Estocada mortal para el análisis bursátil y muchas cotizadas
  1. Mercados
  2. Valor Añadido
S. McCoy

Valor Añadido

Por

Estocada mortal para el análisis bursátil y muchas cotizadas

El conflicto entre recomendaciones y operaciones propias o por cuenta de terceros de la banca de inversión puede convertirse en recuerdo de un pasado otrora glorioso si

El conflicto entre recomendaciones y operaciones propias o por cuenta de terceros de la banca de inversión puede convertirseen recuerdo de un pasado otrora glorioso si nos atenemos a la reforma que se acaba de aprobaren Reino Unido y que, de acuerdo con los especialistas en la industria del brokerage, puede extenderse a toda Europa.

No, no estamos hablando del establecimiento de una regulación que fije de una vez por todas ‘murallas chinas’ infranqueables entre corporate e intermediación, sueño demasiado bonito para ser cierto, viva la utopía. Qué va. Uno de los actores va a desaparecer, el análisis bursátil, debido a las restricciones que se quierenimponera una parte significativa de quienes compran este servicio para seguir haciéndolo como hasta ahora.

En efecto, desde este mes de junio la Financial Conduct Authority obligará a las gestoras de fondos a usar el dinero que reciben en forma de comisiones de sus clientes únicamente para adquirir research de carácter ‘sustantivo’, que incorpore conclusiones ‘significativas’ y añada ‘verdadero valor añadido’ a sus decisiones. Una frontera difusa que puede laminar mucho informe macro o sectorial recurrente o todos aquellos ratings que no vayan precedidos del strong antes del buy o sell.

Será interesante seguir en qué se concreta finalmente.

De acuerdo con cálculos preliminares de consultoras especializadas a las que hace referencia el Financial Times, y que a primera vista se antojan exagerados, las comisiones de los brokers ligadas a esta actividad podrían verse reducidas a la mitad a medio plazo –entre un 10% y un 15% sólo en 2014–y, con ellas, el gasto por parte de los empleadores y el número de especialistas en el sell side, que ya habían menguado un 50% a nivel mundial desde 2007. Una debacle en toda regla que llega en un momento en el que el trading parecía recuperarse, tanto en volúmenes como en comisiones (FT, "Equity research income set for 50% crash", 11-05-2014).

Las implicaciones de esta ‘recomendación’ del regulador de las Islas no se limita a lo que puedasuceder con estas áreas de negocio en el seno de las entidades financieras, o a cómo puede afectar a la viabilidad de operadores independientes, sino que tiene importantes consecuencias para el conjunto del mercado de acciones.

No en vano, más del 50% de los valores bursátiles que cotizan en las economías desarrolladas carecen de cobertura por parte de las casas de análisis. Obviamente, esta medida puede agravar el problema con el consecuente impacto sobre la eficiencia (al haber menos instrumentos para comparar valor y precio, obligando al inversor al desarrollo de modelos internos), transparencia (al final el seguimiento por parte de profesionales genera un círculo virtuoso de información que se retroalimenta, más allá de que las noticias de la empresa sean buenas o malas) y profundidad (el desconocimiento de determinados títulos puede conducir a su no inclusión en las carteras de los distintos agentes financieros) de las bolsas.

Dicho esto, ya existen compañías especializadas –incluso en España–en seguir estas pequeñas y medianas sociedades, en una propuesta de valor similar al de las agencias de calificación con la deuda tanto corporativa como soberana. Ahora se podrían aprovechar de los previsibles procesos de cierre y concentración de negocios que devienen en no rentables para incorporar personal cualificado a un coste razonable. No obstante, la cuestión de un potencial conflicto de intereses–¿oh, sí?, les recuerdo el primer párrafo de este post–es evidente y puede actuar como freno a la aceptación de sus informes por parte del público en general (FT, "Equity reaseach bloodbath gathers pace", 25-05-2014).

Sea como fuere, a este toro herido de muerte y acochinado en tablas, para el que el ganadero pedía desesperadamente el indulto ante la perspectiva de un mejor horizonte,le han aplicado un cruel descabello que, si no le remata, poco faltará para ello. A quienes han contribuido a su cría, les queda la salida de emplearse en las propias gestoras, al abrirse un nuevo horizonte para el análisis in house, costoso sí, pero imprescindible para muchas de ellas.Poco consuelo parece ante tanta incertidumbre.

A mí, que he sido arte y parte en mesas de negociación, y que conservo tan buenos amigos en ellas, la morriña de lo que fue, y ha dejado de ser, me invade al escribir estas líneas.

Sentimental que es uno.

Acciones