'El Mundo Today' tiene más credibilidad que tu periódico

Hemos llegado a un punto de sensacionalismo en el que da exactamente igual que alguien diga algo o no lo diga

Foto: María Gómez. (Mediaset)
María Gómez. (Mediaset)

Hemos llegado a un punto de sensacionalismo en el que da exactamente igual que alguien diga algo o no lo diga. Los clics no esperan a remolones y mucho menos a profesionales. Nada debe amenazar nuestro beneficio, que nadie te quite tu tesoro, tu clic, ¡Gollum! ¿Pruebas? Mónica Marchante, en la mañana del martes, se ha convertido en la musa del cuñadismo gracias a las violentas declaraciones contra María Gómez que Marchante no ha hecho, pero que aparecen en un montón de medios de comunicación.

Marchante llevaba dos o tres horas sin tuitear cuando aparecieron, a la velocidad de las epidemias, los primeros titulares en 'El Mundo', 'Ok Diario', 'Mundo Deportivo' y '20 Minutos', entre otros. Según estas noticias, la veterana había reprochado a su compañera de Mediaset que vaya por ahí de abanderada contra el acoso cuando la usan de mujer florero. “Te ponen de adorno, ¿y te quejas de machismo?”.

Un bulo difundido por un tuitero

Las noticias traían un pantallazo con un texto atribuido a Marchante. Lo había difundido un tuitero cuya actividad consiste en llamar putas a periodistas deportivas, comentar el fútbol y cagarse en los rojos. El texto no aparecía en ninguna de las redes sociales de Marchante, detalle que llamó la atención de mi amigo Javier Ramos, de 'El Mundo Today', que me pasó la noticia escandalizado por lo que estaba leyendo en los periódicos.

Que un currante de 'El Mundo Today' haya hecho el trabajo sencillo de verificación que suele esperarse de los periodistas serios es suficientemente gracioso como para que conste en acta. Sigamos.

Efectivamente, Marchante no había dicho nada de eso. Por la tarde, luego de cuatro horas en las que la patraña se había viralizado por varios medios más, 'La Vanguardia' publicaba el desmentido. Los periodistas de 'La Vanguardia' habían hecho algo inaudito: llamar por teléfono a la periodista, preguntarle si esas eran sus palabras y anotar la respuesta: ni de coña.

Los clics generan mucho ruido

Desde que 'El Mundo' publicó la primera noticia a las 13:00 hasta el desmentido en 'La Vanguardia' (a las 17:23) había pasado tiempo suficiente para que alguien en la primera redacción hiciera esa llamada, pero la noticia seguía publicada como si tal cosa, porque en las fiestas de clics hay mucho ruido y no se oye bien el teléfono. Avanzada la tarde, Mónica era 'trending topic' con más de 20k de tuits, la mayor parte atacándola. Un linchamiento de 'prêt-à-porter', sin otra causa que la falta de profesionalidad mediática.

¿Por qué dieron por bueno un texto sin firma que corría por las redes sociales? ¿Por qué ni siquiera investigaron un poco el 'timeline' del tuitero que difundía el pantallazo para calibrar su (nula) credibilidad? ¿Por qué expusieron a sus lectores a semejante engaño a costa de la reputación de Mónica Marchante y María Gómez? Se me ocurren varias respuestas, pero ninguna deja en muy buena posición a esta profesión.

Esto activa la polémica en un momento en que el feminismo y su oposición son gasolina de alto rendimiento para cualquier contenido viral


Aunque yo no estoy libre de pecado. ¿Pruebas? Hace un par de semanas compartí en Facebook una noticia (esta vez de 'La Vanguardia') que atribuía a Netflix la decisión de “prohibir” que los actores se mirasen “más de cinco minutos en un rodaje” para luchar “contra el acoso”. El periodista peruano Diego Salazar me alertó de que eso era un bulo. Tras buscar (como hizo el de 'El Mundo Today') el origen de la noticia, Salazar había descubierto que era una manipulación torticera originada en las aguas del sensacionalismo extranjero cuyas olas habían llegado a toda la prensa internacional, incluida la española.

Ambas son noticias que activan la polémica en un momento en que el feminismo y su oposición son gasolina de alto rendimiento para cualquier contenido viral. La falta de tiempo y de dinero en las redacciones, la prisa por ser los primeros en contarlo, la erosión de la ética y la transformación de las palabras en armas arrojadizas son algunas de las causas. Seguiremos pensando en ellas durante el verano, que es un tiempo propicio a los bulos, las cagadas y las polémicas baratas.

Baste por el momento recalcar el hecho de que, en el caso de Marchante, un humorista de 'El Mundo Today' ha hecho el trabajo que se exige a los periodistas serios. Creo que es una señal suficientemente poderosa para que nos vayamos a tomar por saco un rato o al rincón de pensar.

España is not Spain
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios