El top 10 de las gestoras de ‘private equity’
  1. Mercados
  2. Secretos del Private Equity
Ignacio Sarría

Secretos del Private Equity

Por

El top 10 de las gestoras de ‘private equity’

Después de más tres décadas de crecimiento del sector de private equity en lo que se refiere al número de gestores y el volumen de activos

Después de más tres décadas de crecimiento del sector de private equity en lo que se refiere al número de gestores y el volumen de activos bajo gestión, Estados Unidos sigue concentrando más del 70% de la actividad, algo que no ocurre en otros activos financieros similares.

Se estima que los cerca de 2.000 gestores de fondos de private equity en todo el mundo gestionan unos dos billones y medio de dólares, de los cuales más de dos tercios provienen de inversores americanos y están gestionados por firmas localizadas en Estados Unidos.

A lo largo de la última década, se ha llevado a cabo una expansión considerable del sector en nuevos mercados, no solo en Europa, sino también en Asia, América Latina e incluso en África, tanto en lo que se refiere a gestores como a nuevos inversores.

A pesar de la globalización del sector, Estados Unidos sigue representando la mayor parte de la actividad de inversión, así como la captación de nuevos fondos. La revista especializada Private Equity International acaba de publicar el ranking anual de las 300 mayores gestoras de private equity del mundo, en función del volumen total de fondos captados a lo largo de los últimos cinco años.

El ranking está encabezado por TPG, seguido de Carlyle y Blackstone, y no es casualidad que nueve de las top 10 gestoras sean americanas, con la excepción de la inglesa CVC, que ocupa el décimo lugar del ranking. Hay que bajar hasta el puesto vigésimo para encontrar la siguiente gestora no domiciliada en Estados Unidos, en este caso el fondo de pensiones de Canadá, CPP Investment Board, que cuenta con un amplio equipo de profesionales que invierte directamente en compañías no cotizadas.

Entre las 50 mayores gestoras de private equity, según los fondos captados en los últimos cinco años, 33 están ubicadas en Estados Unidos; 9 en Europa; 4 en Asia; 2 en Oriente Medio y el mismo número en Canadá. En lo que se refiere a Europa, 4 son inglesas, 3 están domiciliadas en los países nórdicos y 2 son francesas. El resto de países europeos tanto en el Sur como en Centro Europa no están representados entre los Top 100 de las mayores gestoras de private equity.

Si comparamos esta concentración geográfica con otra clase de activos financieros similares, como los hedge funds o fondos de renta variable, la dependencia de Estados Unidos no es tan significativa, representado menos del 50% del mercado global.

El private equity es un activo financiero que nació en Estados Unidos en los años 50 como forma de financiar proyectos empresariales que difícilmente podían financiarse en los mercados de capitales. El sector se puso de moda y empezó a atraer el interés de los grandes inversores institucionales americanos a finales de los años 80, cuando se llevaron a cabo las primeras grandes operaciones apalancadas de compañías cotizadas. La expansión del sector está muy relacionada con la demanda de los grandes inversores institucionales, fondos de pensiones, compañías de seguros, fundaciones y endowments universitarios con horizontes de inversión a largo plazo.

A pesar de la globalización del sector, los grandes inversores siguen siendo americanos, que destinan cerca de un 10% de su patrimonio a fondos de private equity, mientras en Europa, por ejemplo, esta cifra es inferior al 5%, y en muchos casos no se incluye en las carteras de inversión de grandes inversores institucionales.

Los niveles actuales de bajos tipos de interés y los márgenes tan estrechos en los mercados de deuda pueden ser catalizadores para incrementar la exposición al private equity de los grandes inversores institucionales no americanos, lo que sin duda ayudaría a la globalización del sector