Cisma total entre el Banco de España y el FROB por las cajas nacionalizadas

Es la comidilla de todo el mundo bancario español en las últimas semanas, nombramiento de Rodrigo Rato como miembro del consejo asesor internacional del Santander aparte.

Es la comidilla de todo el mundo bancario español en las últimas semanas, nombramiento de Rodrigo Rato como miembro del consejo asesor internacional del Santander aparte. El mecanismo de adjudicación de las dos nacionalizadas consideradas como no sistémicas a efectos de las ayudas de Bruselas, esto es, Novacaixagalicia y Catalunya Banc, ha tensado las relaciones entre Banco de España y Ministerio de Economía-FROB hasta un punto insostenible, cartas de dimisión no aceptadas de algún importante miembro del supervisor incluidas con motivo de la abortada, de momento, salida del director de Regulación y Estabilidad Financiera, José María Roldán.

Unas discrepancias que tienen su origen en lo que desde el banco central se considera una gestión excesivamente política de ambos procesos, sin una estrategia clara, que está provocando un desconcierto mayúsculo entre buena parte de los actores intervinientes, potenciales adjudicatarios incluidos. "Esto del FROB es como las antiguas cajas de ahorro, no se sabe quién manda", ha llegado a comentar uno de sus principales responsables en su círculo de confianza. No sólo se cuestiona el papel de Antonio Carrascosa como responsable del Fondo de Restructuración, sino que es el desempeño del propio ministro de Economía, Luis de Guindos, el que está en entredicho.

En efecto, en el caso de la que fuera la caja catalana, no se entendió ni compartió en el BdE el discurso oficial durante los primeros meses de 2013 de que era una ocasión de obtener ingresos para el Estado de hasta 1.000 millones de euros con su venta a un tercero, cuando ya en el momento de la solicitud de los fondos a Europa con motivo de la firma del MoU se sabía que la firma en su día presidida por Adolf Todó iba muy, muy justa de capital y probablemente requeriría de, al menos, 2.000 millones de euros adicionales.

Cada día que pasa, el coste para las arcas públicas será mayor, concluyen en todos los ámbitos menos en el ministerialLa suspensión de la subasta el pasado marzo, apenas dos días antes de su cierre, fue incluso censurada públicamente por el gobernador, Luis Linde -hombre próximo al propio titular de la cartera-, unos meses más tarde al calor de las conclusiones del informe encargado a McKinsey y Nomura -y, sorprendentemente, nunca hecho público- que advertía, como así ha sido y según se filtró a la prensa en mayo, de un acelerado deterioro de la franquicia en caso de permanecer independiente.

La situación de la firma es, de hecho, crítica con numerosas bajas en puestos claves como las direcciones financiera o de marketing, o en alguna de las territoriales más significativas. Sólo una activación adicional de activos fiscales diferidos (hasta 5.000 millones de euros frente a los 1.600 hoy en balance) podría evitar, y aun así, una nueva inyección de fondos públicos, bien de forma directa bien a través de un esquema de protección de activos o EPA. Cada día que pasa, el coste para las arcas públicas será mayor, concluyen en todos los ámbitos menos en el ministerial.

Novacaixagalicia, pan para hoy...

Caso bien distinto es el de Novacaixagalicia donde parece imponerse la tesis del Ejecutivo de que la adjudicación a un fondo extranjero -caso de Guggenheim, que lleva en la pomada desde el principio con distintos esquemas de participación- lanzaría un mensaje internacional de confianza en la economía española y en su sistema financiero que, visto dónde estuvo la prima antes y dónde está ahora y la inercia positiva reciente, habría que aprovechar… ¿De verdad?

Las relaciones entre Banco de España y FROB son meramente formales, habiéndose dado ambas partes un periodo de tregua hasta finales del mes que viene a fin de no dificultar aún más las dos adjudicacionesEsta tesis choca frontalmente tanto con la doctrina de los tecnócratas europeos sobre el futuro de las firmas no sistémicas que, a su juicio, deberían desaparecer, como con la del propio Banco de España, que la considera como una solución transitoria e insatisfactoria a medio plazo, dado el perfil de este tipo de instituciones y su política de necesaria rotación de cartera. Dentro de unos años, podríamos haber salido de Málaga para meternos en Malagón, concluyen. ¿Y entonces?

De ahí que, yendo al fondo de la cuestión, que supera con creces la forma de las declaraciones oficiales, se esté trabajando desde dentro de la institución para plantear una alternativa que conserve lo que se persigue con esa operación y que no es otra cosa que salvar la cara por un Feijóo que se comprometió a salvaguardar la 'galleguidad' de la institución. Siendo imposible mantener su independencia, que al menos se convierta en filial con red y marca propias de un tercero. Algo a lo que sólo el BBVA parece estar dispuesto a día de hoy y con fecha de caducidad.

En la actualidad, las relaciones entre Banco de España y FROB son meramente formales, habiéndose dado ambas partes un periodo de tregua hasta finales del mes que viene a fin de no dificultar aún más las dos adjudicaciones pendientes. Sin embargo, el final de año promete ser de lo más movidito y puede traer con el turrón algún que otro cambio sustancial e inesperado de organigrama, salvo que el espíritu de la Navidad reconduzca la situación, cosa poco probable. Una crisis que llega en el peor de los momentos posibles, con las negociaciones de Basilea III, el asset quality review del BCE y el posterior stress test de la EBA encima de la mesa.

Con ese panorama, ¿de verdad alguien cree que se pueden defender los intereses de España en tales foros? Aquí, aquí, aquí no hay quien viva, aquí no.

Buena semana a todos.

Valor Añadido
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios