Posible doble techo del euro, oportunidad en bonos norteamericanos

La forma de ganar en bolsa - o en renta variable general - es comprar con descuento y, de vender, hacerlo cuando nadie vende y todo el mundo se cree Warren Buffett

Foto: Billetes de dólar
Billetes de dólar

Aunque lo que toca es hablar de la caída de las bolsas, yo voy a seguir con mi filosofía “contraria” y les voy a hablar de otra cosa. En realidad, mi opinión sobre lo que está ocurriendo en las bolsas ya la tienen - y mucho más detallada - en mi informe mensual, que además es gratuito, así que la doy por contada. En cualquier caso y por si no les apetece suscribirse a mi informe, el resumen es sencillo: la forma de ganar en bolsa - o en renta variable general - es comprar con descuento y, de vender, hacerlo cuando nadie vende y todo el mundo se cree Warren Buffett. Pero ese tren ya pasó y fue antes de la corrección de febrero. Ahora toca esperar. Entramos en período de confusión y pánico y si algo he aprendido en estos años es que en situaciones así no es recomendable vender.

Otra característica típica de los mercados es que cuando hay pánico y confusión no nos fijamos en las oportunidades que tenemos delante, estamos todo el día obsesionados con lo que hace el Dow Jones. En esta ocasión creo que nos estamos perdiendo una información que afecta a algo tan importante como el dólar. Concretamente, la figura de doble techo que está haciendo la divisa europea.

Para mi la importancia de este doble techo no está tanto en la divisa en sí, sino en los bonos (más conocidos como “renta fija”). Afortunadamente hay muy poca gente que especule con divisas, pero donde si invierte muchísima gente es en renta fija, concretamente en bonos norteamericanos. De ahí la importancia de una posible oportunidad de compra en este activo.

Afortunadamente hay muy poca gente que especule con divisas, pero donde si invierte muchísima gente es en renta fija, en bonos norteamericanos

El caso es que el diferencial de tipo de interés entre los bonos europeos y los norteamericanos está alcanzado niveles realmente atractivos. Un ejemplo: por prestarle dinero a un año vista, el tesoro norteamericano te paga un 2,06%, pero si le prestas dinero al tesoro alemán, la rentabilidad es negativa en un 0,67%. En otras palabras: tienes que pagarle, mientras que los EE.UU. te pagan. Y te pagan mucho más. Y eso pese a que bajo ningún concepto EE.UU. va a dejar de pagar sus deudas a un año vista y la inflación no está tan lejos entre ambos países. Pero obtienes un diferencial positivo del 2,73% por prestar dinero a un año a Norteamérica en lugar de a Alemania. Con tipos a cero en Europa un 2,73% a un año eso es una auténtica pasada.

Obviamente de esto se habrá dado cuenta mucha gente, pero nadie se atreve a comprar bonos en dólares, no vaya a ser que luego caiga el dólar y se pierda la diferencia. Entre que los americanos fomentan un dólar débil y que a los europeos parece darles igual un euro fuerte – craso error, pero eso es otro tema -, a ver quien se atreve a comprar bonos en dólares. Lógico.

Doble techo en el euro-dolar

Pero algo está cambiando en la relación de cambio euro dólar. Si observan un gráfico, verán que a lo largo del mes de febrero el euro intento en dos ocasiones superar el nivel de 1,25 euros por dólar y en ambas no lo consiguió. Luego, en marzo, volvió a intentarlo, pero se quedo en 1,24. Y ahora se mueve incluso por debajo. Es lo que los analistas técnicos llaman un “doble techo”, queriendo decir que la cotización del euro no consigue superar ese nivel y eso significa también que hay un punto en el que el dólar ya no se deprecia. Concretamente que tiene un “suelo” importante en el entorno de 0,80.

Obviamente no sabemos cuanto tiempo durará este “suelo”, pero tiene toda su lógica que la depreciación del dólar se detenga, dado que cada vez se pagan mejor los activos de renta fija en dólares y eso debería potenciar su demanda. Al final, por mucho que quiera Trump un dólar barato y por poco que le importe al BCE un euro caro existe la ley de la oferta y la demanda y no pueden estar estar subiendo eternamente los tipos de interés USA y con ellos la remuneración en dólares y que nadie se percate de la diferencia. Es más: a un mes vista la TIR de la letra del tesoro americana ofrece un 1,71%frente al 0,59% que ofrece el bono alemán …¡a diez años! Vamos, que sale incluso más rentable prestarle a los EEUU a un mes que a Alemania a diez años. Y obviamente EEUU no va a hacer “default” (impago) en un mes o algo de este tipo que justifique tal diferencia.

A veces, cuando las bolsas están de los nervios, es mejor olvidarse de ellas y tratar de hacer otros negocios. O irse de vacaciones. Ayuda a cambiar el foco de atención y evita tomar decisiones equivocadas en medio de la tormenta bursátil. Hay decenas de fondos de renta fija norteamericana con duración entre uno y tres años que ofrecen una TIR mucho mejor que la de sus homólogos europeos. No digo que habiendo riesgo divisa me atreviera a poner mucho dinero ahí, pero voy a probar con un porcentaje pequeño de mi cartera.

Telón de Fondo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios