La verdad sobre la relación de María Lapiedra y Gustavo González

La cantante y actriz se sometió a un Polideluxe que demostró que su versión es cierta. El paparazzi y ella planean vivir juntos después de ocho años de amor clandestino

Foto: Gustavo González y María Lapiedra. Viñeta de Jate para Vanitatis
Gustavo González y María Lapiedra. Viñeta de Jate para Vanitatis

La historia más antigua del mundo. El pasado miércoles el colaborador Gustavo González confirmaba que se ha separado de su esposa con la que llevaba 30 años de relación y tiene cuatro hijos en común. Aprovechó para confesar que durante los últimos ocho ha mantenido una relación extramatrimonial con la polifacética María Lapiedra. Ella, casada desde 2012 con Mark Hamilton y padre de sus dos hijas, como cabía esperar ha verificado esta historia de cuernos que llevaba años vendiendo por los platós con el objeto de dinamitar el matrimonio de su amante.

[Leer aquí: María Patiño habla de la mujer de Gustavo González: "Es una tía cojonuda"]

Se conocieron en, como diría La Veneno, el difunto 'DEC' ('¿Dónde estás corazón?’) porque está muerto y enterrado. La relación era mala porque él la calificaba, como el resto de sus compañeros, de montajista. El destino quiso que el entonces representante de María confiase en Gustavo para que la actriz de ‘Torrente’ le mostrase un vídeo. Quedaron en un bar pero como María tenía el vídeo en su ordenador subieron a la casa de la joven para visionarlo. Lo que pasó allí queda para ellos pero provocó un sinfín de encuentros hasta alcanzar la friolera de más de mil relaciones sexuales. Ratificado por el polígrafo, porque el sábado María se sometió a la máquina de Conchita en ‘Sábado Deluxe’ para ratificar su verdad. No mintió en ninguna pregunta.

María Lapiedra en 'Sábado Deluxe'.
María Lapiedra en 'Sábado Deluxe'.

Los encuentros sexuales precedidos por una ronda de cañas y finalizados con la llamada de Esperanza Gracia a confiarle nuestra suerte dieron paso a los viajes de una semana. La también cantante derruida, destruida y devastada tras cada cita y cansada de que Gustavo no cumpliese la promesa de terminar la relación con su esposa se entretuvo con otros, entre ellos dice que con Joan Laporta, para dar celos al colaborador y paparazzi. Dispuesta a olvidarlo se casó con Mark enamorada de Gustavo. Él le pidió que no lo hiciese. Tres meses después del enlace yacían juntos después de un bolo en el Norte de María. Para dinamitar ambas relaciones la actriz y cantante enviaba fotos de ambos en la cama a los contertulios de los programas del corazón. Humillar a las parejas de ambos es un daño colateral de su obsesión por que Gustavo públicamente reconozca su amor. “Endemoniada no, sino todo engolfada de Dios que de tanto quererlo lo he hecho ya mi prisionero”, ‘Teresa, el cuerpo de Cristo’.

[Leer aquí: María Lapiedra tras el 'Deluxe': sin marido y con Gustavo huyendo en directo]

Mark, conocedor de la relación, nunca pensó en dejar a María hasta la noche del sábado en la que se sometió al Polideluxe, que le prometió que cuando ella volviese el domingo ya no estaría en casa. Mark, que ha amenazado con hablar -“si hablo arde Troya”-, calificaba a su todavía esposa de ‘follaviejos’, a lo que ella contestaba que Gustavo era con el hombre que más había gozado en la cama. Él no le quitaba la razón, por eso de que con los años se adquiere experiencia. Contada esta anécdota doméstica, la entrevistada afirmó que quiere más a Gustavo que a Mark y no mentía. Lo reconoce como el hombre de su vida. Durante 8 años, salvo excepciones como cuando ella huyó a los brazos de Mark, hablaban todos los días y se despedían con un “te quiero”.

Lo que tiene con Gustavo no es solo pasión, es amor, no una obsesión. Si bien unas veces eran capaces de practicar sexo en una piscina de un balneario rodeados de desconocidos, otras ella se cogía un AVE a Madrid para dar un abrazo al paparazzi y volverse a Barcelona. Gustavo cuando hacen el amor, porque explicó la diferencia entre follar y hacer el amor, le dice a María: te amo. Según ella y el polígrafo el infiel Gustavo le ha susurrado que “contigo he aprendido a amar”, aunque ahora tiene miedo de que María lo deje tirado en la estacada por su edad.

María Lapiedra en 'Sábado Deluxe'.
María Lapiedra en 'Sábado Deluxe'.

Gustavo dejó una pregunta para ella: ¿aprecias más la fama que el daño que haces a las personas que te aprecian? Ella dijo no y decía la verdad porque María, como la Juana de Vicente Aranda para Felipe el Hermoso’, quiere ser la mujer, la hembra y la puta de Gustavo. Aunque le cueste la fama. Supuesto que no tiene pinta porque los dos participarán, salvo que uno de los dos cause baja de última hora, en la próxima edición de ‘Supervivientes’.

[Leer aquí: El patrimonio (en gananciales) que Gustavo González repartirá tras su divorcio]

Dueña de un corazón tan cinco estrellas, María y Gustavo tienen planeado irse a vivir juntos y tener hijos, aunque él de momento se ha marchado a Valencia, o eso dijo durante una conexión en directo. Veremos qué pasa ahora que el fruto prohibido se convierte en el pan de cada día.

Mucha tele que cortar
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios