Fondos de Inversión: ¿Es la corrección una oportunidad para el value?

¿Es la corrección una oportunidad para el 'value'?

El acierto en la elección 'valor' vs. 'crecimiento' ha tomado especial relevancia ahora que ha desaparecido el beneficio que generaba el acierto en la selección de fondos

Foto: Un 'trader' en Wall Street. (EFE)
Un 'trader' en Wall Street. (EFE)

Siempre me ha llamado la atención que se discuta sobre si a la hora de invertir en fondos es mejor el estilo de gestión 'de valor' ('value') que el 'de crecimiento' ('growth') o viceversa. Es el debate más inútil que se puede producir entre inversores. Es como discutir si es mejor utilizar un Range Rover o un Ferrari. Si te mueves por un camino de piedras, es mejor el Range Rover, si viajas por autopista, es mejor el Ferrari. Pues esto es exactamente igual con los estilos de gestión. Hay uno para cada terreno y la ventaja es que puedes tener e intercambiar ambos en función de necesidad.

Los gestores de fondos de valor son conocidos como 'cazadores de gangas'. Su objetivo es comprar barato. Se fijan mucho más en los múltiplos de valoración —el dividendo, la relación precio-valor contable o el PER— que en las expectativas de crecimiento de las empresas. Compran antes una inmobiliaria que un Google o un Amazon, que son valores que consideran caros desde el día en que salieron a bolsa. Pero insisto: no son peores que los gestores de fondos 'de crecimiento', solo son distintos. El fondo de valor hace su agosto cuando el mercado lleva tiempo bajando y empresas con muy buenos resultados se venden a precios de risa. Por el contrario, el fondo de crecimiento lo hace de cine en épocas en que se anima el mercado y sube cualquier empresa que se beneficie de un entorno de crecimiento económico o de euforia bursátil.

Pese a haber estado de moda, en los últimos años el 'value' lo ha hecho peor que el 'growth'. El 'value' siembra en años poscrisis —como 2009 y 2010— y recoge en las recuperaciones. Por el contrario, el 'growth' siembra y recoge en tendencias alcistas bien definidas. El 'valor' suele aguantar mejor las caídas, porque invierte en valores menos volátiles, el 'crecimiento' aprovecha más las subidas, pero se las lleva todas en las caídas.

El acierto en la elección 'valor' vs. 'crecimiento' ha tomado especial relevancia ahora que ha desaparecido el beneficio que generaba el acierto en la selección de fondos, ya que actualmente el 90% de fondos de inversión no es capaz de superar a sus índices de referencia. Por el contrario, la elección entre valor y crecimiento sigue siendo una de las decisiones que aportan valor. Y fíjense cómo: en el último año, el 'growth' batía al 'value' en un 10% en el caso de las grandes compañías y un 27% en el caso de las pequeñas ¡En un año! Eso sí que es 'alpha' y no el 'cero coma' de diferencia entre un gestor y otro o de estos con el índice.

El valor ha perdido por goleada en los últimos tres años, cierto, pero los mercados son cíclicos: ¿no será el momento de aprovechar la caída para comprar fondos de valor aprovechando que suelen hacer su agosto precisamente aprovechando las caídas? ¿Aprovecharán esta y nosotros con ellos?


Personalmente creo que todavía no ha llegado el momento de dejar el Ferrari en el garaje y sacar el Range Rover. Primero, porque para sembrar buena semilla los gestores de fondos de valor necesitan que el mercado haya caído mucho, como en 2009, cuando veníamos de una caída del 50% desde máximos y que había durado dos años. La caída actual del S&P 500 no ha superado el 10%. Las bolsas pueden caer más, es posible, pero a día de hoy no es suficiente descuento ni tiempo para que un gestor 'value' haga una buena siembra. Otra opción sería que, aunque volviéramos a la tendencia alcista, el camino a partir de ahora tuviera más baches. Que pasemos de autopista de peaje a carretera provincial, vaya. Eso sí que lo veo posible y significaría que la enorme diferencia que ha habido a favor del estilo 'crecimiento' se estreche y no ganen por goleada a los de 'valor'. Pero aun así ganarían.

Depende de la inflación

Hay otro elemento que juega a favor del 'growth': estamos en un entorno de crecimiento. De hecho, lo que ha asustado a los mercados es que se pueda disparar la inflación como consecuencia del mayor crecimiento y que eso haga subir los tipos de interés.

Si la subida de tipos acaba con la tendencia alcista de la renta variable, los fondos 'value' lo harán mejor que los 'growth', en el sentido de que perderán menos. Pero si no se dispara la inflación y, en consecuencia, no suben demasiado los tipos de interés ni se rompe la tendencia alcista en las bolsas, entonces el 'growth' seguirá reinando. En otras palabras: si las bolsas retoman una tendencia alcista sólida, es mejor seguir con el Ferrari. Si se acabó la fiesta, es mejor no estar en renta variable, pero ciertamente en ese entorno lo hará mejor el Range Rover.

Telón de Fondo

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios