CUATRO MOTIVOS POR LOS QUE NUNCA LLEGARÁ A ESPAÑA

Emprendedores, que no os engañen: nunca tendréis una cuota de autónomos justa

¿Llegará el día en que un autónomo pague una cuota mensual que dependa de sus ingresos reales? Me juego tres sueldos a que no llegará nunca. ¿Por qué estoy tan seguro? Por estos cuatro motivos.
Foto: ¿Hay posibilidades de que llegue a España la cuota progresiva para autónomos? Yo me juego tres sueldos a que no. Foto: Reuters/Albert Gea.
¿Hay posibilidades de que llegue a España la cuota progresiva para autónomos? Yo me juego tres sueldos a que no. Foto: Reuters/Albert Gea.

Si estás leyendo esto, es medianamente probable (y lógico) que no conozcas el concepto de la 'cuota progresiva para autónomos'.

Sin embargo, seguro que varias veces has escuchado discursos como este: "Es una vergüenza que los autónomos tengamos que pagar cerca de 300 euros al mes sólo por trabajar, aunque ese mes no ganemos ni un duro".

Parece razonable, ¿verdad? Y lo es, qué duda cabe. Es aquí donde surge la propuesta de la cuota progresiva para autónomos, consistente en que los autónomos españoles, en vez de pagar una cuota mensual fija (el 29,8% de la base de cotización) en función de la base de cotización que eligieron (la mínima en 2016 es de 893,10 euros), lo que paguen sea una cuota variable que dependa de sus ingresos reales cada mes. Es decir, que si un mes no ganas un duro, no pagas ninguna cuota.

¿Tendrá España alguna vez una cuota justa?

La propuesta no puede ser más justa y razonable. De hecho, hay países que ya la aplican. En España, tanto Podemos como Ciudadanos la incluyeron en su programa, mientras que PP y PSOE la han dejado caer alguna vez (aunque a la hora de la verdad nunca se han atrevido).

Como autónomo que soy, la propuesta de que los autónomos paguemos una cuota progresiva en función de nuestros ingresos no es que me parezca necesaria, es que directamente se me antoja imprescindible.

Es por eso que me duele en el alma decir que esta es una admirable propuesta... pero que me apuesto tres sueldos a que nunca (pero nunca, ¿eh?) la veremos en España.

Y para defender mi desalodadora tesis recurro a cuatro argumentos:

1.- No beneficia a casi nadie

Entre los autónomos españoles no hay casi nadie que no diga que esta es una propuesta justa. ¿Casi nadie? En realidad, si algún día ves a un autónomo veterano defendiendo esta medida, créeme: no se ha puesto a hacer números.

Hagamos cuentas (que no serán 100% rigurosas porque mezclaremos dos fuentes, pero sí muy ilustrativas): según las cifras oficiales, a 1 de enero de 2016 España cuenta con 3.167.999 trabajadores por cuenta propia (autónomos).

Por otro lado, según las estimaciones de los colectivos de representación de estos trabajadores, entre el 86% y el 86,3% de los autónomos cotizan por la base mínima. ¿Qué significa esto? Que 2.724.479 autónomos cotizan por 893,10 euros, que vendría a ser su 'sueldo simulado'.

La mayoría gana más de lo que indica su base

No hace falta decir que si de verdad 2,72 millones de los 3,16 millones de autónomos españoles sólo ganasen en torno a 893,10 euros (brutos) al mes, nuestro país estaría en la más absoluta de las ruinas, ¿verdad?

La conclusión, entonces, es evidente: la inmensa mayoría de los autónomos que cotizan por esa cantidad –ya sea por si su situación empeora o por querer ahorrar dinero a corto plazo– en realidad ganan bastante más dinero al mes de lo que indica su base de cotización. [Conviene no pensar que el resto es dinero negro, ya que ese desajuste lo volverán a ajustar con la Declaración de la Renta]

Es momento de hacernos la pregunta: si la inmensa mayoría de los autónomos españoles eligen una base de cotización visiblemente inferior al dinero que ganan realmente, ¿les beneficiaría cotizar por lo que realmente ganan? La respuesta es evidente: ni de coña.

Otra cosa es que la cuota progresiva se aplicase con un porcentaje muy inferior al 29,8% actual. Pero eso, amigos, sí que es una quimera.

La cuota progresiva 'sólo' beneficiaría a los nuevos autónomos. Foto: El Confidencial.
La cuota progresiva 'sólo' beneficiaría a los nuevos autónomos. Foto: El Confidencial.

2.- Los nuevos autónomos son pocos

Entonces, ¿a quién beneficiaría realmente una cuota en función de los ingresos reales? La respuesta también está clara: a los autónomos incipientes, que llevan muy poco tiempo dados de alta y, por tanto, es previsible que aún ganen menos de 893,10 euros al mes.

Soy autónomo desde hace casi seis años y escribo de estos temas desde hace casi cinco. Y cada vez que he hablado con un político del PP o del PSOE sobre implantar una cuota progresiva para los autónomos nuevos, me dan dos argumentos para desechar la propuesta:

2.1.- Ya tienen descuentos.

Es cierto que los nuevos autónomos, sobre todo si son jóvenes, tienen ciertos descuentos. Partiendo de que la cuota mensual mínima es de 267,04 euros, los nuevos autónomos tienen los siguientes descuentos: se deducen un 80% de la cuota los primeros seis meses (la cuota se queda en 50 euros), un 50% durante los seis siguientes (la cuota se queda en 133,52 euros) y un 30% durante los siguientes 18 meses (la cuota se queda en 186,92 euros). 

Además, si estos nuevos autónomos son hombres menores de 30 o mujeres menores de 35 años, esos 186,92 euros de cuota al mes se prolongarán otros seis meses.

¿Es mucho descuento? ¿Es poco? Para los políticos con los que siempre he hablado es "más que suficiente". ¿Por qué más que suficiente? Por el segundo argumento que dan para rechazar la cuota progresiva.

2.2.- Los nuevos autónomos no merecen la pena

Ojo, esto es un argumento muy duro y terriblemente injusto, pero tan cierto como que mañana saldrá el sol. A día de hoy, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos es tremendamente rotatorio: gran parte de las nuevas altas proceden de gente que nunca ha sido autónoma y que, ante la desesperación del paro, deciden probar suerte a la desesperada siendo autónomos.

Por desgracia para todos, una situación desesperada nunca es un buen punto de partida para trabajar como autónomo, ya que los resultados suelen tardar en llegar. Por ello, gran parte de los nuevos autónomos que se dan de alta no consiguen estabilizarse en el tiempo, con lo que más pronto que tarde acaban dándose de baja.

Para muchos políticos, por tanto, la conclusión es tan terrible como evidente: prefieren lanzar medidas para el autónomo estable en el tiempo, no para el ocasional.

Ningún ministro de Hacienda ha querido nunca implantar esta medida. Foto: EFE.
Ningún ministro de Hacienda ha querido nunca implantar esta medida. Foto: EFE.

3.- "Es mucho más complicado"

No hace falta ser periodista: si tienes un amigo que sea funcionario de Hacienda o trabaje en una asesoría, pregúntale por qué es casi imposible que en España se implante una cuota progresiva para los autónomos.

En la respuesta caben dos posibilidades: una, que temen que ese sistema pueda inducir al fraude; otra, que la cuota progresiva implicaría un sistema mucho más complejo.

Una broma (de muy mal gusto)

Ojo, esto no quiere decir que el funcionario sea un vago que no quiere trabajar, sino que el propio sistema de tributación debería complicarse un poco más.

Caray, ¿tantísimo se complicaría? ¿De verdad? ¿De una manera tan tremenda? Parece una broma pensar eso, ya que hay varios países que cuentan con esta cuota. Y sí, seguramente sea (algo) más complicada de gestionar, pero como excusa, la verdad, suena a broma (y de muy mal gusto).

4.- PP y PSOE nunca la apoyarán

Como decíamos al principio, la cuota progresiva formó parte del programa electoral de Podemos y Ciudadanos, pero tanto PP como PSOE ya han demostrado más de una vez que no tienen intención de mover un dedo en favor de esta propuesta.

Y a día de hoy, todos sabemos cómo está formado el Congreso de los Diputados, ¿verdad? Es evidente que, si ni PP ni PSOE apoyan la propuesta, esta nunca saldrá adelante.

Es (casi) imposible que haya un pacto para cambiar la cuota. Foto: Reuters.
Es (casi) imposible que haya un pacto para cambiar la cuota. Foto: Reuters.

¿Y con nuevas elecciones?

Pero, ¿y si, como parece seguro, en primavera tenemos nuevas elecciones? Si hacemos caso a los pronósticos, el Gobierno pasaría a estar comandado por el PP o por Podemos, que de todos modos deberían apoyarse en otros partidos para gobernar.

Si gobierna el PP, ya sabemos que no habrá cuota progresiva. La única posibilidad pasaría por un Gobierno de Podemos que, quizá con el apoyo conjunto –sólo en esta propuesta– de PSOE y Ciudadanos, pueda lanzar la medida.

Pero se nos olvida una cosa: pese a la pírrica victoria del PP en las últimas elecciones, el partido de Rajoy consiguió una mayoría absoluta en el Senado. Y si en las nuevas elecciones también tiene buenos resultados ahí, podrá parar cualquier tipo de propuesta de Podemos.

En definitiva, y a menos que me equivoque en mi apuesta (y créanme, ojalá lo haga): el debate sobre una cuota justa para los autónomos es justo, necesario, maravilloso... Pero en cuanto nos ponemos a darle un par de vueltas, se desvanece por completo.

#emprendedorfurioso

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Nuestro homenaje al Gran Pepe Cuenca: ¡Doctor en matemática aplicada!
When your boyfriend catches you in bed with Obama - Fleabag: Episode 1 - BBC Three
MASTERPIECE | Victoria: UK Preview | PBS

ºC

ºC