'Daredevil' y otras series con las que Netflix aterriza en España

La plataforma, que se podrá ver en octubre en nuestro país, tiene nuevas producciones en cartera

Foto: Fotograma de 'Daredevil'
Fotograma de 'Daredevil'

Netflix ya ha puesto fecha a su aterrizaje en España y, aunque ya comentamos que la plataforma no es la herramienta de entretenimiento total con la que todos sueñan, su llegada contribuye a mejorar la oferta del contenido audiovisual en nuestro país. A falta de concretar el precio de la suscripción, que incluso podría ser más reducido de lo esperado por culpa de la piratería, el gigante del contenido online desveló en la nota de prensa en la que anunciaba su llegada a España algunas de las producciones propias que formarán parte de su catálogo, y que aún no han sido emitidas en nuestro país. Paradójicamente, dos de sus series bandera, House Of Cards y Orange Is the New Black, que con su éxito hicieron posible que otras producciones saliesen adelante, no formarán parte de la propuesta de Netflix, ya que sus derechos en España pertenecen a Canal+.

La compañía dirigida por Reed Hastings se inició en la difícil tarea de producir series en solitario en el año 2013. Desde entonces ha estrenado en Estados Unidos siete dramas y tres comedias, la última de ellas, Sense8, hace menos de una semana. Según el comunicado de la compañía, en el que sí se aclara que uno de sus próximos estrenos, Narcos, podrá verse en nuestro país, no está previsto que Netflix ofrezca en España la serie de terror Hemlock Grove, y la producción perteneciente al género de la animación para adultos BoJack Horseman. Así que el catálogo de series de producción propia de Netflix en España estará compuesto, en su fase inicial, por las siguientes ficciones.

Marco Polo

Estrenada el pasado mes de diciembre, si su llegada pasó casi desapercibida entre los medios y los gurús seriéfilos no fue casualidad. Y es que no sería desafortunado decir que la creación de John Fusco basada en la vida del célebre viajero es probablemente una de las peores producciones de la empresa de streaming. Tras invertir más de noventa millones de dólares, únicamente en la primera temporada, las críticas no fueron especialmente benévolas con una producción a la que le falta ritmo y contundencia en sus guiones y algo de carisma en el rol principal.

Entre las muchas experiencias que le quedan por vivir a la compañía dirigida por Hastings, está la primera cancelación de una serie. Y según explica la empresa a la hora de justificar la falta de cifras de espectadores de cada serie, Netflix no siente la presión de los anunciantes, por lo que el éxito o el fracaso de una producción van más allá de los propios usuarios.

Por ello, quizá Marco Polo fue renovada por una segunda entrega, que se estrenará a finales de este año. Aunque sólo sea por explotar, un poco más, parte de la inversión realizada.

Bloodline

A disposición de los usuarios estadounidenses desde el mes de marzo, la nueva serie de los creadores de Damages tampoco logró despertar la expectación habitual de otros productos de Netflix. Aunque en este caso no fue por su calidad sino, probablemente, por pertenecer al explotado género del drama familiar. Pero la serie, ambientada en el espectacular paraje de los Cayos de Florida, no es un folletín al uso y desde el principio consigue atrapar al espectador con tramas intensas y complejas en las que las relaciones familiares son un juego de engaños y mentiras.

Además de una buena historia, en la que, sin prisa, el pasado y el presente se combinan para ofrecer al espectador un retrato más complejo del matrimonio Rayburn y sus cuatro hijos, la serie también cuenta con un gran elenco de actores. Kyle Chandler, Ben Mendelsohn y Linda Cardellini son tres de los hermanos Rayburn, mientras que los veteranos Sissy Spacek y Sam Shepard se ocupan de encarnar a sus padres. Con su regreso asegurado en 2016, y las buenas críticas recibidas, no sería de extrañar que la producción se colase entre las nominadas en las próximas entregas de premios.

Unbreakable Kimmy Schmidt

Tras ser rescatada de una secta apocalíptica, la joven y risueña Kimmy Schmidt decide quedarse a vivir en Nueva York, el lugar menos recomendable quizá para una persona que lleva quince años si tener contacto con el exterior. En la ciudad de los rascacielos encuentra como compañero de piso al aspirante a actor Titus Andromedon, que para pagar el alquiler pasa sus días disfrazado en Times Square. Y consigue trabajo como niñera de los hijos de Jaqueline Vorhees, una mujer perteneciente a la alta sociedad neoyorquina.


Por si todo esto no fuese suficientemente surrealista, en una situación pocas veces vista en el negocio de la televisión, Tina Fey y Robert Carlock, los “padres” de la historia de Kimmy, tuvieron que ver hace unos meses como la NBC descartaba el proyecto y acto seguido Netflix se hacía cargo de la serie y le concedía una segunda temporada. Con la actriz y comediante Ellie Kemper en el papel principal, y un brillante e inusual conjunto de secundarios a su alrededor, la primera apuesta de Netflix por el género cómico responde a las expectativas propias de la pareja creadora. Fey y Carlock ya trabajaron juntos en Rockefeller Plaza, maltratada e incomprendida en nuestro país pero alabada en Estados Unidos, y dan forma con grandes dosis de humor, y algo de surrealismo, a la sorprendente y entrañable historia de una de las “Mujeres Topo.”

Marvel’s Daredevil

En un panorama televisivo repleto de superhéroes, y con visos de ir a crecer, Netflix estrenó en abril la serie creada por Drew Goddard y basada en el superhéroe de Marvel que le da nombre. Y no será la única, ya que la historia creada por Stan Lee y Bill Everett es sólo la primera de las cuatro producciones sobre superhéroes del cómic que, en los próximos años, estrenará la empresa de Hastings. Por si esto fuera poco Daredevil, Iron Fist, Luke Cage y Jessica Jones se reunirán en la miniserie que llevará por título The Defenders. Pero, hasta que llegue ese momento, los fans de este tipo de series pueden haber encontrado en el superhéroe ciego la referencia televisiva de la materia, esa que con tanto ahínco han tratado de ofrecer las cadenas durante las últimas temporadas.


El joven Charlie Cox asume con solvencia el difícil reto de ponerse en la piel del abogado Matt Murdock de día y el superhéroe Daredevil por la noche. Y junto a unas escenas de acción tan espectaculares como vistosas y una cuidada producción, Netflix resuelve con creces su primer test en el complicado mundo de las adaptaciones de cómics. Todo ello a pesar de que alguien tuvo la brillante idea de estrenar la serie el mismo fin de semana que la nueva temporada de Juego de Tronos, con lo que el ruido mediático fue bastante discreto para una serie de su potencial.

Grace and Frankie

A pesar de que llevan décadas sin soportarse, viendo cómo sus maridos son amigos y socios, Grace y Frankie se ven envueltas en la misma desgracia cuando sus esposos deciden confesarles en un abarrotado restaurante que son algo más de lo que parece. Unidas en la pena, y a pesar de sus diferencias a la hora de entender la vida, el amor o las relaciones sociales, esta pareja de mujeres tratará de seguir adelante y sacar partido a lo que el destino les depare. Aunque a veces no sea nada bueno.


Jane Fonda y Lily Tomlin son las esposas abandonadas, mientras que Martin Sheen y Sam Waterston encarnan a los maridos liberados, o no, de la pesada carga del matrimonio. Cuatro ganadores de un Emmy para una producción creada por Howard J. Morris y Marta Kauffman, conocida esta última por ser creadora, junto a David Crane, de la mítica serie de los noventa Friends. En definitiva, un gran elenco televisivo que se preocupa sin miramientos y con humor de la tercera edad, esa época de la vida que apenas cuenta para la ficción de la pequeña pantalla.

Sense8

Los hermanos Wachowski se unen a la larga lista de directores de cine que prueban suerte en el formato serializado con esta serie internacional escrita por ellos mismos y J. Michael Straczynski. Juntos han desarrollado la historia de ocho desconocidos que, desde diferentes partes del planeta, se encuentran emocional y mentalmente conectados. Apenas se ha cumplido una semana desde que Netflix pusiera la serie a disposición de sus usuarios y mientras las críticas son más bien tibias, tirando a malas, ya se han derrochado líneas sobre las escenas subidas de tono de la serie. Uno de los personajes involucrados en estas secuencias es Lito, el actor mexicano al que interpreta el español Miguel Ángel Silvestre.

Junto al hispano, en la serie compuesta por doce episodios y que aún no ha sido renovada, podemos encontrar a la veterana Daryl Hannah o los televisivos Brian J. Smith (Defiance) y Naveen Andrews (Perdidos) entre otros. Ambientada en Londres, Chicago, San Francisco, Nairobi, Seúl, Reykjavik y México, Sense8 se preocupa por otorgar a cada ciudad una personalidad propia, acorde con el personaje que acoge. Y entre tanto salto geográfico da forma a un collage muy internacional que se apoya en una premisa alocada e impredecible, de la que sólo la pareja de hermanos conoce su desenlace.

Desde Melmac
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios