Menos llorar y más pagar impuestos: no, ser autónomo no es excusa para defraudar

Hay que tener la cara de cemento para que dos exministros de Cultura, Máxim Huerta y Ángeles González Sinde, usen a los autónomos para justificar los engaños de ciertos artistas a Hacienda

Foto:

La dimisión de Máxim Huerta nos ha traído consigo dos situaciones a cual más vergonzosa. Por un lado, las mentiras del ya exministro, que se ha inventado un arsenal de excusas para justificar la única realidad: engañó a Hacienda para pagar menos impuestos. Por otro, el lloriqueo de una exministra de Cultura, Ángeles González Sinde, a la que le ha faltado decir que los artistas son los grandes perseguidos del sistema y que lo que hizo Máxim Huerta es lo normal entre aquellos que pueden ganar mucho dinero hoy, pero que no saben si ganarán algo mañana.

Lo peor no es que los políticos mientan (total, eso viene a ser la costumbre), sino que usen un arma arrojadiza como escudo: en este caso a los que somos autónomos, que, según los dos ex cargos públicos, poco menos que nos vemos obligados a montar empresas para facturar trabajos personales y defraudar impuestos. Ya ves tú, qué lástima damos.

Pero no, señor Huerta y señora Sinde, los autónomos no somos su excusa. Quien crea una empresa para defraudar impuestos no es una víctima ni un héroe: es simplemente un defraudador. Con todas las letras: d-e-f-r-a-u-d-a-d-o-r.

Las excusas de la vergüenza ajena

1.- "No es defraudar impuestos"

Máxim Huerta dice que lo suyo "no era fraude", mientras que Ángeles González Sinde asegura que este tipo de prácticas "no son defraudar ni engañar". Falso: en la sentencia queda claro que Huerta recurrió a una empresa para facturar trabajos profesionales que, en vez de declararse mediante Impuesto de Sociedades (20-25%), debieron hacerse a través del IRPF (45-48%). Con ello, el exministro infringió el artículo 191.1 de la Ley 58/2003 "por dejar de ingresar en el plazo establecido en la normativa de cada tributo la deuda tributaria que debiera resultar de la correcta autoliquidación de tributo". Por si había dudas, resulta que también recurrió a una casa personal para intentar deducirse gastos.

Los autónomos que llevamos algunos años en esto sabemos que esa práctica a veces es posible. Del mismo modo que también que sabemos que, si te pillan, se te cae el pelo.

2.- "Fue un cambio de criterio"

Huerta asegura que su contencioso llegó por "un cambio de criterio". Falso: lo que hizo el exministro era fraude fiscal antes y después de 2006. En todo caso, lo que hizo Hacienda fue intensificar la vigilancia sobre este tipo de actuaciones, que, dicha sea la verdad, no son mayoría, pero tampoco excepción.

3.- "A muchos compañeros les pasa lo mismo"

No pensé que dos exministros de Cultura fuesen a recurrir al mal de muchos y consuelo de tontos, pero caray, así ha sido. No sabemos cuántos son esos "muchos". Huerta dice "cientos", Sinde dice "cientos de miles"... y todavía estoy esperando al que se venga más arriba aún y diga que esto afecta a un trillón de artistas.

Algo (solo algo) de razón tienen: del caso de Huerta nos hemos enterado porque recurrió la decisión de Hacienda y llegó a juicio, pero, ¿cuántos habrá que han intentado ese fraude, les han pillado y, en vez de ir a juicio, han pagado y se han callado el boquino?

¿Qué pasa con los autónomos que pagan sus impuestos? ¿Estaremos haciendo el imbécil por no montar una empresa y así pagar menos?

En cualquier caso, la excusa de los dos exministros no solo echa balones fuera, sino que es bastante mezquina: ¿ahora tenemos que pensar que todos los artistas, escritores y presentadores recurren a estas prácticas? ¿Hay que sospechar de todo el mundo? Por cierto, ¿qué hay de esas empresas que contratan a una persona y no ponen problema en pagarle a través de una SL? ¿No tienen nada que decir?

Además, ¿qué pensarán de las palabras de Huerta y Sinde los artistas que sí declaren sus ingresos como Dios manda y paguen sus impuestos religiosamente? ¿Y el resto de autónomos? ¿Estaremos haciendo el imbécil por no montar una empresa y así pagar menos?

4.- "Un año ganas mucho y al siguiente nada"

Esta es una de las excusas más vergonzosas de todas. Dicen nuestros perseguidos exministros que la vida del artista es muy dura, oiga, que un año puedes ganar muchísimo dinero y al siguiente comerte un rosco.

Y no les falta razón, ¿eh? Pero, ¿saben a quién más le pasa eso? ¡A cualquier autónomo, oiga! Que la inestabilidad de ingresos afecta a cualquier trabajador por cuenta ajena. Oigan, que yo sé que ustedes se creen una raza especial sujeta a todo tipo de inestabilidades, pero que esto nos afecta a todos los autónomos. ¿Quieren que les enseñe mi facturación de 2016 y la de 2017? Se lo avanzo: de un año para otro, más del doble.

¿La inestabilidad justifica el fraude? ¿Preguntamos a los repartidores de Deliveroo y a los falsos autónomos qué estabilidad económica tienen?

Además, argumentar la fluctuación de ingresos es de tomarnos a todos por idiotas. ¿Acaso tú declaras los ingresos de este año y Hacienda te cobra impuestos por esos ingresos durante una década? No, ¿verdad? El contador se pone a cero cada año. Me siento idiota explicando esto, pero en serio, no es difícil: si un año facturas poco, pagas poco; y si al siguiente facturas más, pagas más. ¿Verdad que no parece tan complicado?

El argumento de la inestabilidad es un auténtico insulto a la inteligencia. Así que, como Máxim Huerta un día gana mucho y mañana igual no gana nada, nos parece lógico que se monte una empresa y declare su casita en la playa de Alicante para pagar menos impuestos, ¿verdad? La inestabilidad justifica el fraude fiscal, ¿verdad? ¿Les preguntamos a los repartidores de Deliveroo y Glovo, a las limpiadoras autónomas y a todos los falsos autónomos de España qué tal andan de estabilidad económica? ¿Se lo preguntamos a los que, en vez de llorar por facturar 200.000€ un año y 10.000€ al siguiente, facturan 11.000€ un año y 6.000€ el siguiente?

5.- "Es una caza de brujas"

Máxim Huerta dijo sentirse víctima de una "jauría", y Sinde asegura que el colectivo de la cultura está perseguido por Hacienda. Que muchos ni siquiera se atrevían a criticar al PP por si acaso Montoro iba a por ellos.

Da igual que Huerta hiciera esto cuando gobernaba Zapatero, y da igual que esta práctica haya sido la misma por la que se 'cazó' a Juan Carlos Monedero, Iñaki Urdangarín y hasta José María Aznar, que también fueron llamados a filas. Nada, nada, esto es una caza de brujas contra la cultura española, que, como todos sabemos, lleva siglos derrocando reyes y gobiernos, poniendo en apuros a los poderosos encubiertos y recuperando las bolas de dragón.

Un repartidor de Deliveroo, pensando ya en montar su propia SL para facturar sus trabajos personales y su casa en la playa.
Un repartidor de Deliveroo, pensando ya en montar su propia SL para facturar sus trabajos personales y su casa en la playa.

"Otto, móntate una SL y paga menos impuestos"

Les voy a contar un secreto: mi 2017, a nivel de facturación, fue tremendamente positivo: facturé casi el doble de lo que preveía (otra cosa son las ganancias reales, pero bueno). De hecho, facturé lo suficiente para entrar en esa franja en la que me saldría más rentable facturar a través de una empresa para pagar el Impuesto de Sociedades (20-25%) en vez del IRPF (37%).

Hace unos años me pasó lo mismo. Ni aquel año ni este he optado por montar una empresa, señor Huerta y señora González Sinde. ¿Saben por qué? Por-que-no-se-pue-de, oigan. No porque yo sea una ciudadano ejemplar, sino simple y llanamente porque Hacienda me habría cantado las 40 cuando se diese cuenta de que es un chiste que yo, como autónomo individual, cobre todos mis trabajos a través de una empresa. Y eso que yo no tengo una casa en la playa para ponerla como gasto de la empresa, ya ves tú.

A mí me saldría más rentable facturar a través de una empresa que como autónomo; ¿por qué no lo hago? ¡Porque no se puede, oiga!

En cualquier caso, estaría faltando a la verdad si dijese que nunca me han ofrecido montar algo así. Los que somos autónomos y hemos tenido algún año especialmente bueno sabemos que lo de montar una empresa no solo es una opción, sino que, de hecho, las gestorías son las primeras que se lo proponen a sus clientes: "Pero abre una SL, hombre, así vas a pagar muchos menos impuestos".

Claro, si luego Hacienda te mete el puro de tu vida, ahí la gestoría desaparece. Las normas están para cumplirlas: se lo digo yo, que este año pago 2.511€ en la Declaración de la Renta debido a que, por los ingresos que he tenido, me correspondía una retención de IRPF mayor que la que preveía en mis facturas. ¿Me gusta haber tenido que pagar a Hacienda? Es que no tiene que gustarme, oiga: son las normas y punto.

Pero nada, mientras la mayoría de autónomos paga sus impuestos como todo hijo de vecino, mientras los falsos autónomos luchan como pueden para subsistir, mientras los precarios hacen lo imposible por llegar a fin de mes, nos vienen dos exministros a llorar y a decirnos que montar una empresa para facturar trabajos personales es lo más lógico del mundo y que son víctimas perseguidas por el sistema. No nos tomen por imbéciles, hagánse un favor a ustedes mismos y mantengan un poco de dignidad. Menos lloriquear y más pagar impuestos.

#emprendedorfurioso

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios