Los operadores móviles vuelven a la carga con una nueva guerra de tarifas

Llega la campaña de Navidad y a la vez la guerra en las telecomunicaciones. Esa época comercial en la que los operadores más pequeños comienzan las rebajas

Foto: Los operadores móviles vuelven a la carga con una nueva guerra de tarifas

Llega la campaña de Navidad y al mismo tiempo la guerra en las telecomunicaciones. Esa época comercial en la que los operadores supuestamente más pequeños vuelven a sacudir el mercado con nuevas rebajas que benefician claramente a los consumidores. Pepephone y Yoigo ya han dado los primeros pasos y lideran esta nueva tendencia, pero no serán los únicos.

Esta semana dos compañías han decidido mover ficha en el competido mercado de la telefonía móvil y lo han hecho, como no, tocando sus tarifas. Por un lado, Yoigo ha decidido dar un paso adelante lanzando una potente tarifa de 5 GB con llamadas a 0 céntimos por 19 euros al mes. La compañía ha anunciado también que “están más vivos que nunca” y que, gracias a su pequeña estructura, tienen margen de sobra como para seguir atacando en precio a sus rivales.

Toda una declaración de intenciones ante la cual el consejero delegado de la operadora, Eduardo Taulet, no ha dudado en afirmar que no solo no están en venta sino que tienen todo el futuro por delante.

Yoigo acumula saldo negativo en portabilidad en 2014, a pesar de que en enero y febrero logró ganar 58.000 líneasLa realidad es que Yoigo no brilla como en tiempos pasados. Con los números en la mano, la compañía acumula saldo negativo en portabilidad en 2014, a pesar de que en enero y febrero logró ganar 58.000 líneas. No obstante, a partir de marzo todos los meses se han teñido de rojo por la debilidad en el mercado convergente. Guste o no, la oferta de ADSL y fibra que tiene gracias a su acuerdo con Movistar no termina de funcionar, y eso se nota y mucho en el saldo de altas finales.

Otro de los operadores que ha agitado sus tarifas ha sido Pepephone. La operadora de lunares pone en alerta a todos cuando mueve ficha y esta vez no ha sido menos. A lo largo del año ha ganado 13.000 líneas en portabilidad, aunque ha entrado por primera vez en números rojos en agosto perdiendo 300 líneas, agudizando su caída en octubre al restar cerca de 1.800 abonados. Su problema no era otro que el precio, y es que todos los operadores móviles virtuales habían reposicionado sus tarifas aumentando las distancias con Pepephone.

La migración fallida y eterna a Yoigo por el tema del 4G y las desavenencias con Vodafone provocaron que la compañía se quedara en tierra de nadie sin poder mover ficha. El pasado miércoles anunció una importante rebaja en el precio de los datos y además anticipó la llegada de la cuarta generación con un nombre de tarifa tan sugerente como nos tiene acostumbrados, “ratoncito que está a punto de hacer GGGG”.

Según la propia compañía la migración a la red de Movistar comenzará en pruebas la segunda semana de diciembre y se prolongará durante siete meses, tiempo razonable para controlar las posibles incidencias que previsiblemente se producirán al migrar una planta de más de 400.000 clientes con cambio de SIM incluido. En el horizonte de la compañía también está Latinoamérica, y es que tanto Telefónica como Pepephone saben que hay mercados al otro lado del charco donde los virtuales todavía no han explotado como ha sucedido en Europa. Es decir, hay mucho dinero por ganar.

Los tres grandes del mercado

¿Y qué sucederá con Movistar, Orange o Vodafone? Con la campaña de Navidad iniciada, la operadora azul ha decidido apostar por la fibra y la televisión dejando al margen la telefonía móvil. Una estrategia inteligente si tenemos en cuenta que los márgenes cada vez son más estrechos en la voz y hasta en los datos móviles.

Los virtuales siguen creciendo con fuerza pero la potencia de las ofertas convergentes ha permitido amortiguar los descensos de los grandesPor el contrario, Vodafone ha iniciado una potente campaña de comunicación haciendo hincapié en su tarifa Red L y vendiendo terminales en exclusiva muy aspiracionales y estelares como son el Samsung Galaxy Note Edge o el nuevo Nexus 6.

En cuanto a Orange, la compañía está más centrada en la operación de compra de Jazztel aunque sin perder de vista la telefonía móvil. Pero seamos realistas, la compra de un gigante como Jazztel es algo que le va a llevar mucho trabajo a Orange y quizá provoque que en esta Navidad no pueda estar tan activa como le gustaría. En los últimos meses sus números no han sido positivos aunque hay que decir que Simyo está brillando gracias a sus precios reducidos.

A fecha 31 de octubre, Movistar, Orange y Vodafone perdían entre los tres 1,2 millones de líneas en portabilidad. Una cifra muy abultada pero inferior al de años anteriores. La realidad es que los virtuales siguen creciendo con fuerza pero la potencia de las ofertas convergentes ha permitido amortiguar los descensos de los grandes.

En 2015 el 4G será protagonista en los virtuales y veremos cómo las franquicias de datos siguen aumentando mientras que los precios se estrechan. ¿Aguantarán los más pequeños el envite de los grandes? Continuará…

Tecnozone
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios