Fútbol: Sergio Ramos, un héroe por dejar a su mujer recién parida para entrenar un amistoso

Sergio Ramos, un héroe por dejar a su mujer recién parida para entrenar un amistoso

¿Qué tiene de valeroso dejar a tu mujer aún dolorida y a tu bebé recién nacido para irte a trabajar? Basta ya de eludir las responsabilidades que se tienen como padre y aplaudir a quien lo hace

Foto: La imagen difundida por Sergio Ramos en sus redes sociales.
La imagen difundida por Sergio Ramos en sus redes sociales.

Sergio Ramos, el jugador del Real Madrid, anunció a través de las redes sociales que él y su mujer Pilar Rubio habían sido padres por tercera vez. La llegada del bebé ha coincidido con una concentración de la selección española de fútbol que, además, hoy disputa un partido amistoso contra Argentina.

Ramos no solo ha renunciado al mes de baja por paternidad, también a los dos días de descanso a los que tiene derecho tras el nacimiento de un hijo: acudió al entrenamiento y esta noche jugará el partido contra el equipo de Messi.

El seleccionador Julen Lopetegui ha alabado el gesto del capitán de la Roja: “Ha hecho un esfuerzo extraordinario por venir a entrenar, cosa que lógicamente él podía haberse saltado. Pero no lo ha hecho, demostrando claramente la mentalidad que tiene y que, además, nos encanta”.

Así que en pleno 2018, si dejas a tu mujer recién parida con tu hijo de menos de 24 horas sigues siendo recibido por la sociedad como un héroe, como una persona comprometida con su trabajo y con una actitud sobresaliente. Pues bien, dista mucho de ser un gesto admirable. Más bien es pueril e irresponsable.

El seleccionador español, Julen Lopetegui. (Reuters)
El seleccionador español, Julen Lopetegui. (Reuters)

Que uno de los dos progenitores, el varón, cuente con el respaldo de la sociedad para desatender sus labores de crianza, obliga a la otra parte, la mujer, a encargarse a tiempo completo de los cuidados y la familia. El mensaje que se lanza a los más jóvenes es nefasto y contrario a esa igualdad que buscamos para avanzar como sociedad.

No podemos obviar que una figura como Sergio Ramos es además un referente para muchísimos niños y adolescentes. Los futbolistas son, probablemente y por encima de cualquier otra profesión, sus ídolos más destacados. Si ellos se comportan como si estuviéramos en los años cincuenta, eludiendo su corresponsabilidad como padres, no sé qué podemos esperar de las generaciones que vienen detrás.

Su actitud, y la del seleccionador, refuerza los estereotipos que los sitúan como proveedores y a nosotras como amas de casa y esposas sumisas. La igualdad comienza por liberar de una vez a las mujeres de las labores domésticas y del suelo pegajoso que las impide mejorar laboralmente y que, sin embargo, impulsa la carrera de sus parejas.

Imaginad qué pasaría si con menos de 24 horas de vida una madre decide quedar con sus amigas porque necesita relajarse de la angustia del parto


Es realmente cansado percatarse de que después del 8-M, de los múltiples esfuerzos que se han hecho por hacer comprender a la población que no nacimos con un gen para cambiar pañales y preparar biberones, después de todas las propuestas y peticiones para que se tome en consideración equiparar los permisos de paternidad y maternidad, de concienciar a la población masculina de que la crianza es cosa de dos, resulta que una parte considerable de la sociedad opina que estar con tu bebé recién nacido —si naciste con un pene entre las piernas— es un derecho y no una obligación.

¿Qué tiene de valeroso dejar a tu mujer aún dolorida y a tu bebé recién nacido para irte a trabajar? Basta ya de eludir las responsabilidades que se tienen como padre y aplaudir a quien lo hace.

Son muchos los comentarios en redes sociales que señalan que el jugador de fútbol debe tener la opción de elegir. Hablan de conciliar como si fuese un derecho y no una obligación. Yo me pregunto: ¿también nosotras podemos escoger, entonces? Si después de nacer, ninguno de los dos progenitores quiere hacerse responsable, ¿qué ocurre con la criatura? ¿Se cría en la selva con los monos? Si no piensan encargarse de su propia descendencia, que no los tengan.

Nosotras no tenemos que ser las niñeras de la humanidad. Asegurar que para un padre ocuparse de su bebé recién nacido es un derecho o una cuestión de libertad, además de ridículo, convierte la crianza en una carga inevitable para la madre. Como si no tuviera suficiente con recuperarse del parto.

Habrá también quien piense que soy una exagerada, que no es para tanto que se ausente unas horas para entrenar y otras tantas para el partido. Estupendo, démosle la vuelta. Imaginad que con menos de 24 horas de vida la madre decide quedar con sus amigas porque el embarazo y el parto han sido angustiosos y necesita un poco de relax. Que él se quede solo con el bebé hasta que ella vuelva.

Ya os digo yo lo que ocurriría, porque tenemos precedentes: la lincharían. Eso fue exactamente lo que le pasó a la cantante Soraya cuando, a la semana de nacer su hijo, colgó una foto cenando con su marido mientras los abuelos cuidaban del recién nacido.

De cara a la galería, todo el mundo está a favor de la igualdad y de repartir tareas y cuidados, pero finalmente acaban siendo nuestros hombros los que soportan el peso de la crianza. Qué lástima que referentes y figuras públicas fomenten y refuercen con su comportamiento los roles de género y estereotipos tóxicos contra los que nos hemos manifestado el pasado 8 de marzo. Que los hombres, la jefatura y la sociedad tomen conciencia de que los cuidados no son obligación ni responsabilidad de la mujer es clave para alcanzar la ansiada igualdad.

Le diría a Sergio Ramos que ha perdido una estupenda oportunidad para dar un gran ejemplo a los chicos que le admiran. A nosotras, al contrario que a Lopetegui, no solo no nos encanta sino que nos defrauda. Desde luego, yo me quedo con el discurso de Sarunas Jasikevicius, el entrenador lituano de baloncesto que respondió así cuando uno de sus jugadores no acudió a una semifinal para estar con su hijo recién nacido. Sus palabras sí que son dignas de admirar.

Con dos ovarios

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios