Es noticia
Menú
Oportunidad para “los ricos” de liberarse de cadenas bancarias
  1. Mercados
  2. Telón de Fondo
Víctor Alvargonzález

Telón de Fondo

Por

Oportunidad para “los ricos” de liberarse de cadenas bancarias

Los bancos le van a proponer nuevas estructuras que le permitan mantener sus ingresos, pero sin quererlo el gobierno le ha abierto la puerta a liberarse de las “cadenas”

Foto: iStock
iStock

Nunca entendí por qué la gente montaba SICAV para gestionar su patrimonio financiero, cuando en nuestro país existe la figura del traspaso libre de impuestos entre fondos de inversión. Sobre todo porque hace mucho que se puede invertir en todo tipo de activos usando fondos.

Los únicos que tenían un motivo sólido para montar una SICAV en lugar de colocar ese patrimonio en fondos de inversión eran los bancos. Al fin y al cabo, las SICAV son sociedades y por lo tanto generan toda una serie de gastos de funcionamiento, mantenimiento, gestión, depósito, intermediación, etc. Y como encima se trata de sociedades reguladas, pues más gastos todavía. Y el beneficiario de los gastos y comisiones siempre es el banco.

La alternativa - una cartera de fondos de inversión - sólo tenía comisiones de gestión, que además eran bajísimas, porque hacía mucho tiempo que existían participaciones en fondos específicas para banca privada, las famosas “clases limpias”. No solo salía más barata una cartera de fondos en lo referente a comisiones, sino que, además, se evitaban todos los gastos societarios y regulatorios.

Foto: Boleto del Euromillones. (iStock)

Pero claro, esto lo decía yo, que no era un banquero “súper cool” de un banco privado mega guay. La mayoría de los clientes de alto patrimonio quedaban impresionados por el “glamour” del banco privado y se inclinaban por la opción SICAV. No podía ser todo tan fácil y tan barato como decía el asesor independiente. Pero al final el glamour se paga. Y en este caso no solo en comisiones y gastos: también en rentabilidad.

Porque lo peor de todo es que la rentabilidad de la opción glamurosa ha sido en general peor que la de la alternativa humilde (y barata). Si comparamos los resultados obtenidos por las SICAVs en los últimos años con una sencilla cartera indexada con perfil de riesgo similar - y no les quiero decir con una cartera que haya sabido hacer buenas inversiones sectoriales o países-, las SICAV pierden por goleada. Si no me creen, comparen la rentabilidad de una media entre el Eurostoxx 50 y el MSCI World con la parte de renta variable de su SICAV – es una referencia razonable para un inversor europeo - y la de la renta fija con la media de rentabilidad de los fondos de renta fija de medio y largo plazo en los últimos 10 o 20 años.

La buena noticia es que la crisis que ha generado el gobierno entre los altos patrimonios con el cambio de legislación de las SICAV es un claro ejemplo de que las crisis muchas veces son oportunidades. En este caso de liberarse de cadenas bancarias, entendidas como burocracia, gastos y comisiones, sin perder o incluso ganando en rentabilidad.

Foto: Parqué de la bolsa alemana. (Reuters/Staff)

Mi sugerencia es que aproveche esta segunda oportunidad. Los bancos le van a proponer nuevas estructuras que permitan al banco mantener sus ingresos, pero sin quererlo el gobierno le ha abierto la puerta a liberarse de las “cadenas” bancarias al permitir que el traslado del dinero de SICAV a fondos de inversión nacionales no implique aflorar plusvalías.

Cierto, tener que trabajar solo con fondos nacionales es como volver a la situación de hace 20 años en términos de gestión de una cartera de fondos. La arbitrariedad de esta medida - toma libre mercado europeo - tiene consecuencias financieras. Pero es un problema temporal, como veremos más adelante. Además, con un buen asesoramiento se puede compensar en gran medida esta limitación. No olvidemos que está sobradamente demostrado que más del 80 % del resultado de una cartera de fondos depende de la distribución de activos, no de la selección de gestores.

Además, según mis fuentes fiscales, que generalmente están bien informadas, con posterioridad y dentro de unos plazos se podrá traspasar ese dinero a fondos internacionales. Esto último es de pura lógica, puesto que en la legislación sobre inversión colectiva no dice en ningún sitio que el traspaso entre fondos sea una figura exclusiva de los fondos nacionales (solo faltaba). Pero como en temas jurídicos y fiscales la lógica suele brillar por su ausencia, compruébenlo por si acaso con su asesor fiscal. Yo solo soy asesor financiero.

Foto: iStock.

Ahora bien, si es como les digo, en un plazo relativamente breve podrán mover sus inversiones entre todo tipo de activos, países y sectores. Y encima se habrán ahorrado un dineral en gastos, comisiones y burocracia.

El manejo de la cartera de fondos va a ser el menor de sus problemas. Vistos los resultados de las SICAV, a poco que elija un buen asesor o gestor los resultados serán iguales o mejores. Evidentemente, no todos los asesores o gestores son buenos, aquí ocurre como en cualquier otra profesión. Tendrá Ud. que elegir bien, pero no es una tarea imposible. Y no tiene usted por qué pelearse con su banco: asesores independientes como nosotros asesoran sin necesidad de cambiar de banco. Así el banco seguirá llevándose la retrocesión de comisiones de los fondos que Ud. compre, que son un “pico” incluso trabajando con clases limpias (el asesor independiente no participa en la retrocesión de comisiones de los productos que recomienda). Su banco entenderá que ha llegado el momento de equilibrar la balanza.

Nunca entendí por qué la gente montaba SICAV para gestionar su patrimonio financiero, cuando en nuestro país existe la figura del traspaso libre de impuestos entre fondos de inversión. Sobre todo porque hace mucho que se puede invertir en todo tipo de activos usando fondos.