Gobierno de Donald Trump: Macron, ante su gran amigo Trump: el riesgo de cortejar al presidente de EEUU

Macron, ante su 'gran amigo' Trump: el riesgo de cortejar al presidente de EEUU

Primera visita de Estado de un mandatario a EEUU desde que Trump llegó a la Casa Blanca. Macron ha trabajado un año para construir una "relación estrecha" con el magnate. La apuesta es arriesgada

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

En un momento difícil para su presidencia, con una popularidad fluctuante y en plena ola de protestas contra su ambicioso programa de reformas, Emmanuel Macron se embarca en su primera visita de Estado a EEUU. Su agenda está centrada en las diferencias sobre comercio entre la Administración Trump y la UE y el acuerdo nuclear con Irán, un pacto que el presidente norteamericano abandonará si sus aliados europeos no corrigen los “graves defectos” del tratado.

Antes de lanzarse a esta 'misión de rescate' del llamado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA), Macron afirmó este domingo en una entrevista con Fox News que el acuerdo debe ser protegido por la simple razón de que no existe un plan B para frenar las ambiciones nucleares de Teherán. Mientras, Trump condiciona el mantenerse en el pacto a la inclusión de ciertas cláusulas complementarias.

Macron critica la miopía de los populistas, pero no rechaza completamente su agenda. Bajo su liderazgo, las autoridades han emprendido una dura represión contra los solicitantes de asilo

La de Macron es la primera visita de Estado de un mandatario a EEUU desde que Trump llegó a la Casa Blanca, lo que refleja la buena relación entre ambos líderes, que mantienen un “diálogo estrecho” con “intercambios regulares y muy intensos”. A primera vista, Trump y Macron no podrían ser más diferentes: el primero alcanzó el poder a los 71 años impulsado por un populismo de derechas que el francés —tres décadas más joven— rechaza enfáticamente. El inquilino del Elíseo se ha convertido en el abanderado del liberalismo centrista en Occidente, oponiéndose al proteccionismo, liderando la lucha contra el cambio climático y predicando a favor de una mayor integración de la UE.

Mientras Trump celebra cada éxito de los movimientos antiglobalización, Macron condena los “nacionalismos egoístas” que han transformado el panorama político en varios países de Europa, aunque sus críticos —especialmente en la izquierda francesa— le consideran un Sansón liberal que busca reducir los controles sobre su poder y que puede mostrar tendencias de gobierno comparables a las de Trump.

Macron critica la miopía de los populistas, pero no rechaza completamente su agenda. Bajo su liderazgo, las autoridades han emprendido una dura represión contra los solicitantes de asilo, y el propio Macron ha expresado sus simpatías por la preocupación que genera la inmigración en la ciudadanía. Los simpatizantes de Macron consideran que su 'centrismo radical' es mucho más efectivo a la hora de abordar las mismas preocupaciones que impulsan a Trump y sus votantes”, escribe Ishaan Tharoor en 'The Washington Post'.

Macron despide al presidente Donald Trump y a su esposa, Melania, tras asistir al desfile militar por el Día de la Bastilla, en París. (EFE)
Macron despide al presidente Donald Trump y a su esposa, Melania, tras asistir al desfile militar por el Día de la Bastilla, en París. (EFE)

El riesgo de cortejar a Trump

Sorprendentemente, durante el pasado año, Macron y Trump construyeron una relación perceptiblemente estrecha. El presidente de EEUU no tiene buena sintonía con la canciller Angela Merkel y mantiene una disputa con la 'premier' Theresa May, quien le ha denigrado públicamente y se opone incluso a que el norteamericano visite el Reino Unido. Macron, sin embargo, ha hecho todo lo posible para estrechar los lazos con Trump. El presidente de EEUU fue su invitado de honor en las celebraciones del Día de la Bastilla (la fiesta nacional de Francia), unos actos que convencieron a Trump de programar un desfile militar en Washington.

El presidente francés también está realizando algunos gestos de alcance político. Antes de su llegada a EEUU, concedió una entrevista en exclusiva a Fox News, una 'jugada' con la que intenta seducir tanto al 'establishment' republicano como a la base electoral de Trump. “Estamos muy unidos por los mismos valores… especialmente la paz y la libertad”, dijo Macron al describir su “relación especial” con Trump.

Pese a esta “relación especial”, hasta ahora Macron ha logrado escasos resultados en la lucha contra el calentamiento global o el acuerdo nuclear con Irán

Pese a esta “relación especial”, hasta ahora Macron ha logrado escasos resultados tangibles en la lucha contra el calentamiento global o el acuerdo nuclear con Irán. Durante su visita, también deberá persuadir a Trump de que exima a Europa de los aranceles de metales.

“Macron ha hecho una apuesta, teniendo en cuenta la impopularidad de Trump: que puede cortejarle sin acabar perjudicado, o incluso que puede mejorar su propia reputación de líder astuto capaz de regalar el oído de un presidente de EEUU que es, en muchos aspectos, su polo opuesto”, opinan Alissa J. Rubin y Adam Nossiter en 'The New York Times'.

Esta noche, Macron y Trump cenerán en Mount Vernon, hogar de George Washington, primer presidente de EEUU cuya alianza con Francia resultó crucial en su victoria independentista sobre los británicos. Las reuniones de trabajo se celebrarán en la Casa Blanca este martes, antes de que Macron se dirija al Congreso el miércoles, aniversario del día en que el general Charles de Gaulle habló ante una sesión conjunta del Congreso en 1960.

Mondo Cane

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios