Rebeldía contra el libro de Belén Esteban
  1. Sociedad
  2. España is not Spain
Juan Soto Ivars

España is not Spain

Por

Rebeldía contra el libro de Belén Esteban

A veces nos preguntan a los escritores qué pensamos sobre las ventas del libro de Belén Esteban. Es una pregunta trampa. Es como preguntarle a un

Foto: Colas para la firma de libros de Belén Esteban.
Colas para la firma de libros de Belén Esteban.

A veces nos preguntan a los escritores qué pensamos sobre las ventas del libro de Belén Esteban. Es una pregunta trampa. Es como preguntarle a un violinista del conservatorio o al guitarrista de un grupo de rock qué opina sobre el anuncio de la lotería de navidad.

- Pues mire usté, por mí como si escollan por una escalera mecánica.

Hace tres años que tres escritores, por aquel entonces casi inéditos, montamos un movimiento literario llamado Nuevo Drama. La idea era defender los libros escritos desde el corazón. Si atendemos al éxito de ventas de Belén Esteban, resulta que teníamos razón, aunque nos equivocamos con el enfoque. Porque el éxito de Belén Esteban es precisamente escribir desde elcorazón.

- Mátame, camión.

Belén Esteban tiene una vida digna de novela. A mí me habría gustado escribirla, la verdad, es una lástima que se me haya adelantado algún negro. Valle-Inclán se hizo de oro escribiendo sobre personajes como la Esteban, sobre una España relativamente cercana a esta en la que un organismo pluricelular como la Esteban puede firmar un contrato editorial. El problema viene cuando el personaje del esperpento se convierte en el autor.

- ¡Andreíta!

placeholder

Defiendo la literatura entretenida, los libros que enganchan, los libros que son un disfrute fenomenal y que no aspiran a nada más. No soy un intelectual de caspa sobre la hombrera: adoro a Stephen King y adoro Harry Potter, adoro a los autores que consiguen subir al carro quejumbroso de la lectura a legiones enteras de lectores. Respeto El tiempo entre costuras, aunque a mí no me haya gustado. No pienso que sea mejor lector quien solamente digiere tochos herméticos que el que lee novelas policíacas una detrás de otra. La lectura es un vicio que, como el alcohol, admite distintos usos y graduaciones.

- Pero lo de la Esteban...

Sí, lo de la Esteban, a eso voy. Belén Esteban es una iletrada que se jacta de ello. Su persistencia en la televisión se comprende fácilmente: en España hay mucha gente que presume de no haber leído un libro en su vida. Son buenas personas y no tengo nada contra ellas. Pertenecen a otro universo y ya está. ¿Podríamos decir que comprar el libro de la Esteban los convierte en lectores?

- ¿Podríamos decir que una mosca que aterriza en una casilla de ajedrez se convierte en reina?

¿Qué opino yo sobre las ventas de Belén Esteban? Querría decir que lo mismo que sobre su audiencia: no es mi problema. Pero no es así. El espacio que ocupa ese forúnculo en una librería se lo está quitando a cualquier otro libro

He visto las colas que hacen los fans de la Esteban en las librerías cuando la autora va a firmar. Contra esto sí me revuelvo. Se me revuelven las tripas cuando veo las librerías tomadas por Belén Esteban y gente de esa calaña. Vengo de unas semanas muy literarias. He conocido a gente como José Luis Espina, que organiza en El Vendrell unas jornadas de literatura capaces de congregar, en un día lluvioso del Mediterráneo, a más de cien lectores en torno a los libros. He participado en festivales literarios como el Eñe o el Getafe Negro, donde se dan cita autores y lectores y se percibe el verdadero entusiasmo por los libros. Entre tanto, oigo a los editores, que dicen:

- Las ventas de libros han bajado un 40% desde 2008.

Se acercan las navidades. Para la cultura, un momento conflictivo: las navidades pueden salvar o condenar un año. ¿Comprar el libro de Belén Esteban es comprar un libro? No. Quería escribir esto. No. ¿Qué opino yo sobre las ventas de Belén Esteban? Querría decir que lo mismo que sobre su audiencia: no es mi problema. Pero no es así. El espacio que ocupa ese forúnculo en una librería se lo está quitando a cualquier otro libro. Hola, lector. Quizás su tía, su cuñada o su amiga es fan de Belén Esteban y usted caerá en la tentación de comprarle ese libro estas navidades.

- Es que le gusta mucho.

Pues decántese por cualquier otra cosa. Lea unas pocas páginas de cualquier otro libro antes de pasar por caja. Las ventas dicen que son tiempos muy oscuros para la cultura en este país, pero la calidad de lo que se escribe demuestra que son tiempos gloriosos. Belén Esteban es mucho más famosa que los autores de los buenos libros. Sean inconformistas, sean curiosos. Si a usted le gusta Belén Esteban, ¡por favor, pruebe con otro autor! Siga viéndola en la tele, pero no mezcle. Yo le juro que la literatura será capaz de recompensar con creces su curiosidad. Porque la literatura sólo recompensa. Si castigase, ¡ay Belén Esteban cómo iba a acabar!

Noticias de Belén Esteban Literatura Libros