Inversión sostenible y gestión en tiempos de pandemia

Nos encontramos en un entorno tremendamente duro y difícil para la gestión de activos donde la selección adecuada de compañías es clave de cara a los próximos meses.

Foto: Inversión sostenible
Inversión sostenible

La crisis provocada por la pandemia del Covid-19 es un fenómeno temporal que no tiene por qué afectar a los negocios sólidos, pero dejará cicatrices. Nos ha cogido al mundo desprevenido; los “cisnes negros” siempre lo hacen, por ello reciben dicha denominación. No vamos a quitar hierro al asunto, ni en lo que al drama humano que supone y respecto a la pérdida que, en términos económicos, vamos a sufrir durante los próximos trimestres. Es probable que cambien muchos aspectos de nuestra vida tras esta tragedia, la forma en que nos relacionamos, trabajamos o incluso el orden mundial…. aún es pronto para saberlo, pero espero que todo esto sirva para reflexionar sobre nuestra responsabilidad como ciudadanos, como empresas o como inversores, hacernos más fuertes, estar más preparados y ahondar en la necesidad del trabajo en equipo.

Pido al Gobierno de la nación que gestione esta situación tan difícil con un detalladísimo equilibrio entre medidas para la defensa de la salud y medidas para la defensa de la economía española. No es nada fácil y van a tener grandes presiones de grupo de interés pero, lo que sí que tengo claro es que si la balanza va demasiado hacia un lado la salida de esta crisis va a ser mucho más dura y más larga en el tiempo.

La pandemia pasará, pero tendrá sus efectos en la sociedad y en la economía.

En primer lugar, trasladar todo nuestro apoyo y ánimo a aquellos que más han sufrido esta tragedia perdiendo a sus seres queridos. También quiero homenajear a los profesionales sanitarios, transportistas, Guardia Civil, Policía nacional y local, las Fuerzas Armadas y otros muchos por su dedicación, esfuerzo y valentía por falta de medios, un ejemplo que creo que nunca se nos va a olvidar.

La calidad de la sanidad, tanto pública como privada, sirve para medir la fortaleza de un país y hoy más que nunca nos damos cuenta de lo estratégico que es. ¡Muchas gracias!

Es probable que cambien muchos aspectos de nuestra vida tras esta tragedia, la forma en que nos relacionamos, trabajamos, incluso el orden mundial

Hace casi ya 28 años que llevo encargándome de las inversiones financieras de mi empresa familiar, en Nefinsa durante 15 años y en mi actual empresa familiar, Grupo Zriser, los 13 años restantes. Durante ese periodo de tiempo he hecho inversiones directas en el mercado financiero, pero sobre todo he delegado la gestión a gestoras de 'wealth management' mucho más expertas que yo. Me han gestionado desde Morgan Stanley pasando por UBS, con bancos nacionales WM, hasta con 'boutiques' de gestión especializadas. He tenido alegrías y penas pero por lo general he aprendido mucho de todas ellas.

Pido al Gobierno que gestione esta situación con un detalladísimo equilibrio entre medidas para defender la salud y para defender la economía

Coincidencias de la vida, mi equipo de Grupo Zriser, Pilar Lloret Martinez y Emilio Garcia Rodriguez, tuvo contacto con una persona, Pablo Cano Escoriaza, con el que habían trabajado hacía años en AVIVA. Este gestor llevaba cuatro años gestionando un fondo de renta variable europea con criterios sostenibles, había ganado mucho reconocimiento en el mundo financiero español y obtenido premios de distintas casas que valoran la gestión de los directores de inversión españoles e internacionales.

Coincidí con él en un hotel en Madrid y estuvimos comentando qué es lo que habíamos hecho y decidimos desarrollar ese proyecto que ahora es una realidad, la gestora NAO Sustainable Asset Management.

Bolsa de Wall Street, en Nueva York. (EFE)
Bolsa de Wall Street, en Nueva York. (EFE)

Haciendo balance de este período, lo cierto es que estamos muy satisfechos en general, tanto con la evolución del negocio de la compañía como de nuestros fondos de inversión. Creo que llevamos algunos años muy intensos pero llenos de ilusión y de oportunidades que nos han permitido extender nuestra visión de que Rentabilidad y Sostenibilidad van de la mano y que, el mundo, más que nunca, pide respuestas que vayan en esta tendencia.

Los últimos acontecimientos avalan precisamente la necesidad de ir más allá de lo que es meramente el aspecto económico de las cosas. Esta tendencia está envolviendo a todos los actores: empresas, gobiernos, ciudadanos, instituciones supranacionales, cada uno debe asumir su papel y responsabilidad.

Nos encontramos en un entorno tremendamente duro y difícil para la gestión de activos donde creemos que la selección adecuada de compañías es clave de cara a los próximos meses.

En este sentido y respecto a nuestro compromiso con nuestros inversores, siempre hemos recalcado la necesidad de estar preparados para los malos momentos y las sorpresas, lo cual implica precisamente haber hecho una buena selección previa de compañías fiables, con un buen negocio y con poca deuda, con balances sólidos que permitan mantenerse mientras no se normalice la situación. Hemos sido muy insistente en mantener muy controlado el factor endeudamiento de las compañías en cartera como la mejor forma de protegerse ante cualquier tipo de crisis.

Creemos en compañías que tienen crecimientos estructurales, caja estable y predecible y balances saneados. En los próximos meses tener caja neta va a ser “oro” pero el año que viene va a pasar a ser “planito”. Estas compañías serán las que salgan reforzadas de esta crisis. Creemos en sectores como el reciclaje, eficiencia energética, farmacéuticas/cuidado de salud, etc.

La sostenibilidad no se puede detectar analizando solo el balance, la cuenta de resultados y el cash flow de las compañías

Más allá de la responsabilidad de los agentes y en un sentido más pragmático a corto plazo, hemos podido confirmar lo que comunicamos en la Bolsa de Valencia el día de la presentación de la Gestora NAO: La sostenibilidad dentro de la gestión de carteras es un elemento que permite controlar los riesgos que no se pueden detectar analizando solo el balance, la cuenta de resultados y el cash flow de las compañías. En otras palabras, los criterios sostenibles aplicados a una cartera reducen la volatilidad de dicha cartera. Esto ha permitido que la sostenibilidad se esté consolidando como un punto crucial a tener en cuenta y estoy seguro que dentro de 10 años las finanzas y la economía habrán cambiado radicalmente en este sentido. Seguiremos, no obstante, predicando y trabajando para que el cambio sea lo más rápido posible sin dañar el progreso.

Otro punto en el que hemos querido diferenciarnos, además de la sostenibilidad, es en la forma de ver las inversiones en renta variable, analizando las compañías como lo haría un empresario. Podríamos decir que gestionamos de forma “artesanal”, con una filosofía cuyos pilares básicos son la racionalidad y la simplicidad. Estamos convencidos que esta es la única forma de generar valor a nuestros clientes sin incurrir en riesgos innecesarios, escapando de las valoraciones disparatadas o absurdas en algunos sectores o de las modas. Los ahorros de nuestros partícipes son la primera de nuestras preocupaciones, los gestionamos de la misma forma que los nuestros y siempre sobre la base de que dejar de ganar nunca es perder.

La calidad de la sanidad, tanto pública como privada, sirve para medir la fortaleza de un país y hoy nos damos cuenta de lo estratégico que es

Quiero resaltar también lo importante que es para nosotros el dar cada día un mejor y más cercano servicio al cliente; la necesidad de ser transparente, de ofrecer soluciones sencillas y explicarlas es otro de los atributos por los que nos queremos distinguir. Durante el año hemos trabajado en este sentido, queremos que nuestros clientes entiendan lo que hacemos ya que es muy importante para reforzar la confianza mutua, clave para construir relaciones a largo plazo.

Para nosotros ha sido crucial el momento actual que estamos viviendo para constatar que efectivamente es así, que nuestros clientes, dentro de lo que estamos viviendo, están tranquilos con su inversión mostrando una gran fidelidad. Les damos las gracias desde aquí por seguir confiando y ser pacientes con estos duros meses que llevamos a cuestas.

Sostenibilidad, servicio y mimo a la hora de gestionar las inversiones. Estos son los objetivos que nos marcamos al inicio de esta andadura que creemos haberlos cumplido durante esta corta etapa. Seguiremos trabajando duro para mantenernos en este camino. Siempre hemos dicho a nuestros inversores que, siendo la rentabilidad un punto importante, lo es más para nosotros ofrecer una posibilidad de inversión en la que dicha rentabilidad se ajuste al riesgo asumido, teniendo claro, sobre todo que lo que queremos es protegernos en las caídas. Entendemos que aquellos que invierten con nosotros así lo quieren y creemos que hemos sido fieles a su mandato.

*Pablo Serratosa Luján es presidente de Zriser y NAO Sustainable Asset Management.

Tribuna Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios