Los OMV roban a las grandes telecos 600.000 clientes en cuatro meses

Los OMV ganaron en portabilidad cerca de 600.000 líneas, una cifra espectacular teniendo en cuenta que ni subvencionan smartphones ni ofrecen redes 4G

Foto: Los OMV roban a las grandes telecos 600.000 clientes en cuatro meses

El mercado de la telefonía móvil en España sigue patas arriba. Como suena. Durante los primeros cuatro meses del año los OMV ganaron en portabilidad cerca de 600.000 líneas, una cifra espectacular teniendo en cuenta que estas compañías ni subvencionan smartphones ni ofrecen a sus clientes la posibilidad de acceder a las redes de cuarta generación. ¿Simple inercia o mala gestión por parte de Movistar, Orange, Vodafone o Yoigo?

Sangría en abril

Según los datos de portabilidad que acaban de hacerse públicos, los virtuales ganaron en abril 134.000 líneas con Jazztel y ONO a la cabeza. Ambas compañías ganaron 60.000 y 47.000 líneas respectivamente repitiendo el éxito de meses anteriores. El resto de OMVs también se movieron en cifras similares a otros meses con Tuenti, R y Euskatel ganando más de 4000 portabilidades netas y otras compañías como Pepephone o MasMóvil moviéndose entre las 1500 y 3000 positivas.

Esto es un claro movimiento del mercado, una clara tendencia, una nueva forma de pensar por parte del cliente a la que hay que prestar mucha atenciónPodemos decir que esto es un claro movimiento del mercado, una clara tendencia, una nueva forma de pensar por parte del cliente a la que hay que prestar mucha atención. Un cliente que ve en los OMV un antídoto a las ofertas integradoras de los grandes operadores. Eso sí, no todas crecen, los virtuales con marca de supermercado siguen perdiendo clientes y otras compañías orientadas a extranjeros tampoco están viviendo su mejor momento.

El 4G apenas se nota en los virtuales

A punto de cumplirse un año desde el lanzamiento de las primeras ofertas comerciales de 4G, las cifras de captación de los OMV apenas han cambiado. Las compañías sin red siguen creciendo mientras que los grandes continúan deshinchándose poco a poco. Movistar sigue registrando un saldo negativo de portabilidad por encima de las 75.000 líneas mientras que Vodafone se mueve entre 30.000 y 40.000 negativas.

Yoigo es otra de las compañías que más está sufriendo en 2014 y es que en abril se dejó 14.000 abonados. Únicamente Orange es capaz de aguantar el tipo con caídas moderadas gracias a la subvención de smartphones y a las ofertas de Amena que a nivel económico están a la altura de los OMV.

Llama la atención el caso de Pepephone y es que es una de las pocas compañías virtuales que sí está notando el impacto de la cuarta generación. Con una penetración de smartphones 4G muy por encima de sus rivales, la compañía ha perdido fuelle y por eso se ha visto obligada a cambiar de operador de red. Todavía no hay noticias sobre el cambio de Vodafone a Yoigo pero se espera que a lo largo de los próximos meses de verano los clientes empiecen a tener novedades. A pesar de ello, Pepephone siempre se ha mantenido en terreno positivo gracias a su gran gestión.

Los 'smartphones' como gancho para los grandes

Los teléfonos inteligentes han vuelto a recuperar protagonismo en las campañas de comunicación y en las ofertas convergentes… ¡quién nos lo iba a decir! Después del fin de las subvenciones, los cuatro operadores con red se han dado cuenta que los smartphones siguen siendo el principal gancho para atraer clientes. Teniendo en cuenta que el período medio de renovación de un smartphone se sitúa en 18 meses, todas las telecos han comenzado a poner foco en la venta de equipos móviles y en el coste gratuito en el caso de las ofertas convergentes de más alto valor.

Queda claro que una vez más, el mercado hace lo que considera y los clientes, como soberanos que son, dicen dónde y cuándo quieren estarDicho esto queda claro que los virtuales siguen siendo una clara alternativa a los grandes, al menos eso dice el mercado. Hasta ahora valía la paradoja de que la crisis había sido el gran aliado de los operadores alternativos, pero todo parece indicar que a tiempos mejores, más ventas por parte de los OMV. Queda claro que una vez más, el mercado hace lo que considera y los clientes, como soberanos que son, dicen dónde y cuándo quieren estar. Como dice el dicho castellano “a remangarse toca”… sobre todo para los grandes.

Tecnozone
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios