¿Privatizamos a Messi? Las hilarantes propuestas del 'otro Macri'

A veces, el sarcasmo es el análisis político más incisivo. Una cuenta 'fake' de Macri con miles de seguidores ironiza sobre la conyuntura en "la pocilga que me ha tocado gobernar"

Foto: Mauricio Macri baila sobre un escenario tras conocer los resultados de las elecciones presidenciales, en Buenos Aires, el 22 de noviembre de 2015. (Reuters)
Mauricio Macri baila sobre un escenario tras conocer los resultados de las elecciones presidenciales, en Buenos Aires, el 22 de noviembre de 2015. (Reuters)

No cabe duda de que los tiempos políticos en Argentina se han acelerado desde la llegada a la Casa Rosada del empresario y expresidente del Boca Juniors Mauricio Macri. Su revolución de la alegría y de los globos amarillos, como le dicen muchos en alusión al archiuso del color amarillo, de globos y confetis en los mítines y eventos del PRO -el partido de Macri, que acudió a las elecciones dentro de la alianza Cambiemos-, se concretó en medidas que sorprendieron a la ciudadanía por su contundencia y rapidez: entre ellas, la supresión de los subsidios en las facturas de la luz, el gas, el agua y el transporte público, que se ha saldado con aumentos que en ocasiones llegan al 700%, hasta el punto de que el Gobierno debió dar marcha atrás y prometer que no pasará del 400%.

El jueves 14 de julio, en la ciudad de Buenos Aires y su cinturón metropolitano, los vecinos de decenas de barrios salieron a protestar contra los aumentos, que han llevado a muchas pequeñas y medianas empresas a la ruina y dejan en una situación comprometida, en medio del invierno más largo y riguroso de los últimos años, a miles de familias. Por ello, muchos porteños protestan con carteles como este: “Macri, no hay estufa que se banque [que soporte] el frío de tu corazón”.

Hay quien le ha visto el filón al asunto, que a fin de cuentas, mejor afrontar los tiempos difíciles con ironía y buen humor. Desde hace unos meses, funciona en Twitter una cuenta 'fake' de Mauricio Macri que, ante la inquietud de quienes no pueden pagar la factura del gas, propone: “Para hoy, les recomiendo ocho suéteres, tres pantalones, cinco pares de medias y si es posible, pónganse cuatro zapatillas manga de derrochadores de energía (sic)”. O bien: “Si se ponen un suéter mientras se bañan con agua fría, no les va a joder tanto, como presidente, tengo que llevarle soluciones a la gente”. El día de las protestas contra el tarifazo, que coincidió con el atentado en Niza, el falso expresidente de Boca afirmó: “No me importa ni el #Ruidazo ni el #Tarifazo ni la gente, y menos que menos Francia, vamos Boca hoy”.

En campaña electoral, Macri se esforzó por dejar claro -incluso grabó mensajes y escribió 'mails' que llegaron personalmente a cada porteño, siempre dirigidos individualmente, "a vos”- que no iba a quitar nada de lo que el kirchnerismo había dado a las clases medias y populares, en forma de subsidios directos o indirectos. Apenas unas semanas después de su llegada a la Casa Rosada, se anunciaron los tarifazos, al tiempo que se reducían o eliminaban las retenciones a las oligarquías exportadoras. Unos días atrás, el presidente no dudó en lanzar una frase que pasará a la historia: "Si yo les decía a ustedes hace un año lo que iba a hacer y todo esto que está sucediendo, seguramente iban a votar mayoritariamente por encerrarme en el manicomio". Zanja la discusión el Macri 'fake': “La verdad es que ustedes entendieron todo mal, no era pobreza cero, era promesas cero. No cumplimos ninguna”.

Con la complicidad de los grandes medios, que siguen llenando sus portadas con los casos de corrupción de los miembros del Gobierno anterior, Macri no siente mucha necesidad de justificarse. Como tuiteó el falso Macri: “Desde que asumí, 'Clarín' no miente más, ahora se les caga de risa en la cara a todos”. O en la incombustible revista satírica 'Barcelona' ("Clarín' y 'La Nación', sorprendidos: es increíble que todos los medios del mundo hablen de los 'Panama Papers' cuando Uber está llegando a la Argentina") después de que el diario 'Le Monde' desmintiera la información publicada por 'Clarín'.

Hay frases de las que le hacen a una pensar que la clase política quiere dejar sin trabajo a quienes se ganan la vida con el humor político. Cuando el propio presidente habla así, ¿qué le queda por decir a la prensa satírica? Pongamos por caso la ya célebre frase que el mandatario argentino profirió el 9 de julio, día de la independencia argentina, cuando, frente a don Juan Carlos de Borbón, afirmó que los próceres argentinos “deberían tener angustia de tomar la decisión, querido Rey, de separarse de España". 

Ese mismo día, Macri se excusó en Twitter -en su verdadera cuenta- por no acudir a los festejos de la independencia, argumentando que estaba muy cansado. La revista 'Barcelona' aprovechó para lanzar su 'exclusiva': así encontró (el asesor político) Durán Barba a Macri cuando lo fue a buscar para que asista a los desfiles del 9 de julio. La independencia fue un filón para la revista, que lanzó varias primicias: “9 de julio: un estudio revela que lo que antes se gastaba en Fito Páez, ahora se gasta en vallas y fuerzas represivas”. Mientras tanto: "Descubren al CEO Aranguren cantando el Himno de Shell”.

La cuenta 'fake' también le sacó punta a la ocurrencia del presidente de asegurar que estaba cansado el día de los festejos patrios: “Estoy cansado, no importa cuándo lean esto”. Y después: “Aprovechen a dormir, súbditos, que próximamente hay un impuesto al sueño con dos aumentos por año”. “Pensándolo bien, si implemento un impuesto al descanso, a mí no me va a quedar otra que hacer la que hago siempre, evadir el impuesto”.

Lo dicho: a mal tiempo, mucho humor. Un par de perlas más de @maurimacriii: “Menos mal que Messi se queda, porque estábamos a punto de privatizarlo”. “Feliz 4 de julio para todos los que viven en un país soñado y no en esta pocilga de mala muerte que me toca gobernar”.

 

 

Mondo Cane
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios