mediante reportes anónimos

Una 'app' ayuda a los colegios a frenar el acoso escolar

Un exjugador de béisbol ha invertido para desarrollar Stop It, una aplicación cuyo objetivo es terminar con el acoso en los centros educativos gracias a la colaboración de los propios alumnos

Foto: Una 'app' ayuda a los colegios a frenar el acoso escolar

Derek Jeter, en principio, no me sonaba de nada. Es lo que nos suele pasar a los que no seguimos la Liga de Béisbol de EEUU, aunque allí fuera un exitoso jugador en los New York Yankees. Ahora, ya retirado, se ha volcado en una fundación para niños.

Lo descubrí gracias a una inversión que ha hecho para luchar contra el acoso escolar con una aplicación informática. Por lo general, en las peores noticias sobre el asunto, nos explican que los malotes cretinos de cada cole –y las malas, que esto no entiende de sexos--, han visto acrecentado su poder por el uso de las redes sociales. Ya no usan amenazas físicas, insultos a la cara, difamaciones variadas. Ahora, además, tienen el altavoz, el poder difusor, del mundo virtual.

El ciberacoso tiene muchas variaciones pero, como suele pasar con la tecnología, parece que ella misma encuentra parte de la solución. Y ahí es donde Derek Jeter ha decidido convertirse en inversor.

La plataforma organiza los datos en cada colegio y tiene un servicio de chat para hablar con los niños que proporcionan información de forma anónima

En su caso, la plataforma elegida, según cuenta Fortune, es Stop It, una app con la que los alumnos pueden informar de casos de acoso y aportar pruebas de manera anónima. El fundador es Todd Schobel, que hace unos años se quedó impresionado al conocer los detalles del suicidio de una adolescente que contó antes de morir cómo le habían hecho la vida imposible sus compañeros de colegio.

Schobel, además de indignarse como millones de personas, pasó a la acción y pensó en cómo mitigar este problema. Según explica, el acoso en el colegio ha existido siempre, pero Stop It puede ayudar mucho a mitigarlo. La plataforma organiza la información en cada colegio y tiene un servicio de chat instantáneo para hablar con los niños que, de manera anónima, proporcionan información.

La herramienta ha sido adoptada por los propios colegios ya que, en muchos casos, son ellos los que sufren la mayor presión cuando trascienden casos de acoso. De esta forma son los centros los que pagan una cantidad de dinero a Stop It para que luego los alumnos se la puedan instalar de manera gratuita. La app hace que sea fácil atrapar cualquier prueba de acoso en la red a alumnos del centro y enviarla a los administradores. El objetivo es que los nuevos bocazas de las redes se lo pensarán mejor antes de darle al botón para publicar su comentario.

Reivindicar el coraje

No sólo leemos de tecnología. Como nuestra empresa también es educativa, nos gusta estar al día –tarea francamente imposible—sobre lo que se publica en materia de educación. Uno de los últimos libros que ha llegado a la oficina es el Mejor Educados, de Gregorio Luri.

En él el filósofo reivindica el coraje, porque “para ser moral no basta con saber qué está bien y qué está mal. Es imprescindible actuar bien”. La persona valiente es la que hace lo que debe. Puede ser, según explica, “levantar la mano en medio de la clase para reconocer que hay algo que no ha entendido” y, de paso, ayudar a muchos que no se atrevían pero que les pasaba lo mismo.

Puede ser encontrar valor para decirle a unos cobardes que se escudan en el grupo lo que son cuando se meten con los indefensos. Pero el coraje no es algo que podamos exigir a todo el mundo. Y hay veces que la prudencia también aconseja otros modos. Por eso, Stop It puede ser de gran ayuda y evita los cotilleos y los rumores. Va a los hechos. Pantallazo y enviar. Y, si ser valiente es actuar, los fundadores y los inversores de esta plataforma lo han sido.

Quince minutos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios