'Crimea', la nueva película de acción con la que Rusia reivindica su invasión

El cineasta Alexei Pimanov recrea con gran presupuesto aquellos días desde el punto de vista ruso. Probablemente nunca puedas verla, porque solo se va a estrenar en Rusia y Bielorrusia

Foto: Una de las secuencias de acción de la película mostradas en el tráiler (Captura de pantalla de YouTube)
Una de las secuencias de acción de la película mostradas en el tráiler (Captura de pantalla de YouTube)

En el verano de 2014, durante un viaje por Múrmansk, en la región ártica occidental de Rusia, pude comprobar personalmente que las bolsas de plástico de muchos supermercados rusos mostraban un mapa del país que incluía Crimea. La anexión de la península se había llevado a cabo pocos meses antes, y la euforia al respecto era visible en todo el país. En consecuencia, la popularidad del presidente Vladímir Putin había subido 29 puntos, alcanzando máximos históricos del 86%.

Desde entonces, el entusiasmo se ha diluido algo tras comprobar que la operación es una ruina para Rusia -debido no solo al hundimiento de una economía local dependiente del turismo y las exportaciones, sino también por las sanciones internacionales-, pero el proceso sigue adelante. La semana pasada Rusia cerró unilateralmente el llamado Estrecho de Kerch -que une el Mar Negro con el Mar de Azov- a todos los navíos no rusos, para garantizar la continuación de las obras del puente que unirá el territorio ruso con la península. La medida perjudicará seriamente a los puertos ucranianos de Mariupol y Berdiansk, a los que desconecta del Mar Negro, y ha sido fuertemente criticada a nivel internacional.

Cartel promocional de la película 'Crimea'
Cartel promocional de la película 'Crimea'

En este contexto, no es casual el estreno de 'Crimea', una película de acción de gran presupuesto que recrea la crisis de Ucrania y la península desde el punto de vista ruso, y que promete ser un exitazo de taquilla. Eso sí, solo en los cines de Rusia y Bielorrusia, los únicos países donde se estrenará el próximo mes. El trailer muestra recreaciones de los violentos enfrentamientos durante las protestas del Euromaidan de Kiev -considerados por el Kremlin un golpe de estado ilegítimo-, combates en el Donbas, y el amplio desliegue de las fuerzas armadas rusas en Crimea, mediante un desembarco naval, helicópteros, cazas, blindados y tropas. También apunta a una trama ficticia más alejada de hechos reales, que incluye persecuciones en coche y lancha, tiroteos y una historia de amor.

La idea, del ministro de Defensa ruso

Su director, Alexei Pimanov, asegura que no se trata de un mero filme propagandístico. “Queríamos hacer una película sobre cómo tenemos que amarnos y no matarnos entre nosotros”, ha declarado, asegurando que es un homenaje a aquellos soldados en Crimea que optaron por no disparar a las tropas que la tomaban. Para ello se apoya en una historia de amor entre una activista del Euromaidan y un joven de Sebastopol que decide apoyar a los rebeldes prorrusos del este de Ucrania. Sin embargo, Primanov no oculta sus ideas de repaldo total al Kremlin en esta cuestión, que han llevado al Gobierno ucraniano a ponerle en una lista negra: en las entrevistas promocionales de la película, el cineasta ha asegurado estar convencido de que la invasión rusa previno un baño de sangre en Crimea.

Además, Pimanov ha confesado que la idea fue del ministro de Defensa ruso Sergei Shoigu. “Estábamos hablando en marzo de 2014 [la época de la invasión] y nos dimos cuenta de que estos sucesos tenían una importancia global. Me dijo: 'Intentemos hacer una película sobre esto'”, ha señalado el director. El Ministerio de Defensa, de hecho, ha aportado parte del presupuesto del filme y proporcionado helicópteros y vehículos militares para la filmación.

La proyección del trailer en cines de Bielorrusia ha provocado una protesta formal de la Embajada ucraniana en Minsk, y ya se ha decidido que la película no será exhibida en Ucrania. Probablemente tampoco lo hará en casi ningún otro país. Los espectadores que quieran verla en el resto del mundo deberán recurrir al mercado pirata y a la ayuda de internautas dispuestos a violar la ley. Pero, para aquellos que no hablen ruso, encontrar subtítulos tal vez acabe siendo realmente complicado.

Mondo Cane

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios