Cake Minuesa y el padre de Monedero: Pulitzer a la entrevista más miserable del año

Conversación de bar. ¡Imaginaos! Plano dominado por entrañable caja de Doritos y contundente saco de kilo de cortezas de cerdo, y a charlar un rato

Foto: Ortega Smith, el padre de Monedero y Cake Minuesa. (Youtube)
Ortega Smith, el padre de Monedero y Cake Minuesa. (Youtube)

¿Por qué nadie me avisa de estas cosas? Una de las piezas más patéticas de la historia de la entrevista, de la historia de la televisión y de la historia de internet, y yo sin enterarme. Os cuento, a ver, rápidamente, que no os quiero entretener. Cake Minuesa, el fachanero, ha agarrado a su colega Ortega Smith, no sé si en el campo de tiro del ejército, y se lo ha llevado al bar del padre de Juan Carlos Monedero, que según dicen es votante de Vox.

Conversación de bar. ¡Imaginaos! Plano dominado por entrañable caja de Doritos y contundente saco de kilo de cortezas de cerdo, y a charlar un rato. Hace falta ser mala persona. Luego dirán que están por la defensa de la familia. Si esto no es un intento de romper una... El resultado, en Youtube, sólo puedo describirlo como pesadilla freudiana. Un túnel hondo y cavernoso como las cuevas que llevan a los recuerdos de la niñez.

Le pregunta Cake a Salvador Monedero si hay algún político honrado y el hombre dice que, desde Franco, los únicos su hijo y Anguita. Uno porque renunció al sueldo vitalicio, y Juan Carlos porque, cuando montó Podemos, el padre le dijo que se dedicara a cobrar sueldazo de eurodiputado y a vivir del cuento pero Juan Carlos le dijo que no, que él no era así. Punto en contra del pin parental. Ortega Smith no lo ha visto venir. Estaría apenado, porque de Vox no ha mencionado a nadie en la lista de honrados.

Pero el momento más... ¿estrambótico? llega justo después. Minuesa les pregunta qué harían con los terroristas que matan a la gente. Ortega suelta el mitin, pero el padre Monedero se pone creativo: “A todo el que quita una vida le obligaba a devolver dos, como mínimo”. Minuesa, con cara de tonto: ¿y cómo va a devolver dos? “Pues lista de espera”, dice Salvador: “Consiste en que tú has hecho mucho daño a muchos españoles, incluso a uno o a dos les has quitado la vida, y ahora vas a dar vida, a uno o a dos o a los que sean. Obligándote, si hace falta una médula, un corazón, un riñón, se te quita y se le pone a esa persona”.

Vamos, unificar sistema nacional de trasplantes y el código penal. ¿Cómo no se me había ocurrido antes?, se pregunta Ortega. Hasta aquí asentía fascinado, como Cake, al que sin duda le pasan titulares de OkDiario por la cabeza: “El padre de Monedero propone sacar los higadillos a los delincuentes como hacen en Venezuela”, cosas así. Pero don Salvador no ha terminado: “Y encima voy a televisar la operación y a poner un vídeo con los motivos por los cuales este vídeo lo llevamos a efecto”. Dicho lo cual, sin que nadie murmure siquiera “hombre, don Salvador, igual se ha pasado”, pasan al tema de Venezuela.

Aquí, sin querer, demuestra Cake cuáles son las verdaderas intenciones de su vídeo: la venganza. Deja hablar un poco a Ortega y a Salvador de Venezuela y luego le pregunta, ciscón, por el hijo. “Pues por eso precisamente, porque mi hijo ha estado allí, y con 426.000 euros que trajo...” Cake ha ido, como el cerdo, a hozar en el barro, y el hombre acaba de cantar trufa. Dice que a Juan Carlos lo han clavado luego a impuestos, y Cake le dice que igual por eso va dando cabezazos. ¿Cómo? ¡Ahí se destapa el pastel!

Resulta que, hace dos años, fue Cake a importunar a Monedero, que ya había dejado la política y no estaba para hostias. Estuvo chinchándole con los asesinos de Venezuela, los que rompen España, esas cosas, a ver si le sacaba alguna declaración, pero Monedero solo repetía que se fuera a freir monas y que le olía el aliento a cloaca. Pero Cake aprendió tácticas de resistencia donde las ladillas y seguía insistiendo, ¿y los etarras? Monedero finalmente le soltó, por lo que dijo Cake, un cabezazo en la napia. Fuera de plano, eso sí, como cuando a Inda casi lo asesina una cámara de televisión de Risto Mejide.

Cake Minuesa, en su etapa en Telemadrid. (Telemadrid)
Cake Minuesa, en su etapa en Telemadrid. (Telemadrid)

En el vídeo, que pasaron en 13TV, en el momento del golpe meten un efecto de sonido de “hostia con eco”, este típico “jjjjapúh”, como cuando Bruce Lee repartía en las películas de los años setenta, para darle dramatismo. La víctima, en el plató, pasaba a explicar las consecuencias del cabezazo. “Si toleramos estas cosas, mañana será a ti. Que te pisen, que te den patadas, que te den un cabezazo no deberíamos permitirlo”. En el plató del gato se oyen, os lo juro, risas. Para que ni allí te tomen en serio allí un cabezazo bolivariano de Monedero hace falta ser Cake.

Pero él, como buen mediocre, no olvida ninguna afrenta: al padre de Monedero empieza a decirle, señalándose la nariz, que a ver si le puede pedir a su hijo que no vaya por ahí dando cabezazos. Quiere que lo diga a cámara, pero Salvador Monedero pasa. Ortega Smith tampoco dice nada. Me juego el sueldo a que está pensando que vaya un mariquita es este Cake, y que si un bolivariano goraterrorista le llega a pegar el cabezazo a él, lo del campo de tiro del ejército se lo hace en las posaderas.

En fin. Puede que esto, ir a por el padre de Monedero a ver si dice algo que pueda enmierdar a su hijo, es la cosa más miserable que he visto hacer en mi vida. A ver cuándo lo supera.

España is not Spain
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios