de niña a piloto literata

Las 10 mejores frases de Tamara Falcó y sus 2 mejores accidentes de tráfico

Parecía, solo, una niña dulce hasta que abrió la boca hace una década. La hija de Isabel Preysler y el marqués de Griñón no solo era tierna, se reveló como una fábrica de titurales ingeniosos, mantras católicos y problemas al volante

Foto: Tamara Falcó en una imagen de archivo (Gtres)
Tamara Falcó en una imagen de archivo (Gtres)

Tamara Falcóla hija de la reina de corazones (Isabel Preysler) y del marqués de Griñón, licenciada en Comunicación en el Lake Forest College de Illinois, 'it girl', diseñadora, bloguera y exaspirante a religiosa nos ha regalado a lo largo de estas tres décadas y media un sinfín de imágenes curiosas. Pero muy por encima de sus instantáneas surrealistas están sus frases y sus accidentes de tráfico. Hoy te traemos sus 10 mejores oraciones y sus dos mejores accidentes de tráfico:

1. "Yo pensé que la crisis era solo en África. No creí que había tanta hambre, pero ahora me doy cuenta de que en España también". La hija de Carlos Falcó, como Santo Tomás, si no ve, no cree. A ella aquello de desaceleración económica mundial, desahucio y despido le sonaba a cuento chino, bueno somalí, hasta que no lo vio con sus propios ojos en un comedor social de la capital de su reino.

2. "Dios no tiene WhatsApp pero es mi contacto favorito. No tiene Facebook pero es mi mejor amigo. Y no tiene Twitter pero yo lo sigo". Peregrino, a dónde vas, si no sabes a dónde ir, peregrino por un camino que va a morir (…), solo él, mi Dios, me guiará.

Tamara Falcó a su llegada al evento (Gtres)
Tamara Falcó a su llegada al evento (Gtres)

 

3. "Tengo un problema de tiroides, por eso estoy gorda". Con este comentario se presentó en los premios Prix de la revista 'Marie Claire' en los que fue galardonada como 'icono nacional'. Entradas como estas son siempre las que se esperan en una alfombra roja; raramente se producen. Olé, Tamara.

4. “El Papa es la pera. Por ahora ni Dios quiere casarse conmigo”. En tu afirmación está la respuesta. Prueba suerte con Francisco I, no sería el primer Pájaro Espino en la Historia de la Iglesia Católica Romana y Apostólica.

5. "Van a decir que es una mierda (su 'docu-reality' de nombre ‘We love Tamara’), pero estoy preparada”. La que no estaba preparada era la audiencia, que te dio la espalda. 

6. “El '¡Hola!' es nuestro álbum familiar y estoy encantada”. Siempre me he preguntado por qué decimos 'el' y no 'la ¡Hola!', si nos estamos refiriendo a una revista.

Tamara en el valle encantado
Tamara en el valle encantado

 

7. "Esto es un valle de lágrimas para todos. Da igual si estás vestida de Dolce&Gabbana o de Bershka". Las penas con pan son menos penas, morena.

8. “Si me quedo para vestir santos, los vestiré de Lacroix”. Una mala noticia; Christian Lacroix vendió su firma y ahora con su nombre pueden hacer hasta hamburguesas (como él mismo reconoció), pero él no puede hacer vestidos bajo su firma… A no ser que Tamara pretenda vestir a los santos con ropa 'vintage'. Todo un sacrilegio no vestirlos de temporada, tendrá que engalanarlos con ropa de Dior. 

9. “Tuve la oportunidad de cenar con George Clooney, considerado como uno de los hombres más guapos, que hace una labor social increíble, pero tampoco sentía paz". Cuando una queda a cenar con Clooney va buscando guerra, no sosiego, aunque pretenda dar y recibir mucho amor, en el sentido carnal de la palabra.

10. “Mi personaje histórico favorito es Robin Hood". Se lo dijo a Ana Rosa y se quedó tan a gusto. Otra mala noticia: no hay pruebas de que Robin Hood existiera en el medievo; teorías muchas, certezas ninguna. Por tanto, Robin es un personaje de leyenda, no histórico.

11. La de regalo: "En un concierto de Enrique no se creían que yo fuera su hija (de Isabel Preysler) y mi madre encantada diciendo que tenía dos hijos más mayores". Nos han salido inocentonas las fans de Enrique.

Tamara Falcó, tirada en la carretera
Tamara Falcó, tirada en la carretera

 

Tamara Falcó Preysler, por la gracia de Dios y de los hombres, ha tenido suficientes incidentes al volante como para ser considerada un peligro al volante. Dos son los más peculiares que ha sufrido esta joven que pensaba que DGT eran las siglas de ‘De Gucci Tamara’.

El primero tuvo lugar contra la verja de una conocida multinacional que vende cafés a precio de lingote de oro en la calle Fuencarral. Todas las modernas de entonces, que iban camino del Elástico, cuentan que lo vieron. Para ellos se queda la verdad.

Del segundo sí que pudimos ver imágenes; a Tamara se le paró el coche en una carretera nacional y tuvo que salir del vehículo con el chaleco reflectante y sentarse en el guardarraíl a la espera de la grúa. Qué pena que circulen tan pocas imágenes en movimiento del extinto ‘Aquí hay tomate’ por la red porque ahora podríamos volver a disfrutar de ellas. Nada es perfecto, salvo la celebración del cumpleaños de Tamara, que será ideal. 

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

Mucha tele que cortar
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios