No se pierda en el proceso de sustitución empresarial

¿Se han dado cuenta de que Netflix y HBO están sustituyendo a las grandes empresas de Hollywood?, ¿se han parado a pensar cuantas empresas más serán sustituidas por Amazon?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Me da la sensación de que hay pocos economistas que sean conscientes de la importancia del cambio que se está produciendo en la economía global. Y que son muchos los inversores que, influidos por ellos, se están perdiendo participar en los beneficios de la que probablemente sea la revolución económica más importante de la historia, o al menos una de ellas.

En la economía se producen lo que podríamos llamar “superciclos”, es decir, períodos de grandes adelantos tecnológicos que suelen ir acompañados de importantes cambios estructurales. Ocurrió durante la primera revolución industrial, en el periodo de desarrollo de los EE.UU. y durante la posguerra. Pues bien, yo creo que ahora estamos en otro similar e incluso que podría ser el más importante de todos.

No voy a entrar en la obviedad del profundo cambio tecnológico que estamos viviendo – tan o más importante que cualquiera de los anteriores -, ni en la globalización o la incorporación de China al grupo de las grandes potencias económicas. Voy a hablarles de algo que ven ustedes todos los días pero que, a lo mejor y precisamente por la cercanía, no se han fijado hasta qué punto es importante y cuanto afecta no ya a sus vidas, sino también a sus inversiones. Es un proceso que llamaré de “sustitución empresarial”, que va más allá de la propia revolución digital

En la economía se producen “superciclos”, es decir, períodos de grandes adelantos tecnológicos que suelen ir acompañados de cambios estructurales

¿Se han dado cuenta de que Netflix y HBO están sustituyendo a las grandes empresas cinematográficas de Hollywood?, ¿se han parado a pensar cuantas empresas más serán sustituidas por Amazon? Por no hablar de Apple, que tiene tanto dinero que podría hacerse con cualquiera de las más importantes actividades industriales o de servicios del planeta.

¿Hasta dónde cree que llegarán modelos como el de Airbnb frente al del hotel tradicional? Y muy importante: ¿cuántas empresas sustituirán los canales clásicos de comunicación por las redes sociales a la hora de hacer publicidad? La lista de sustituidos y de los que les sustituyen es enorme y abarca casi todos los sectores de la economía.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Entiendo que la primera reacción a todos estos interrogantes sea la de “eso no va conmigo”. Pero sí que va. En el proceso de sustitución empresarial solo hay dos bandos: el de los que comen y el de los que son comidos. Puedes estar trabajando en el modelo de negocio que va crecer o en el que va a ser sustituido. Y lo mismo ocurre con tus inversiones.

Cómo afecta a la inversión

Aunque creo que es una buena idea tener en cuenta de que lado está a la hora de planificar su futuro profesional, yo me voy a centrar en lo “mio”, es decir, en cómo afecta esto a sus inversiones. Porque usted puede ser accionista de los que sustituyen o de los sustituidos. Ciertamente, hay un término medio, que son las empresas que se saben adaptar y cambian antes de que las sustituyan, pero son minoría. La mayoría tiende a la complacencia y el inmovilismo y, cuando se dan cuenta, ya están siendo sustituidas.

Es importante que analice su cartera - me da igual que utilice fondos de inversión o que invierta directamente en acciones – y compruebe si está del lado de los que ganarán cuota de mercado o de los que la pueden perder. Y esto también vale para países y zonas geográficas.

Hay un término medio, que son las empresas que se saben adaptar y cambian antes de que las sustituyan, pero son minoría

Si en los últimos ocho años la bolsa americana ha subido un 170% más que la europea se debe, sobre todo, a que allí están las grandes “sustituidoras”. La afirmación anterior es fácil de demostrar, ya que la mayor parte de la diferencia de revalorización se debe a la de las empresas disruptoras e innovadoras.

¿Por qué ha subido Amazon como la espume en los últimos años mientras importantes empresas de distribución minorista han perdido valor en una bolsa alcista? Pues porque los inversores han querido estar con el que come, no con el que es comido.

Usted no puede hacer nada si en España no se fomenta la innovación. O evitar que tarde o temprano paguemos un precio por ello. De hecho, si no fuera porque la “primavera árabe” ha hecho “el agosto” español, ya lo estaríamos notando en el crecimiento. Tampoco puede evitar que en nuestro país la burocracia, los impuestos y el maremágnum regulatorio frustren el espíritu empresarial. Pero lo que sí que puede hacer es invertir en cualquier valor, sector o país del mundo. Puede decidir si está en el bando de los que sustituyen o en el de los sustituidos. Aprovéchelo.

Telón de Fondo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios