¿Qué se puede hacer con 341.000 millones de euros?

Con 341.000 millones de euros se podría dar un impulso increíble a las energías alternativas y dar un paso de gigante ante lo que es un

Con 341.000 millones de euros se podría dar un impulso increíble a las energías alternativas y dar un paso de gigante ante lo que es un grave problema de la humanidad. O se podrían erradicar enfermedades que matan a miles de personas todos los años, especialmente en el tercer mundo. No les quepa duda de que con una recompensa así los más importantes laboratorios farmacéuticos  pondrían a todos sus equipos a buscar las vacunas adecuadas y, como ha ocurrido siempre que ha habido un gran negocio a la vista, se disparan las energías, el intelecto y la competitividad y el ser humano lo consigue. O si no, ¿de qué iban a meterse los conquistadores españoles en un cascaron y hacer un viaje a las Américas donde las probabilidades de supervivencia eran ínfimas? ¡Pues por el oro, señores, por el oro de Perú, México o de donde fuera!

La lista de cosas que se podrían hacer con una cantidad así de dinero es enorme, y hablo de cosas de importancia realmente “planetaria”, no como la entrevista Obama-Zapatero que tan curiosamente calificó la Sra. Pajín.

Pero, como dijo alguien, “los sueños de la razón crean monstruos”. La razón decía que era razonable crear una Unión Europea, política y monetaria, y sin duda lo era. Pero, a la hora de crearla, a la razón se le olvidó un pequeño detalle: que si no hay capataz, no hay obra. En otras palabras: si se hubiera creado una Agencia Presupuestaria Europea en condiciones (que llamaremos APE para facilitar la redacción de este “post”), una institución similar en funciones, autoridad y poder al BCE, que controlara en qué y cómo se gastan alegremente los políticos de turno el dinero de los contribuyentes y, sobre todo, el nivel de endeudamiento que fueran asumiendo los políticos locales (especialmente si son griegos, portugueses, irlandeses o españoles), el monstruo no habría nacido. Y nos habríamos ahorrado 341.000 millones de euros.

Habría bastado con que esa institución hubiera contado con medios coercitivos suficientes y el mismo nivel de autoridad que tiene el BCE para que no estuviéramos donde estamos. Fíjense Uds. qué sencillo sería aplicar en este caso el método del palo y la zanahoria: resulta que los principales incumplidores en materia presupuestaria son a la vez los principales destinatarios de los fondos de cohesión europeos. ¿Creen Uds. que los gobiernos de Grecia, España o Portugal habrían hecho las cosas que han hecho, o habrían sido tan imprevisores como han sido, si supieran que la “APE” tenía la última palabra y poder de veto a la hora de repartir esos fondos? Y de ahí en adelante.

Somos muchos los que decimos desde hace años que sin autoridad económica común -o al menos presupuestaria- no es posible compartir una divisa. Que no vengan ahora con que “nadie avisó”, o “nadie lo dijo”. Simplemente los políticos “iban a su rollo”, y el sueño de la razón, el maravilloso sueño de una Europa fuerte, unida y con una divisa común, acabó creando un monstruo.

El monstruo son 210.000 millones para Grecia (primera y segunda ayuda), básicamente para que no se hundan, no para hacer nada productivo. Ese es el torso del monstruo. Luego viene el brazo irlandés (85.000 M€) y, como es un monstruo, tiene un brazo más corto que otro, que es el portugués, que “mide” 26.000M€. Es más, el bicho es tan feo, que tiene un apéndice realmente horrible que se llama FROB, que es una cosa que han inventado los políticos españoles para evitar que sus compañeros de partido, que pueblan los consejos de las cajas de ahorros, acaben en los juzgados, y con ese dinero le cambian el collar al perro para que parezca otro, lo pintan de otro color, fusionan unos cuantos, los llaman banco y listo. Ese apéndice (apaño) nos cuesta a los españoles oficialmente 20.000 M€. Todo el mundo sabe que serán por lo menos 50.000 M€, pero aceptaremos la versión oficial. Total: 341.000 millones de “eurazos”.

Alguien argumentará que se trata de créditos, que todo se va a devolver. Es encomiable mantener ese nivel de buena fe e inocencia, pero el mundo, desgraciadamente, no es así. Seamos realistas: primero, en el caso de que realmente sean créditos cuya devolución se va a exigir, habrían podido darse a los laboratorios farmacéuticos o las empresas de energías alternativas que mencionaba al principio, que seguro que son mejores pagadores que cualquier estado periférico europeo. En segundo lugar, ya me dirán Uds. cómo va a devolver un país como Grecia esa “pasta”. Todo acabará en una reestructuración masiva, y si no, al tiempo. Algo se recuperará, pero ni va a ser fácil ni se recuperará todo. De eso estoy seguro. ¿Y el FROB? Desaparecerá en lo que tarda en hacerse un apunte contable de esos que la partida pasa de acreedores a subvenciones. ¿O qué creen Uds. que pedirá como condición el banco que acabe quedándose -como favor político al gobierno de turno- con el “bancocaja zombi” que hay que esconder “como sea”, cuando la cosa no dé para más? Que el Estado ponga su parte condonando el “crédito” del FROB.

¿Y qué importancia tiene todo esto desde el punto de vista inversor? Pues aunque no lo parezca, tiene mucha. Los mercados solo entienden de medidas espectaculares, que les quiten cualquier temor y que cierren la puerta a cualquier especulación. Si en lugar de parches chapuceros la UE empezara a pensar en grande y con sentido común, el destino económico y financiero de Europa cambiaría radicalmente. Nosotros llevamos años sobreponderado EE.UU. y emergentes en nuestras recomendaciones a clientes (este año emergentes no, pero solo temporalmente, hasta que solucionen sus “diferencias” con la inflación), y de Europa solo Alemania, pero no dudaríamos en cambiar de estrategia si Europa cogiera el toro por los cuernos, hiciera caso a la razón y vigilara  -desde la cuna-  que no le saliera un monstruo. El inversor avezado debe estar atento sobre lo que vayan haciendo los políticos europeos y vigilar si su estrategia es seguir alimentando al monstruo -como hasta ahora- o si emprenden el camino de convertir en bella a la bestia.

Telón de Fondo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
256 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios