El 'value': ahora o nunca (literalmente)

En realidad el debate sobre si es mejor el 'growth' o el 'value' es un debate estéril. No hay uno 'mejor' que el otro

Foto: (iStock)
(iStock)

Cualquiera que tenga relación con la inversión en fondos habrá oído hablar del debate sobre si es mejor el estilo de gestión “Value” (“de valor”) o el estilo de gestión “Growth” (“de crecimiento”).

El “growth” hace referencia a los gestores de fondos que se fijan sobre todo en las expectativas de crecimiento de las empresas y no tanto en su valoración actual. Por su parte, los gestores “value” le dan mucha más importancia a la valoración.

Esto no significa que los gestores “de valor” no miren al crecimiento de las empresas, pero en su ADN lo más importante son otros parámetros, como el descuento respecto al valor en libros, el PER, etc. Lo que más pesa en el ADN de los gestores “growth” son las expectativas de crecimiento del negocio, aunque la empresa ni siquiera tenga beneficios (como le ocurrió a Amazon durante mucho tiempo).

En realidad el debate sobre si es mejor el “growth” o el “value” es un debate estéril. No hay uno “mejor” que el otro. Es como preguntarse si es mejor un Ferrari o un Range Rover. La respuesta es que son vehículos muy diferentes y que dependerá del terreno en el que compitan. En autopista gana el Ferrari, en un camino de tierra lleno de baches ganará el Range Rover.

El problema es que en empiezan a surgir dudas sobre si el “value” es capaz de ganar en algún terreno. Porque no sólo lo ha hecho peor que el Growth - e incluso que el mercado en general – en los últimos diez años, es que además ha llegado la crisis del coronavirus, un auténtico camino de tierra, y el Range Rover se ha quedado detrás del Ferrari.

Lo que ha ocurrido es relativamente sencillo de explicar. El coronavirus afecta más a los negocios “físicos” que a la mayoría de los negocios digitales. Y especialmente a los más afectados por las medidas de distanciamiento social. Los gestores de valor no suelen invertir en negocios digitales y mucho menos en “high flyers” tipo Netflix o Amazon, pero estos valores están en casi todas las carteras de los gestores de crecimiento. La crisis ha pillado a los gestores de valor en el sitio equivocado. Y viceversa.

En realidad el debate sobre si es mejor el “growth” o el “value” es un debate estéril. No hay uno “mejor” que el otro

El mercado piensa, con razón, que las empresas donde el contacto físico es importante tardarán más en recuperar su nivel de actividad anterior, puesto que dependen de que surja una vacuna o un tratamiento eficaz contra el coronavirus. Y no se trata solo de hoteles o líneas aéreas, también de negocios con muchas fábricas o mucho personal de oficina, que tendrán que realizar inversiones para garantizar la distancia de seguridad de sus trabajadores. Y así, llegamos a la cuestión de si alguna vez volverá a superar el Range Rover al Ferrari o nos olvidamos para siempre.

En mi opinión, es precisamente ahora cuando los gestores de valor tienen la oportunidad – probablemente la última -, de demostrar su capacidad de comprar buenos negocios a bajo precio, la esencia del “value”. No será algo que podamos comprobar en el corto plazo, pero si tienen visión y saben detectar esos negocios analógicos que tanto les gustan y comprarlos baratos ahora que están deprimidos, dentro de un año o dos se notará en los resultados de sus fondos. Si se descubre un tratamiento o una vacuna eficaces contra el virus, claro.

Se preguntarán Uds. como se localiza un fondo “value” cuyo gestor haya visto la jugada. Una forma es hablar con el gestor, escuchar sus ideas y ver cómo las va materializando en la cartera, pero no es fácil si eres un inversor particular. Tampoco lo es si eres un asesor independiente como nosotros, dado que en España los gestores prefieren hablar con gente que vende sus fondos a cambio de una comisión. Y los asesores independientes no cobramos comisión de los productos que recomendamos. Pero no importa, hay una alternativa incluso mejor. Como dice la biblia, “por sus actos los conoceréis”. Si no eres un comisionista, analiza la cartera.

Porque no valen todos los negocios que se ven perjudicados por la necesidad de mantener distancia de seguridad. No todos volverán a ser buenos cuando esa distancia no sea necesaria. Hay hábitos que cambiarán para siempre. Dos años son muchos años para que la gente se acostumbre a utilizar servicios digitales o comprar online.

Así que, por si les sirve de ayuda, paso a continuación a comentarles ejemplos de qué nos gustaría encontrar en la cartera de un gestor “de valor” para recomendar su fondo.

Utilizaremos un gestor que no es “de valor” pero que ha visto la jugada: el responsable del fondo soberano de Arabia Saudita.

Ha aprovechado la crisis para comprar un 6% de la empresa Live Nation, el mayor organizador de conciertos en vivo del mundo. Supongo que esta empresa lo estará pasando francamente mal y que se nota en el precio. Hasta que no haya una vacuna no podrán juntar tanta gente en un espectáculo. Pero en cuanto la haya la gente estará como loca por volver a ver música en directo. Ya quedó claro hace tiempo que el vídeo no era capaz de matar a una buena banda de rock en directo.

Han comprado también un 7% de Carnival, el mayor operador de cruceros del mundo. Y participaciones significativas en Starbucks, en la cadena hotelera Marriot – nada sustituirá nunca la experiencia de un hotelazo de lujo en el centro de las ciudades más bonitas del mundo – o acciones de Disney.

Hay más parámetros importantes a la hora de elegir un fondo de valor, pero no me queda espacio. Si le interesa el tema, el próximo día 4 de junio realizaremos una jornada online gratuita en la que trataremos este asunto. Tendrá información en mi cuenta de Twitter.

Telón de Fondo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios