Llega la revolución digital al sector de la inversión: gana usted

Fíjense si creo que llega una autentica revolución que he decidido dejar mi trabajo para crear una empresa que esté a la altura de las circunstancias

Foto: Monitor de la bolsa de Madrid. (EFE)
Monitor de la bolsa de Madrid. (EFE)

Fíjense si creo que llega una autentica revolución que he decidido dejar mi trabajo para crear una empresa que esté a la altura de las circunstancias. Y también pienso que ahorradores e inversores deben tomárselo tan en serio como me lo he tomado yo, porque son los grandes beneficiarios del cambio.

Puede que suene exagerado hablar de revolución. Tan exagerado como cuando alguien dijo que el futuro de la distribución estaba en Amazon o que diarios digitales como el que está usted leyendo sustituirían al papel. Y que el cambio se extendería por todo el sector servicios de la economía ¿Van a ser los servicios financieros la única excepción? Lo dudo mucho. Y los clientes que ignoren el cambio se están perdiendo algo que les beneficia.

No hablo de que un robot tome las decisiones estratégicas de inversión. Un robot jamás habría comprado Amazon, Google o Facebook. No habría entendido un modelo de negocio que no tenga nada que ver con los anteriores. Como tampoco entendería el genio de Steve Jobs o la forma de gobernar de Donald Trump. Y no entiende el miedo, la avaricia o la moda, elementos fundamentales en el comportamiento de los mercados. Pero ojo: a partir de ahí, ancho es Silicon Valley.

Si señor, en el cambio que viene, el cliente gana. Porque también se va a acabar lo de pagar por el “asesoramiento” que en realidad es pura venta

En el mundo de la inteligencia artificial las gestoras de patrimonio no pueden parecer gestorías de los años setenta. Porque ese sobrecoste de ineficiencia lo paga usted asimismo, hay cambios que nada tienen que ver con la tecnología pero que le afectan, como que ahora tiene la oportunidad de pagar comisiones de gestión solo cuando realmente hay gestión.

Desde mediados de los años 90 y hasta bien entrados los 2000, la llegada de las gestoras extranjeras permitió generar valor saliendo del microcosmos de la gestión bancaria nacional al universo de las gestoras multinacionales. Era como tirar a balón parado. Pero ya no es así. Usted sólo debe pagar comisión de gestión en aquellos casos en los que el gestor demuestre su valía o el activo lo requiera. Ya puede trabajar con entidades que, además de invertir en tecnología para no tener “sobrecoste de gestoría”, ofrecen la opción de utilizar fondos índice o ETFs (pronto caerá el muro que impide en la práctica la equidad fiscal con los fondos de inversión). Simplemente optimizando el balance entre gestión activa y pasiva de su cartera puede ahorrarse todos los años un 1% anual del valor de su patrimonio. Y por pasar de “gestoría” de patrimonios a gestora “High Tech” podemos estar hablando de un 0,5% anual adicional. O, pagarlo, pero que sea a cambio de una atención realmente personalizada.

Sea pues bienvenido a la revolución digital. Sus ahorros e inversiones no van a ser la excepción en este importante proceso de cambio

Si señor, en el cambio que viene, el cliente gana. Porque también se va a acabar lo de pagar por el “asesoramiento” que en realidad es pura venta. Se acabó llamar independiente al que no lo es porque la revolución digital viene acompañada de un cambio legal que obliga a llamar a las cosas por su nombre. Curiosamente tiene nombre de robot –MIFID2- pero en realidad es una ley, que también obliga a enseñar la cascada de costes ocultos de las entidades financieras.

En este artículo no le doy ideas concretas para invertir (que, por cierto, pronto compartiré con usted de forma gratuita en mi blog personal), pero le estoy dando un consejo que vale un 7,5% sobre el valor de su patrimonio en los próximos cinco años. Si lo sigue se ahorrará un 1,5% anual aprovechando el cambio que se está produciendo en el sector. Y lo único que tiene que hacer es estar atento al cambio, como lo ha estado para otro tipo de servicios que ahora utiliza habitualmente en versión digital. Yo me comprometo a mantenerle informado.

Sea pues bienvenido a la revolución digital. Sus ahorros e inversiones no van a ser la excepción en este importante proceso de cambio. Y un mejor servicio, menos comisiones, más independencia y mejor asesoramiento se traducen siempre en mayor rentabilidad.

Telón de Fondo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios