluir a Burger King de Bolsa y mejorar su gestión a través de franquiciar la mayoría de los más de 10.000 restaurantes de comida rápida localizados por todo el mundo. En dos años, el cash-flow operativo de la compañía ha crecido un 40%, lo que le permitió a 3G Capital volver a sacar a cotizar la compañía en bolsa a una valoración muy atractiva y se estima que la firma brasileña pueda multiplicar por tres el capital invertido en Burger King.

Según fuentes cercanas a la operación, los brasileños seguían muy de cerca la evolución de Heinz, aprovechando que Burger King es uno de sus mayores clientes. La historia de Heinz es muy diferente y se trata de racionalizar la estructura de costes y apostar por los nichos de mayor crecimiento. La compañía produce, además del conocido ketchup en bote de cristal, sopas y comida infantil que distribuye por todo el mundo.

La asociación del respetado Warren Buffett y una firma emergente de private equity brasileña para hacerse con el control de una de las compañías americanas más tradicionales no ha pasado desapercibido por los analistas de Wall Street, que perciben un creciente interés de compradores no tradicionales para convertirse en protagonistas en Corporate America, algo reservado hasta ahora para unos pocos. 

También ha llamado la atención el alto multiplicador que se ha pagado para una compañía que opera en un mercado de crecimiento moderado, más si tenemos en cuenta que Warren Buffett es conocido por su estilo “contrarían” de comprar barato y vender caro.

El tiempo dará y quitará razones sobre la lógica de la inversión, pero parece evidente que el equipo de 3G Capital y Buffett tendrán que trabajar muy duro para conseguir el objetivo de doblar el capital invertido en un plazo estimado de inversión de cinco años.

En cualquier caso, hay que reconocer que los analistas también eran muy escépticos cuando se anunció la toma de control de Burger King por la firma brasileña pagando nueve veces cash flow operativo en 2010 en un mercado maduro y afectado por la recesión del consumo y la compañía cotiza actualmente a catorce veces su cash-flow operativo.