La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

El antiliberal PP expolia a los contribuyentes

"Todo impuesto específico, así como todo el sistema de impuestos de una nación, se invalida a sí mismo por encima de una cierta tasa de impuestos" - Ludwig

"Todo impuesto específico, así como todo el sistema de impuestos de una nación, se invalida a sí mismo por encima de una cierta tasa de impuestos" - Ludwig von Mises

Recientemente, el consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid trasladó al Gobierno, de su mismo partido, una petición de autorización urgente para salir al mercado con una nueva emisión de deuda por importe de 690 millones de euros con el argumento de que, como había cumplido con el objetivo marcado, podía endeudar un poco más la Comunidad. Dicho así, y comparada esa cantidad con el récord de deuda estatal, esta podría parecer irrisoria.

La Comunidad de Madrid tiene una deuda de 22.000 millones de euros que, si bien en términos relativos al valor de su producción no la sitúa como la región más endeudada, cuando se toma la relación per cápita resulta muy llamativo que la deuda por habitante sea de casi 300 euros frente a la media nacional de 246. En otras palabras, cada madrileño soporta un 19% más que el resto de españoles.

Mi reflexión no va tanto en relación a los desequilibrios potenciales entre comunidades. No quiero entrar en el debate sobre por qué unas tienen más o menos margen en relación a los objetivos de déficit establecidos, sino al hecho real de que, en relación a la deuda y el gasto per cápita, la presión impositiva está en niveles récord. Los españoles realizan más esfuerzo tributario por recibir, en el mejor de los casos, el mismo servicio del Estado.

De acuerdo con los datos de la Agencia Tributaria, el tipo efectivo se mantiene en una senda alcista que lo lleva a máximos de la última década, colocando la presión fiscal en niveles de hace quince años, es decir, cuando el PP desembarcó en el poder con su avalancha reformista y recaudatoria motivada por el objetivo marcado de la entrada de España en la Unión Europea. ¿Casualidad que la historia se repita? No lo creo.

El caso es que, tomando la serie reciente, la base imponible es un 16% inferior al pico de recaudación alcanzado en 2007, cuando la suma de bases de renta y gasto suponía 1,3 billones de euros. Es por ello que se hace más doloroso para el contribuyente, ciudadano o empresa, entender esa mayor presión fiscal.

La renta bruta de los hogares sigue en tendencia de caída y se ha reducido en 20.000 millones de euros desde máximos, es decir, que los hogares se han empobrecido en una cuantía aproximada de dos puntos porcentuales respecto a la riqueza nacional. Más flagrante es la situación para las empresas, cuya base imponible consolidada se ha reducido en más de 100.000 millones de euros, es decir un 59%. Espectacular.

Con ello, la presión fiscal de empresas y ciudadanos ha subido en ese período en 50 puntos básicos, una cifra que no parece escandalosa pero que, si se tiene en cuenta el nivel al que estaba en 2009, muestra un repunte insoportable, pues prácticamente se incrementará este año hasta alcanzar dos puntos porcentuales. De nuevo espectacular.

¿Cómo se llega a esto? Con la demagogia de dos partidos políticos, que viven totalmente alejados de la realidad. El Gobierno de Zapatero deshizo el camino recorrido en sus primeros años de legislatura, ya saben aquello de “prometer hasta meter”, y justo después de tocar mínimos, la presión fiscal inició un giro mortal para nuestra economía. Acuérdense: subió el IVA, tocó impuestos especiales y elevó los de la renta. Posteriormente llegó Rajoy y completó la faena más antiliberal que se le recuerda a un partido político en nuestra historia contemporánea, con el agravante de mentir descaradamente a sus ciudadanos y romper el compromiso moral con su electorado pues incumplió de manera flagrante su programa electoral.

El niño malo del PP, Montoro, ha encabezado una subida de impuestos sin igual escudándose en que no tenía más remedio pues su misión era enmendar el mal ajeno, el heredado. Para ello ha subido aún más los impuestos por el trabajo y la renta, los del capital, el IVA, ha elevado impuestos especiales, tasas, tributos, y ha eliminado una batería de deducciones y desgravaciones para las empresas y los ciudadanos sin precedente.

Esto resume el dislate en materia confiscatoria del Gobierno: cuando se tuvo que eliminar la deducción por vivienda se mantuvo y cuando se tuvo que imponer se retiró. Bravo, mi reverencia y mi más sentido aplauso.

Y no será el último retoque. Los datos de 2013 romperán esa barrera del 14%, que ya se sitúa por encima de la media histórica, y apuntará a los récord de 1997 y 1998, con Rato como ministro de Milagros Económicos. Falta por computar la tasa de la lotería, las recientes subidas de impuestos especiales y las menores deducciones fiscales a empresas, sin descartar, porque estoy convencido de ello, una nueva vuelta de tuerca a la reclasificación del IVA. Esa mayor presión recaudatoria unida a una más que previsible nueva caída de la base imponible, llevará con casi toda probabilidad a que la presión fiscal este año marque un récord histórico en la serie histórica publicada.

¿Y por qué creo que eso sucederá? Porque el Estado sigue mostrando una miopía fingida vergonzosa, es decir, sigue sin atacar la verdadera fuente del mal que está en el excesivo y superfluo gasto público de todas las Administraciones, fundamentalmente la central y la autonómica, verdadero eje del mal. Dejo fuera a las locales porque los ayuntamientos no tienen ni papel de fotocopias, textual, por lo menos en el municipio en el que resido.

Si le explicaran bien a un catalán, a un andaluz o a un castellano-manchego el dislate que son las autonomías, como hay Dios que desaparecerían todas de un plumazo en votación popular. Pero eso no sucederá, ¿y saben por qué? Porque la reducción del gasto público choca con el deseo oculto del político a incrementarlo de manera permanente. Porque sabe que ahí está la base de su subsistencia. Unos dirán que en Madrid la sanidad se privatiza porque no hay dinero. Otros en Cataluña, segunda región del mundo con mayor fiscalidad, que se suben los impuestos porque no hay dinero. Los mallorquines, que se les quema la isla porque no hay dinero. Ningún gestor público dice tener dinero.

Por supuesto que no tienen dinero. Eso que parece una obviedad es de una lógica aplastante. Los Gobiernos no son empresas, no tienen actividad productiva, no generan riqueza. Recaudan y gastan. Esa es la clave. 154.000 millones de euros en impuestos devengados en 2012 y un gasto total de 493.000 millones de euros, y no hay discurso político que valga. La doble consecuencia de ese brutal gap es un déficit, después de sumar ingresos totales, un 10% sobre PIB, y un ratio de deuda sobre PIB del 90% y camino de superar el 100%. Repito… ESPECTACULAR.

Como dijo Milton Friedman: “Estoy a favor de reducir impuestos bajo cualquier circunstancia y por cualquier excusa, por cualquier razón, en cualquier momento en que sea posible”. Es obvio que todos los españoles también… ¿todos?


#19
Compartir

Bota PPSOE

Ampliar comentario
#18
Compartir

nota: he puesto UPyD por ser un partido más o menos de centro y estar presente en todo el estado, a mí me la repampinfla.

pero si uno vota los verdes, otro los antitaurinos, otro los chiripitifláuticos....estamos en las mismas.

Ampliar comentario
#17
Compartir

La abstención o el voto en blanco alimentan al PPSOE!!!!!

 

Con la Ley Electoral actual la única manera de echarles es votando masivamente a otro partido

Y hay que ser amplio de miras y poner las "largas", no pensar en que ahora la izquierda o la derecha ganará...

 

Por ejemplo, se vota UPyD masivamente para echar de sus puestos a todo el PPSOE (será difícil, tienen 14 millones de votos cautivos) y dentro de 4 años en las próximas elecciones si lo han hecho mal se vota a otro nuevo partido masivamente, y así sucesivamente, ad infinitum.

 

al final verán que si no gobiernan para el ciudadano, les BOTAMOS y entenderán el mensaje.

 

lo malo es que PPSOE quiera robarnos la democracia provocando altercados presentándose como la solución con un gobierno de unidad nacional...se las saben todas.

Ampliar comentario
#16
Compartir

La abstención o el voto en blanco alimentan al PPSOE!!!!!

 

Con la Ley Electoral actual la única manera de echarles es votando masivamente a otro partido

Y hay que ser amplio de miras y poner las "largas", no pensar en que ahora la izquierda o la derecha ganará...

 

Por ejemplo, se vota UPyD masivamente para echar de sus puestos a todo el PPSOE (será difícil, tienen 14 millones de votos cautivos) y dentro de 4 años en las próximas elecciones si lo han hecho mal se vota a otro nuevo partido masivamente, y así sucesivamente, ad infinitum.

 

al final verán que si no gobiernan para el ciudadano, les BOTAMOS y entenderán el mensaje.

 

lo malo es que PPSOE quiera robarnos la democracia provocando altercados presentándose como la solución con un gobierno de unidad nacional...se las saben todas.

Ampliar comentario
#15
Compartir

bufff, cuando sumamos churras con merinas acabamos hablando de merluzas.

 

Hay una cuestión a la que le estoy dando vueltas, vamos a ver, en el 2008 todavía había superavit, entoces, 2009, 2010,2011 y 2012, cuatro años el peor de los cuales fue el 2011 donde nunca nos acalaramos con el déficit si era de 8,5 o de 9 o de 10. Pero parece claro q era el mayor. Supongamos que entre una cosa y otra tenemos una media de 7% del PIB en eso cuatro años. Una cifra posible sería de un 30% y si nos apuramos un 35% del PIB dado los efectos multiplicadores y que ha habido decrecimiento y todo una serie de cosas.

 

Y aquí empieza la reflexión. Si al empezar había una deuda del 37% del PIB sumando, estaríamos ahora en un 70% del PIB pero resulta que es un 90%, vaya, y de donde se ponen esos 200.000 millones de euros del estado, donde han ido a parar, a los bolsillos de barcenas????? noppppppssss han ido a parar a la banca. Resulta que se han dejado 250.000 millones de nada a la banca de los q solo se han devuelto 990, así que ya tenemos la mitad del dinero de la deuda regalado por el PPSOE a sus amiguitos. Pues claro q no son liberales, ni liberales, ni socialistas, ni conservadores, son SINVERGUENZAS

Ampliar comentario
#14
Compartir

Excelente articulo.

 

En España, y tambien en muchas otras democracias, se echa en falta una opción de derechas liberal.

 

La razón la explica de forma precisa el autor:

 

"La reducción del gasto público choca con el deseo oculto del político a incrementarlo de manera permanente. Porque sabe que ahí está la base de su subsistencia".

 

Saludos.

Ampliar comentario
#13
Compartir

Es preciso, urgente, y necesaria una rebelión de la sociedad cívil. Votar está archidemostrado que no solo no cambia nada, sino que empeora, votación tras votación, la situación.

Ampliar comentario
#12
Compartir

ABSTENCION. BOTO EN BLANCO. O actuamos drasticamente de esta manera o ellos no pillan el mensaje de la calle, su ceguera y su distanciamiento de la realidad se lo impiden, a los dos partidos mayoritarios castigo en las urnas, no hay otra amigos.

Ampliar comentario
#11
Compartir

Y lo peor de todo este asunto es que en el 78, se perpetro una constitución que parece un artefacto explosivo imposible de desactivar, con la finalidad de que JC1  fuera inamovible y con ventajas para los nacionalistas, fueros etc, que nos van a hundir en la miseria por los siglos de los siglos.

Ampliar comentario
#10
Compartir

Como solución, por mi parte me ofrezco a montar una empresa de fabricación y distribución de GUILLOTINAS...

"Si quieres pronosticar tu futuro, estudia tu pasado", no saldremos de esta si no es con algo parecido al estilo francés.

Ampliar comentario
#9
Compartir

Esta banda de presuntos delincuentes, tenemos miles de ejemplos juzgados y condenados, quiere seguir manteniendo privilegios a costa de los sufridos españoles.

Son gente mediocre, sin escrúpulos, vividores de la casta, despilfarradores, malos gestores, pésimos administradores, pero sin reparo en hacer que su fiesta no decaiga.

Suténticos chorizos de guante blanco, que han asaltado las Cajas, llevándose miles de millones de Euros, que han financiado ilegalmente a sus partidos, unos auténticos truhanes.

Mintiendo descaradamente cada día que hablan a los españoles, sea ante un micrófono, sea en sede parlamentaria, se creen impunes ante la ley.

Pero la culpa no es totalmente de ellos, es de los españoles por consentir que nos manejen a su antojo y nos desplumen a diario.

España por desgracia se ha convertido en un país quebrado, con una banca quebrada en manos de desalmados.

¿ Hasta cuando?. Probablemente hasta que no puedan pagar las pensiones de nuestros jubilados, las nóminas de sus funcionarios o no tengamos una cama para acudir al hospital.

A este paso todo llegará.

Ampliar comentario
#8
Compartir

Las cifras macro están muy bien para evaluar el ascenso de los impuestos, el empobrecimiento de todos los españoles y hacia dónde camina el país con sus políticos.

 

Que los hogares se han empobrecido 2 puntos porcentuales respecto a la riqueza nacional no da la dimensión de los dramas, sufrimientos, angustias, depresiones y desesperanza de muchísimos españoles.

 

Hace 15 años, cuando los impuestos eran elevados, el IVA era un 16%, hoy 21%, la energía y los carburantes mucho más baratos, las prestaciones por desempleo más altas, etc., y a pesar de la presión fiscal, se podía vivir. Hoy no.

 

Hay subidas encubiertas o que no se publican, como por ejemplo ha hecho la empresa pública de aguas de Granada, EMASAGRA, que además de subir el metro cúbico, ha suprimido la exención de los primeros metros.

 

El acoso que sufrimos los españoles desde la Agencia Tributaria es también de antología, en mi caso, 3 expedientes indebidos. Uno en el que embargan una renta de alquiler a un antiguo arrendador, cuando ese contrato no existe desde Octubre de 2012, otro en el que no me devuelven totalmente unos ingresos indebidos por apreciar un "error" en mi declaración cuando no hay tal error y la reclamación de un descuento en unas cartas de pago que no enviaron y que no justifican el envío documentalmente.

 

Uno de la Junta de Andalucía, reclamando unos intereses de la devolución de una subvención de 3.000 € que fué abonada en plazo y que ellos mismos dicen en su carta que abonándola, esos intereses que hoy reclaman, quedan exentos.

 

Dos meses revolviendo archivos, probando documentalmente sus "errores" y redactando recursos.

 

Y no son solo los políticos, los funcionarios, que parece que ahora sí funcionan, están a su absoluto servicio, lanzando comunicaciones a ver si hay quién se ha desprendido de la documentación probatoria y paga, ellos también son nuestro azote y nuestros enemigos y encima les pagamos por ello.

 

Como ha dicho kalkuto, en las urnas nos vemos y antes de ellas, apología anti PP-PSOE.

 

 

Ampliar comentario
#7
Compartir

¡Que bien se está residiendo fuera de España! Lejos de las élites extractivas y sus terribles diezmos. Los que se quedan son unos locos insensatos o peor aún súbditos con mentalidad de esclavos, paganinis de los vicios y los despilfarros aberrantes de la casta política. Allá ellos!

Ampliar comentario
#6
En respuesta a faps
Compartir

 

 

Sobre todo, apreciado FAPS, si son amigos de Bono y Desatinos que viajan con frecuencia allí.

Ampliar comentario
#5
Compartir

 

Pues en Malabo se ofrecen muchos puestos a emprendedores

Ampliar comentario