¿Qué puede aportar Petraeus a KKR?
  1. Mercados
  2. Secretos del Private Equity
Ignacio Sarría

Secretos del Private Equity

Por

¿Qué puede aportar Petraeus a KKR?

La semana pasada se hizo público el nuevo destino de uno de los militares más reconocidos en Estados Unidos. El general Petraeus, que lideró las operaciones

La semana pasada se hizo público el nuevo destino de uno de los militares más reconocidos en Estados Unidos. El general Petraeus, que lideró las operaciones en Iraq y Afganistán a lo largo de las Administraciones de Bush y Obama, se va a incorporar a KKR, una de las gestoras americanas de private equity con más experiencia y pedigrí en el mundo corporativo.

En su nuevo rol como presidente del KKR Global Institute, Petraeus asesorará a la gestora en temas relacionados con relaciones internacionales y comercio exterior. KKR define al conocido general de cuatro estrellas como un observador privilegiado de las relaciones internacionales, que permitirá a KKR tomar mejores decisiones de inversión”.

El nombramiento de Petraeus ha sido noticia destacada por los medios americanos, no sólo por la 'transformación profesional' de una de las personas más cualificadas en lo que a seguridad y escalafón militar se refiere para formar parte de una gestora de private equity, sino por el escándalo 'de faldas' que obligó a Petraeus a dimitir como director de la CIA hace unos meses.

En noviembre del pasado año, Petraeus cesó como director de la CIA -nombrado por Obama como reconocimiento por una de las carreras militares más brillantes- al filtrarse su relación extramatrimonial con su biógrafa, algo que la opinión pública no perdona, y menos en uno de sus militares preferidos.

En menos de seis meses, Petraeus, de sesenta años, ha decidido iniciar una nueva etapa y seguir los pasos de otros reconocidos servidores de la vida pública que fueron atraídos por el private equity. El también general Colin Powell, y secretario de Estado con Bush, es asesor de Kleiner Perkins, uno de los fondos de Venture Capital más reconocidos en Silicon Valley; el exsecretario de Estado Henry Kissinger, que abrió las relaciones con China con Nixon, fue miembro del consejo asesor de Forstman Little, e incluso Bill Clinton fue asesor después de dejar la Casa Blanca de Yucaipa, una gestora de private equity basada en Los Ángeles.

El traspaso de conocidas personalidades de la vida pública a la empresa privada y viceversa es algo común en Estados Unidos, lo que incentiva a profesionales con experiencia en la empresa privada a formar parte de la Administración sabiendo que tienen 'billete de vuelta'.

Pocos podían pensar hace unos meses que el respetado general Petraeus -que incluso algunos consideraban en las quinielas para posibles tickets para la carrera a la Casa Blanca- fuera a formar parte de una gestora de private equity como KKR.

Es prematuro anticipar si la decisión de Petraeus de incorporarse a la empresa privada después de contar con una hoja de servicios tan reconocida ha sido la correcta, pero una vez más se pone de manifiesto la complicidad entre 'Corporate America' y 'Washington' para transferir talento y experiencia.

En la vieja Europa, y todavía menos en España, este tipo de movimientos de profesionales del mundo público a la empresa privada, y viceversa, son poco comunes y se suelen acompañar de sospechas relacionadas con conflictos de intereses. No sería una mala cosa imitar algo a los americanos y así elevar el perfil de los profesionales con experiencia en la Administración para incorporase a la empresa privada y viceversa.