La adolescencia y su desarrollo psicosocial: cómo los adolescentes establecen su identidad

La adolescencia es el periodo en el desarrollo que transforma a los niños en adultos. Durante esta etapa, se suceden cambios en todas las áreas. Ya

Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    La adolescencia es el periodo en el desarrollo que transforma a los niños en adultos. Durante esta etapa, se suceden cambios en todas las áreas. Ya hemos tratado antes del desarrollo físico y cognitivo y en este artículo completaré el proceso explicando el desarrollo psicosocial que ocurre durante la adolescencia, que es fundamentalmente una búsqueda de la identidad por parte de los adolecentes.

    Esta búsqueda comienza con lo que se denomina la crisis primaria, una crisis en la cual los jóvenes luchan por encontrar la combinación apropiada entre autoafirmación y solidaridad grupal. Este es el momento del descubrimiento de sí mismo.

    Sobre todo en los primeros años, los adolescentes suelen tener varias identidades. Muchos experimentan, desarrollando múltiples “yo”, probando diversos roles y personalidades.

    El logro de la identidad es el objetivo final, que se alcanza cuando los adolescentes reconsideran todos los objetivos y los valores establecidos por sus padres y por la cultura, aceptando algunos y rechazando otros.

    1. En la actualidad, los investigadores consideran que hay cuatro caminos hacia la identidad:

    Difusión: Es lo opuesto al logro de la identidad. Los jóvenes que muestran difusión tienen dificultades para cumplir con las demandas habituales de la adolescencia, como completar las tareas escolares, encontrar un trabajo, hacer nuevos amigos y pensar en el futuro. La difusión no es tanto un tipo de identidad como la carencia de ella, la ausencia de autodefinición o compromiso. Un ejemplo de difusión puede ser un adolescente al que las críticas de los padres o los plazos vencidos de un trabajo parecen resultarle indiferentes.

    Identidad Prematura: Ocurre cuando los jóvenes acortan su búsqueda sin cuestionarse sus valores tradicionales o adoptando una identidad preformada. Estos jóvenes podrían aceptar los roles y las costumbres de sus padres o de su cultura en lugar de explorar alternativas y forjar su propia identidad. Un ejemplo podría ser un varón adolescente que siempre ha tenido previsto seguir los pasos de su padre. Si el padre fuese médico, el hijo estudiaría medicina.

    Identidad negativa: Algunos adolescentes deciden que los roles que los adultos les ofrecen son inalcanzables o no les resultan atractivos, aunque no pueden encontrar alternativas que sean verdaderamente propias. La reacción puede ser una identidad negativa, es decir, contraria a lo que se espera de ellos. El factor fundamental en la identidad negativa no es la identidad en si misma sino el desafío rebelde que subyace a ella. Por ejemplo el hijo de un maestro se niega a ir a la universidad.

    Moratoria de la identidad: Por último, en el proceso de búsqueda de una identidad madura, muchos jóvenes declaran una moratoria de identidad, una especie de receso. Es una pausa en la formación de la identidad. Se exploran alternativas pero se pospone la identidad definitiva. No es necesariamente dañina. Un ejemplo podría ser una academia militar o una misión religiosa o viaje.

    2. Según los investigadores, estos caminos hacia el objetivo final, se suceden en cuatro escenarios diferentes:

    Religioso: La identidad religiosa es importante para los adolescentes, porque los valores son importantes como guía. La mayoría de jóvenes completa su búsqueda de identidad religiosa hacia los 30 años.

    Sexual: Los adolescentes logran la identidad sexual o de género, no solo resolviendo su orientación sexual, sino también eligiendo características específicas de la conducta y los roles masculino y femenino.Lograr la identidad étnica para los adolescentes es difícil, ya que conlleva combinar pasado y futuro

    Político: En la actualidad, la identidad política se suele expresar a través de la identidad étnica, lograr la identidad étnica para los adolescentes es difícil, ya que conlleva combinar pasado y futuro.

    Vocacional: Así como las identidades sexual y étnica se han vuelto mucho más complejas, también lo ha hecho la identidad vocacional. Es casi imposible lograr la identidad vocacional antes de los 20 años, ya que muchos trabajos son desconocidos para los adolescentes y porque el empleo de los adolescentes pocas veces conduce a una carrera.

    Es importante reconocer que una persona no logra la identidad de una sola vez, sino que busca el camino en cada escenario, siendo algunos aspectos más fáciles de encontrar que otros.

    Así por ejemplo, un adolescente puede tener una identidad religiosa prematura, lograr la identidad sexual, mostrar difusión en política y estar en moratoria en la identidad vocacional.

    3. El apoyo social

    La red social crece en tamaño y en importancia durante la pubertad, más a menudo en beneficio del adolescente que en su contra. Los padres son fundamentales como apoyo y guía. Siguen influyendo en sus hijos, a pesar de las peleas. La comunicación por parte de los adultos de referencia es muy útil en cuestiones de importancia como la vocación futura y la sexualidad.La comunicación por parte de los adultos es muy útil en cuestiones como la vocación futura y la sexualidad

    Las relaciones de los adolescentes con los pares facilita la transición de la infancia a la vida adulta. La mayoría de los adolecentes valoran las opiniones de sus iguales. La presión de los pares puede ser beneficiosa o perjudicial, dependiendo de la elección de amigos que haga el adolecente.

    Las amistades y las parejas comienzan en la adolescencia y se vuelven cada vez más importantes para el concepto personal y la maduración. Que un adolescente determinado se vincule afectivamente o sea sexualmente activo depende de muchos factores tanto personales como culturales.

    La adolescencia es la transición de una realidad infantil a la vida adulta, de ahí su complejidad y dificultad. Los jóvenes que sufren este proceso sienten confusión y es importante que como adultos podamos estar disponibles para servir de guía, ayudándoles a completar este proceso y favoreciendo una transición adecuada a la vida adulta.

    Relación Padres e Hijos
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios