"Yo me vacuno en Serbia": la geoestrategia balcánica de la pandemia
  1. Mundo
  2. Tribuna Internacional
Colaboradores EC10

Tribuna Internacional

Por

"Yo me vacuno en Serbia": la geoestrategia balcánica de la pandemia

Serbia ofrece distintos modelos de vacunas y permite a los extranjeros vacunarse. Yo mismo me he apuntado a vacunarme en Belgrado

placeholder Foto: Cabinas de vacunación en Belgrado. (EFE)
Cabinas de vacunación en Belgrado. (EFE)

«Serbia ofrece dosis gratis a los extranjeros no residentes que visitan el país. Incluso se puede escoger el fabricante. El estado balcánico ha sido rápido en su política de adquisición de vacunas y cuenta con aportaciones generosas de China y Rusia».

Las vacunas que no llegan

Desde hace semanas, Thierry Breton está llevando la buena nueva a toda Europa. Una de las paradas de la gira fue en Sant Joan Despí, donde el Comisario europeo visitó una nueva línea de producción de vacunas contra el coronavirus, en un acto con la Ministra Reyes Maroto, marcado por la descortés ausencia de la Generalitat catalana.

Su mantra, resumido ante la CNN: "Europa va por el buen camino industrialmente y la producción está aumentando rápidamente. A mediados de julio tendremos la capacidad de entregar a los Estados miembros dosis suficientes para vacunar a alrededor del 70% de la población adulta", un objetivo que debería ser asumible con la incorporación de nuevos proveedores.

Foto: Ningún país europeo ha alcanzado el objetivo fijado para marzo. (Reuters)

A Andreas Klauser, CEO de Palfinger, dichas explicaciones no le bastan. Su empresa, con sede en Salzburgo y dedicada a la fabricación de grúas hidráulicas, estaba "perdiendo oportunidades de exportación porque sus empleados no están vacunados y esto les conlleva dificultades de movilidad". Ahora, 40 trabajadores esenciales han sido vacunados en Serbia, reportó el noticiero ZIB. Los costes los asume la propia empresa, que no quiere interferir en ningún caso con la campaña de vacunación del Gobierno austríaco.

Serbia, el paraíso de las vacunas

Varias televisiones públicas europeas se han fijado en Serbia. La ORF considera al país balcánico "el paraíso de las vacunas" y la ARD habla de "turismo de inoculación". En paralelo, los periodistas Patrick A. Hafner y Christian Limpert hicieron la prueba. La página web del Instituto de Salud Pública permite la inscripción a “extranjeros no residentes”. Se puede escoger entre cinco vacunas posibles (Pfizer-BioNTech, Sputnik V, Sinopharm, AstraZeneca y Moderna) son gratis. La web está en serbio —y en alfabeto cirílico—, pero los traductores automáticos permiten rellenar los campos con relativa facilidad.

Primero fue el personal médico de la República Sprska, la entidad política de mayoría serbia que es parte integrante de Bosnia y Herzegovina. Siguieron gentes venidas del norte de Kosovo, de Montenegro, de Macedonia, de Albania. En autobuses, llegan al gran centro de vacunación organizado en la Feria de Belgrado. También se han vacunado ciudadanos italianos, austríacos o alemanes. Han aparecido empresas locales que ofrecen servicios de traducción y acompañamiento a extranjeros. Quizás porque para apuntarse se precisa un número de teléfono móvil serbio. Los hay, con servicio prepago, por dos euros.

Foto: Sanitarios en Belgrado, esperando a vacunar a extranjeros de los países de alrededor el fin de semana pasado. (EFE)

A la llegada a Serbia solo es necesario presentar una PCR negativa. El país se encuentra en una situación de “lockdown light”, con la mayoría de comercios abiertos, y permite la libre movilidad a lo largo del territorio.

"Con este gesto mostramos solidaridad y afecto hacia nuestros vecinos", declaró Maria Niksic, portavoz del Ministerio de Información serbio, a la televisión rusa. La primera ministra Ana Brnabić había reconocido que algunas de las dosis se acercaban a la fecha de caducidad. En declaraciones a Euronews, insistía en la ausencia de intenciones políticas en la estrategia de vacunación, que busca ofrecer "una bella imagen de solidaridad".

Desde el WELTJournal, Patricia Pawlicki se preguntaba por las claves de la creciente influencia china en los Balcanes Occidentales. La divisa sería "vacunas a cambio de predisposición para colaboraciones económicas futuras". La diplomacia médica china en la región empezó en marzo de 2020, con el envío de personal sanitario y equipos de emergencia. «Nunca lo olvidaremos. La amistad con China durará siglos, quizás milenios», afirmaba el Presidente serbio, Aleksandar Vučić. Desde entonces han llegado 2,5 millones de dosis de Sinopharm, recuerda Hafner. También son abundantes las remesas de Sputnik V, la vacuna rusa que está previsto fabricar en el país a partir de mayo. Serbia recibe asimismo dosis provenientes de la India, de Europa y de Estados Unidos. Desde el Ministerio de Sanidad, el secretario de Estado Mirsad Đjerlek se congratulaba de la rapidez en la toma de decisiones. "Enseguida vimos que teníamos que buscar alternativas al sistema COVAX de la Organización Mundial de la Salud (..), del que también somos miembros".

Según las cifras de la Universidad de Oxford y el New York Times, se han convertido en el octavo país mundial en la adquisición y administración de vacunas, y en el segundo en toda Europa, por detrás del Reino Unido —exceptuando microestados—, con 41 dosis inyectadas por 100 personas, casi el doble que en España, que cuenta 23, o Alemania, con 21 dosis.

Serbia, candidata a la UE

Las maniobras de seducción del Gobierno chino han venido acompañadas de inversiones de más de 4.000 millones de euros, recordaba Pawlicki. En rueda de prensa conjunta con la Embajadora Chen Bo, el presidente Vučić anunciaba importantes adjudicaciones en infraestructuras con la participación destacada de empresas chinas. Mejoras en la línea de ferrocarril a Budapest, autopistas, depuradoras, la ampliación del metro de Belgrado… Sin embargo, el protocolo gubernamental situaba a la bandera europea estratégicamente, entre la china y la serbia. El analista Vuk Velebit opina que la UE debería ofrecer algo a su país, cada vez más cercano a la visión oriental de la nueva ruta de la seda, algo que "no ha sucedido durante la pandemia".

Foto: Una mujer se vacuna con una dosis de Sinopharm en Belgrado. (Reuters)

En declaraciones a Weltspiegel, la Premier Brnabić insistía en los beneficios de la colaboración con la UE. "Nos iría mejor si ya fuéramos parte de ella; espero que pronto sea así". Desde el Instituto Vienés de Estudios Económicos Internacionales (WIIW), Richard Grieveson recomienda una rápida integración de los Balcanes Occidentales a la UE. "Se han perdido dos decenios" y la clave está en acelerar la llegada de Serbia —que concentra más del 80% del PIB de la zona—, a la Unión. También como herramienta para desactivar los nacionalismos y dar estabilidad a toda la región, afirmó Jenny Nordman en el Instituto de Investigación para la Paz y de Políticas de Seguridad (IFSH) de Hamburgo. Un grupo de expertos liderados por Eleonora Poli, del italiano Instituto de Asuntos Internacionales y Paul Schmidt, de la Sociedad Austríaca de Políticas Europeas (ÖGfE), alertan que "en los Balcanes se es consciente que la UE podría no ser el único socio disponible", e insisten en que la ampliación "esté en el centro de la Conferencia sobre el Futuro de Europa" que debe iniciarse en breve.

España puede jugar un rol fundamental, por ser un aliado histórico de Serbia y uno de los pocos países de Europa que aún no reconoce a Kosovo. Desde su cargo en la Comisión Europea, son importantes las declaraciones de Josep Borrell dando la bienvenida a la nueva Presidenta y destacando el "apoyo" de la UE al "camino de integración" kosovar. Con Vjosa Osmani llega al poder una nueva generación, alejada del conflicto armado de los noventa, y se abren nuevas vías de futuro para una realidad complicada.

Un mensaje de confirmación

Hafner recibió confirmación de fecha dos semanas más tarde de haber rellenado el formulario. Era para el día siguiente, pero le permitían atrasarlo. Mihailo Jovanović, Director de la Oficina para la Administración Electrónica del Gobierno, le aclaró que, por supuesto, los ciudadanos serbios tienen prioridad de vacunación. También los pacientes de riesgo.

La ARD loaba la buena organización. A finales de marzo, más de 22.000 extranjeros se habían vacunado en Serbia y la noticia saltó a la prensa internacional. ABC News destacaba los más de dos millones de serbios ya vacunados. Sin embargo, las cifras de interesados están en declive, ante el impulso de los antivacunas locales.

placeholder Vacunación masiva en Serbia. (Reuters)
Vacunación masiva en Serbia. (Reuters)

El viernes pasado, las autoridades serbias anunciaban la suspensión, por el momento, de la campaña de vacunación a extranjeros, mientras se activaba una campaña de comunicación para fomentar la inoculación entre sus nacionales.

Sin embargo, mientras escribía este artículo, pude registrarme sin dificultades en el portal de Salud serbio y recibí con normalidad un mensaje de confirmación. Siguiendo a las palabras de Klauser, les estaré muy agradecido si finalmente puedo vacunarme. Como Limpert, soy consciente de la escasez de vacunas en muchos sitios, y también del hecho que vacunarme lo antes posible es necesario para mi trabajo. Dicho sea desde el sincero deseo que se cumplan las previsiones optimistas del comisario Breton.

*Adam Casals es experto en geoestrategia y en relaciones internacionales.

Vacunación Comisión Europea Kosovo Montenegro Serbia
El redactor recomienda