Cómo casarse con un millonario, según Erik Putzbach

El aspirante a socialite se sometió a un duro Polideluxe que le puede costar su matrimonio con el multimillonario Rafael de Marchena

Foto:  Ilustración de Jate para Vanitatis.
Ilustración de Jate para Vanitatis.

Los cierres del ‘Deluxe’, tanto en su edición del viernes como en la del sábado, siempre han estado protagonizados por personajes con más ganas de salir en televisión que talento. Juguetes rotos muchas veces, figuras efímeras otras…, frikis –en toda la extensión de la palabra– que sometidos a las preguntas de Jorge Javier Vázquez y sus colaboradores logran hacer del plató de Telecinco una orgía de risas y llantos (fingidos).

El pasado sábado se sometió al Polideluxe de Conchita Erik Putzbach. Un aspirante a Carmen Lomana antes de que la propia socialite llegase a nuestros televisores. Se sometió a la 'máquina de la verdad' para demostrar que está enamorado de su prometido Rafael, un señor de 85 años presuntamente millonario que nos presentó hace un mes en el programa.

Durante dos años no mantuvieron relaciones sexuales. Un amor casto y puro porque a Erik no le excitaba. El pobre Rafael era, según sus propias palabras, un jinete sin caballo. Hoy en día hacen el amor. Incluso dos días seguidos. De forma discreta. Como discreto es el tamaño del miembro viril del colombiano. Ratificado por el polígrafo, el mismo instrumento que revela que a Erik, Rafael no le pone a 100. Cuando se acuestan el entrevistado piensa en otros. Dice que en Brad Pitt aunque el polígrafo confirma que le gustan mucho más jóvenes que el actor. Pese a la edad, Rafael no necesita viagra, solo con rozar a Erik se le pone como una piedra.

Erik Putzbach.
Erik Putzbach.

Su relación con Rafael de Marchena no es un montaje. En su primera visita a ‘Sábado Deluxe’ vendió la historia de que su prometido le lleva persiguiendo 20 años. Conchita le llevó la contraria y sentenció que Erik fue a la caza del latino al que estima una fortuna de unos 20 millones de dólares, al cambio en euros, algunos millones menos.

A Erik le parece vulgar hablar de pasta (porque no la tiene) pero no departe de otra cosa (porque la desea) desde que se pinta hasta que se desviste, le gusta la panoja hasta el punto de asegurar que él con un pobre no pasa por el ‘altar’ porque no quiere una vida de sinsabores. No quiere verse obligado a pelearse en Cáritas de Sitges con los vagabundos por las prendas de marca como dice su hermana y el polígrafo que ha hecho. El Polideluxe también reveló que se ha prostituido.

Zsa Zsa Gabor buscaba un hombre amable y comprensivo, entre tanto millonario no lo halló. Erik en Rafael ha encontrado todo lo que escudriñaba en un hombre. Dinero. Este además es cariñoso. Guita y pasearse por los platós buscaba también cuando le propuso a Víctor Sandoval hacer un montaje. Resumió muy bien el poli Jimmy Giménez-Arnau: un tío que está forrado compra el muñeco que quiere. ¿Después de esta noche habrá boda?

Mucha tele que cortar
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios