La estrategia HSE. Así es como Podemos captura el electorado del PSOE

La táctica del 'Ha Sido Él' está basada en algo tan complejo y tan antiguo como las disputas entre hermanos

Foto: Pablo Iglesias y Pedro Sánchez bajan por la Carrera de San Jerónimo en su encuentro de la pasada legislatura para abrir vías de diálogo. (EFE)
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez bajan por la Carrera de San Jerónimo en su encuentro de la pasada legislatura para abrir vías de diálogo. (EFE)

Qué es la estrategia HSE? Las siglas significan “Ha Sido Él”. Es la táctica política que Podemos está empleando para arramblar con el electorado del partido socialista. Está basada en algo tan complejo y tan antiguo como las disputas entre hermanos.

Lo explicaré de forma muy sencilla: mi hermano Paco y yo sabíamos tocarnos bien las pelotas el uno al otro. Su nacimiento cuando yo tenía seis años fue la inauguración de unas hostilidades terroríficas. Empecé yo a putearlo, ya puedo admitirlo, pero es que su propia existencia me fastidiaba la vida. Tanto, tanto, como le fastidia al PSOE el mero hecho de que Pablo Iglesias se llame como su fundador. ¡Es el colmo!

Cualquiera que haya experimentado el lujo de ser hijo único seis añitos y luego haya visto cómo un niñato de mierda empezaba a ganar terreno entenderá perfectamente la estrategia HSE. Todo lo que había sido mío tenía que compartirlo con esa criatura, que además me disputaba el cariño y el amor de mis parientes. Mi madre me recomendaba que fuera su amigo. ¿Y qué más? Yo quería destruirlo. Me enfrenté contra él con todas las de perder, como un soldado solo ante un ejército. Además, con mi hostilidad le estaba enseñando las artes de la guerra. Cuando Paco cumplió tres años ya lo había convertido en una máquina letal de fastidiar.

¿La sonrisa de un país?
¿La sonrisa de un país?

Hoy veo la sonrisa de Pablo Iglesias y me recuerda a la cara de mi hermano cuando me devolvía el golpe con una putada soterrada. No es una sonrisa angelical, ni siquiera ilusionada como dicen en los mítines, sino la sonrisa cabrona del Troll Face de los memes. La sonrisa del hermano pequeño que deja que el mayor se desgañite gritando “Ha Sido Él” cuando llega la bronca paterna. Analizaré sólo los últimos movimientos de Iglesias para explicarlo claramente.

Primero fue la declaración unilateral de que Podemos es socialdemócrata. Yo de crío dibujaba y todo el mundo me decía que lo hacía muy bien. Un día mi hermano, después de una batalla, decidió que él también iba a dibujar muy bien y empezó a enseñar sus obras a toda la familia. Para mí era evidente que era un fraude, pero nadie parecía darse cuenta. Y lo peor de todo es que con el paso de los meses empezó a dibujar cada vez mejor.

¿Quién era ahora el dibujante? ¿Quién es ahora el socialdemócrata? Lo que ha conseguido Iglesias con su declaración no es que la derecha se la crea, a la derecha la da por perdida. Lo que ha logrado es que el PSOE entre en un frenesí de celos que no le ha llevado a ninguna parte. El PSOE nunca había necesitado gastar su energía mostrándose socialdemócrata, pero cuando los barones han oído el palabro en la boca del rival, ha sido tan grande su ira que han ido corriendo a disputársela. Todas las declaraciones socialistas de los días siguientes caían, así, donde quería Podemos. El PSOE intentaba demostrar que su hermano pequeño no es socialdemócrata, pero buena parte de su electorado ya cree que sí lo es. Los dos dibujan, es evidente.

El PSOE intentaba demostrar que su hermano pequeño no es socialdemócrata, pero buena parte de su electorado ya cree que sí lo es

Bien, acto seguido, Pablo Iglesias va y suelta que Zapatero ha sido el mejor presidente de la democracia. Traducido al lenguaje de dos hermanitos en guerra, Iglesias se mete en la habitación del mayor y desparrama por el suelo las piezas viejas de Lego. Y es que sabe dar donde más duele. Nadie podía esperarse que fuera a coger precisamente ese juguete, olvidado desde hace tanto tiempo, pero al PSOE le ha bastado ver a Zapatero fuera del cajón para entrar de nuevo en barrena al grito de ¡Es Mío!

Pero Iglesias, que no tiene tiempo que perder, volvió a liarla al día siguiente cuando compartió en Twitter el vídeo de una señora mayor extremeña que cuenta cómo pasó de socialista a podemita. Las consecuencias no se han hecho esperar: hoy salía un iracundo Rodríguez Ibarra a meterse con Podemos porque esa señora es el juguete más preciado del PSOE de Extremadura.

La estrategia HSE. Así es como Podemos captura el electorado del PSOE

Pablo Iglesias logra con cada una de sus putadas que el PSOE se lance contra él para pegarle. Mi hermano conseguía lo mismo, a sabiendas de que mi madre iba a defender al débil de mi fuerza bruta y de mis celos. Cada vez que Iglesias toca los juguetes del PSOE y el PSOE se lanza contra su cuello, una masa de votantes de izquierdas toma partido por el hermano pequeño. Paradójicamente, Podemos está disputándole al PSOE la moderación. Son ellos los que atacan, son ellos los agresivos, los radicales. Podemos pone cara de bueno. La jugada es perfecta.

Al final, claro, lo que pasa es que los hermanos pequeños acaban haciéndose grandes, y al niño destronado no le queda ni la fuerza bruta. Yo, después de perder mil veces, después de un millón de broncas de mi madre mientras mi hermano fingía llorar pero reía por lo bajo, tuve que admitir dos cosas: la primera, que hay gente que tenemos que aguantar toda la vida. La segunda, que mi hermano, después de todo, no estaba tan mal.

España is not Spain

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios